EL ELECTORADO DE IZQUIERDAS

El voto útil irrumpe en la campaña más compleja

Sánchez coquetea con los votantes de Podemos ante el pronóstico de las encuestas. En juego, más del 20% de los votantes de Iglesias.

Pablo Iglesias, en la sede de Podemos.

Pablo Iglesias, en la sede de Podemos.

El mapa político ha cambiado pero hay clásicos que, como algunas tendencias, siempre vuelven. El candidato del PSOE a la presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, hizo este miércoles un llamamiento al voto útil de la izquierda para derrotar a Mariano Rajoy.

"Ahora que Podemos está desplomándose" en las encuestas, "el votante de izquierdas tiene que concentrar su apoyo en el único partido que puede ganar a las dos derechas, la de Rajoy y la de Rivera", dijo Sánchez en un desayuno informativo en Madrid. 

El equipo de campaña de Sánchez cree que el partido de Pablo Iglesias está en caída libre. Lejos queda enero, cuando alguna encuesta situaba a Podemos como primer partido del país. Ahora que faltan poco más de dos semanas para la cita con las urnas, el PSOE cree poder atraer a parte de los votantes de Podemos que en el último año han dejado de confiar en las propuestas socialistas.

Según Sánchez, Iglesias es un desastre para las expectativas políticas de cambio en España. "Trabajó para Izquierda Unida y ahora parece que ha acabado trabajando para la izquierda desunida", dijo. Para el jefe de la oposición, Iglesias sólo quiere que gobierne la izquierda si él es presidente. "Si hay opciones para que gobierne la izquierda, si no es él, prefiere que gobierne el PP", dijo. 

Pero, ¿de cuántos votantes se trata? Podemos recela de los términos izquierda-derecha. Prefiere otros, como arriba-abajo, nuevo-viejo o simplemente cambio-continuidad. El siguiente gráfico revela que comparte con el PSOE parte del espacio político.

Aunque para expertos demoscópicos el electorado de Podemos es fiel y su núcleo se sitúa en torno al 10%, la apelación al voto útil puede tener un efecto. Sin embargo, la elaboración de encuestas de intención de voto y el estudio del comportamiento de los votantes es en estas elecciones especialmente complicado por la aparición de nuevos partidos y el propio cambio de la piel electoral de España, hoy mucho más fragmentada que hace cuatro años. 

El siguiente gráfico, hecho a partir de datos del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) expresa la probabilidad de votar a uno u otro partido entre votantes o simpatizantes de Podemos y el PSOE. 

De los datos se extrae la conclusión de que el 27% de los votantes o simpatizantes de Podemos podrían votar al PSOE alguna vez, mientras que un 25% de los del partido de Pablo Iglesias podrían volverse socialistas (para más información sobre el perfil de los votantes, puedes consultar este análisis de Kiko Llaneras). 

Según Íñigo Errejón, hablar de "voto útil" en la izquierda es "la misma cantinela de siempre". Antes ocurría con Izquierda Unida y ahora se activa para frenar al partido de Pablo Iglesias. En conversación con EL ESPAÑOL, el secretario político de Podemos lamenta que el PSOE "no está entendiendo España". "En vez de agrupar el voto de izquierdas hay que agrupar el voto del cambio" porque "la teoría de decir que viene el coco ya no funciona".

Para Podemos, el PSOE fundamenta su discurso electoral en la reivindicación del pasado. Por eso recuerda insistentemente los logros de los gobiernos socialistas en materia social como la puesta en marcha de los servicios públicos de la década de los 80. Pero los ciudadanos no votan por miedo sino por expectativas, según se encargó de recordar Pablo Iglesias a Sánchez en el debate del lunes. "El PSOE tiene que dejar de apelar al voto útil y decir de una vez por qué es mejor para España", según Errejón. 

En un acto este miércoles, Iglesias contestó a Sánchez que "el voto útil es el morado. Es fundamental que estemos por encima, porque así el PSOE se ve obligado a cambiar, como en Madrid o en Cádiz. Pero si puede elegir entre Ciudadanos, Podemos o el PP, por desgracia, se pondrían de acuerdo con ellos", auguró.