VIOLENCIA EN ALMERÍA

Fuerte dispositivo de seguridad para evitar incidentes en Roquetas

El apuñalamiento de un subsahariano por un agresor presuntamente de etnia gitana provocó el viernes enfrentamientos en las calles.

Graves altercados en Roquetas de Mar tras la muerte de un guineano

Graves altercados en Roquetas de Mar tras la muerte de un guineano Efe

  1. Roquetas de Mar
  2. Violencia

Una aparente tranquilidad reina en el barrio de Roquetas de Mar, Almería, tras los violentos incidentes que sucedieron a la muerte de hombre guineano presuntamente apuñalado en una reyerta con jóvenes de etnia gitana por una discusión de tráfico. Un centenar de antidisturbios vigila esta localidad de la costa almeriense, que esta misma semana vendió íntegramente el Gordo de la Lotería de Navidad. Sin embargo, los comercios están cerrados por recomendación de la Subdelegación del Gobierno.

El subdelegado del Gobierno en Almería, Andrés García Lorca, ha asegurado que la situación en el barrio de Cortijos de Marín es de "absoluta normalidad", aunque se mantiene la vigilancia policial ante posibles "rebrotes". El alcalde de Roquetas, Gabriel Amat, también ha calificado de "aislados" los incidentes ocurridos el viernes. Amat ha dicho que en Roquetas conviven personas de 110 nacionalidades diferentes.

"Lo ocurrido ayer (viernes) no responde a un problema de integración, ya que la convivencia se demuestra día a día y no con hechos aislados", ha dicho Amat durante una visita a Cortijos de Marín, barrio en el que fue encontrado el cuerpo sin vida de este hombre nacido en Guinea Bissau.

Situación de "absoluta normalidad"

En declaraciones a los medios tras los actos del Día del Pendón en la capital almeriense, García Lorca ha insistido en que "la situación es de absoluta normalidad; los incidentes que tuvieron lugar el viernes han finalizado".

Un centenar de efectivos de la Guardia Civil permanecen en Roquetas de Mar.

Un centenar de efectivos de la Guardia Civil permanecen en Roquetas de Mar. Efe

"Estamos patrullando en el interior del casco urbano de Roquetas de Mar por si hubiera algún rebrote, pero ahora mismo no se aprecia ningún problema de inmediato", ha añadido.

En este sentido, el subdelegado ha dicho que se mantiene la vigilancia en las viviendas de familias de etnia gitana y que ahora sólo están "pensando en darle sepultura o en repatriar el cadáver del ciudadano de Guinea Bissau".

Ningún detenido

Además, ha informado de que no se ha detenido a ninguna persona relacionada con el homicidio, así como que no se ha arrestado a ningún participante en unos disturbios que "fueron mínimos para una población de 3.000 subsaharianos", añadiendo que "no participarían ni treinta personas, menos del 1%".

Los altercados, que comenzaron sobre las siete de la tarde del viernes, con "fuegos incontrolados" en contenedores y otros puntos de la localidad, cesaron al caer la noche, según señalan a Efe fuentes del instituto armado y vecinos del barrio.

En esta zona, en la calle Valle de Orotava, fue encontrado muerto el guineano, agredido por una o más personas de etnia gitana, según señaló la Subdelegación del Gobierno.

Una noche tensa

"Fuegos incontrolados" y altercados en distintos puntos la localidad. La tensión se disparó el viernes en Roquetas de Mar (Almería), tras una jornada en la que la muerte por agresión con arma blanca de un hombre de 41 años, originario de Guinea Bissau, encendió los ánimos en el mismo lugar que hace unos días celebraba la fortuna de haber sido agraciada con buena parte del Gordo de Navidad.

Fuentes de la Subdelegación del Gobierno informaron anoche de que el agresor o agresores del fallecido eran gitanos, por lo que un cordón policial trató de evitar enfrentamientos en el barrio de Cortijos de Marín entre inmigrantes subsaharianos y los vecinos de este barrio, donde viven muchas personas de esa etnia. Los Bomberos solicitaron protección para llevar a cabo las labores de extinción de los fuegos.

Portavoces del 112 de Andalucía y los Bomberos de Poniente indicaron también a Efe que se recibieron diversos avisos de incendios en contenedores y mobiliario urbano en calles como Pórtugos, Odessa o Serranía de Ronda, de forma que todos los efectivos del parque de El Ejido (Almería), a excepción de dos que se encuentran de guardia, fueron movilizados.

Por una discusión de tráfico

Los hechos se produjeron después de que en la mañana del viernes fuera hallado el cuerpo sin vida de un guineano que presentaba una herida por arma blanca en el abdomen, recibida, según las primeras hipótesis de la Guardia Civil, durante una discusión de tráfico.

El servicio de emergencias 112 fue alertado por varios particulares sobre las cuatro de la mañana de la presencia de un cadáver en la calle Valle de la Orotava de Roquetas, que, según los efectivos de la Guardia Civil y del 061 que acudieron al lugar, correspondía a un hombre de 41 años que presentaba signos de violencia.

Tras los hechos, y una vez que tuvo conocimiento la familia de lo ocurrido, ya hubo altercados en la zona, por lo que desplazaron al lugar más de 40 agentes. Fue preciso que se desplazasen hasta el lugar patrullas de la Guardia Civil de los cuarteles de Aguadulce, Roquetas de Mar, El Ejido y la Comandancia de Almería, apoyados por la Policía Local de Roquetas de Mar. Por el momento, no se han producido detenciones y continúa la búsqueda de los autores del crimen.

Hace ocho años también se registraron disturbios en Roquetas de Mar, en el Barrio de las Doscientas Viviendas, tras la muerte violenta de un senegalés a manos de un vecino de ese barrio.

El Ejido, en el recuerdo

Los hechos recuerdan inevitablemente a los sucesos de El Ejido, a sólo 25 kilómetros de Roquetas, en el año 2000. El asesinato de una española a manos de un inmigrante desató una ola de violencia que dejó al menos 22 heridos. Decenas de vecinos de El Ejido arrasaron locales con sello extranjero, como una mezquita, locutorios telefónicos, carnicerías y restaurantes e incendiaron varios coches.