ELECCIONES GENERALES

Sigue la 'operación Soraya': su imagen, al mismo nivel que Rajoy en los carteles

El PP empapela ciudades y pueblos con la foto de la vicepresidenta para presumir de que el partido "tiene cantera".

Soraya Sáenz de Santamaría en los carteles del PP

Soraya Sáenz de Santamaría en los carteles del PP

El Partido Popular no solo vende la imagen de su candidato a la Presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, en los carteles electorales que se han pegado durante esta madrugada. El equipo de campaña del PP ha decidido empapelar también ciudades y pueblos con el rostro de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, la 'número dos' de la candidatura por Madrid, para dejar claro a los ciudadanos que en su partido “hay equipo y cantera” en el caso de que los resultados electorales no sean los esperados y haya que sustituir a Rajoy.

La mano derecha del presidente ocupó un lugar destacado ayer a medianoche en el pistoletazo de salida a la campaña electoral más reñida de la historia. Acompañó al presidente del Gobierno al escenario que ocupaba la entrada de la sede de los populares en la madrileña sede de Génova. Aunque ella no tomó la palabra y escuchó atentamente las palabras que le dedicaron al candidato la presidenta del partido en Madrid, Esperanza Aguirre, y la presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes, Sáenz de Santamaría fue la encargada de pegar el primer cartel electoral de la campaña. El rostro que se veía era el de Mariano Rajoy, no el suyo.

Será la ministra más poderosa de todo el Gobierno del PP la que se enfrentará al debate a cuatro que se disputará este lunes en Atresmedia con los demás aspirantes a la Presidencia del Gobierno. En el PP cuentan con que Sáenz de Santamaría ganará “por goleada” a Pedro Sánchez (PSOE), Albert Rivera (Ciudadanos) y Pablo Iglesias (Podemos). “Es una magnífica parlamentaria, ha debatido en los debates más difíciles en el Congreso y tiene todo el Gobierno en la cabeza”, alaba un compañero de partido. A su favor también cuenta “ser mujer, joven y con una dilatada experiencia”.

El PP ha puesto en marcha la 'operación Soraya' por si los pronósticos electorales fallan y Mariano Rajoy no consigue gobernar. En ese caso, podrían pasar dos cosas: que el PP fuera la lista más votada pero que su socio natural, Ciudadanos, pidiera la cabeza de Rajoy para facilitar la investidura de Sáenz de Santamaría; o que se formara un Gobierno de coalición entre Ciudadanos y PSOE y Rajoy convocase un Congreso extraordinario para elegir sucesor, donde podría haber más de un aspirante a ocupar el sillón del presidente.

Pese a tener este plan B guardado en el cajón por si acaso, el partido conservador está volcado en la campaña electoral que creen que va a beneficiar al candidato Rajoy. “Va a recorrerse la España rural para conseguir al menos un tercio de los votos de los que todavía no saben a quién van a votar”. El jefe de campaña, Jorge Moragas, quiere mostrar a un candidato “cercano” y que tenga “empatía” con los españoles, sobre todo con los más castigados de la crisis. El mensaje que quieren dejar es que solo Mariano Rajoy transmite “estabilidad y experiencia” a España y arremeterán duramente contra Ciudadanos, el partido que está robando votantes a derechas e izquierdas.

Hace solo un mes y medio, Sáenz de Santamaría arrasó en el plató de El Hormiguero, donde más de tres millones de españoles la vieron bailar la coreografía de Uptown Funk, de Mark Ronson y Bruno Mars, y durante toda la noche fue trending topic (lo más visto y comentado) en Twitter, donde generó más de 2.000 tuits a la hora. La semana pasada se adentró en el programa de aventuras de Cuatro de Jesús Calleja y mostró a los ciudadanos que no hay nada que se le resista. La 'operación Soraya' está en marcha.