Cataluña

JxS ofrece a la CUP un plan de choque de 270 millones

El preacuerdo también incluye paralizar todos los desahucios y varios procesos privatizadores.

JxS ofrece a la CUP un plan de choque de 270 millones

JxS ofrece a la CUP un plan de choque de 270 millones Efe

El grupo parlamentario de JxS ha presentado este martes su propuesta de acuerdo para investir a Artur Mas, que la CUP deberá ratificar en su asamblea nacional fijada para este domingo en Gerona. Después de meses de negociación, JxS ha presentado un preacuerdo que incluye una serie de medidas sociales para tratar de convencer a las bases de la formación anticapitalista.

Entre las 35 medidas que figuran en el documento, JxS ha propuesto un plan de choque social de 270 millones de euros para abordar los desahucios y la pobreza energética e infantil. Esta partida de 270 millones se puede aplicar con la prórroga de los actuales presupuestos. En el documento, no obstante, figuran otras medidas más ambiciosas que requieren de la aprobación de unos nuevos presupuestos. Entre las medidas propuestas está una renta mínima de inserción y la paralización de todos los desahucios por motivos económicos, siguiendo el modelo municipal que se está empleando en algunas ciudades catalanas como Badalona.

El preacuerdo también prevé paralizar la tramitación del complejo hotelero y de juego BCNWorld, que no se reanudará hasta que no haya consenso entre las dos formaciones. Respecto a los procesos privatizadores de la sanidad, se establece una moratoria para nuevas privatizaciones y JxS se compromete a iniciar una reversión de esos procesos. Las medidas del documento son específicas para cada provincia catalana.

Tal y como propuso Artur Mas en la sesión de investidura, la presidencia recaería en Artur Mas junto a 3 vicepresidencias fuertes que asumirían distintas comisiones de Gobierno. “No investimos un presidente sino una presidencia formada por un equipo de cuatro personas”, ha precisado Romeva. En el caso de ser investido Mas, el acuerdo político contempla una moción de confianza al cabo de un año, tal y como propuso el president el pasado noviembre.

El resto del documento prevé medidas para desplegar la declaración de ruptura aprobada el pasado 9 de noviembre así como su anexo. También sienta las bases para iniciar un proceso constituyente con la participación de la ciudadanía y trata de dotar de “seguridad jurídica” los siguientes pasos que dé el Parlament hacia la ruptura.

El portavoz del grupo parlamentario, Raül Romeva, ha insistido en que el documento, de 61 páginas, es una simple propuesta de acuerdo que debe ser ratificada por las bases de la CUP. “Los negociadores de la CUP nos han dejado muy claro que su mandato era venir a recoger la propuesta”, ha especificado.

Durante la tarde del lunes los negociadores de la CUP y de JxS estuvieron reunidos durante más de tres horas. Una vez acabadas las reuniones, pasadas las 8 de la tarde, la dirección de JxS se quedó trabajando en los despachos del Parlament hasta pasadas las 11 de la noche, según cuentan fuentes parlamentarias.

La propuesta no es vinculante y deberá ser refrendada por la militancia de la CUP, que se reunirá este domingo en Gerona para decidir si acepta el preacuerdo fraguado durante tres meses de arduas negociaciones en el Parlament. La votación será secreta.