DENTRO DE LA CAMPAÑA

Las cinco estrategias electorales de Pedro Sánchez

Estos son los actos y mensaje clave de la campaña electoral del PSOE, que empieza este jueves.

Sánchez, con sus barones en la presentación de la reforma de la Constitución.

Sánchez, con sus barones en la presentación de la reforma de la Constitución.

Pedro Sánchez superó el primer debate. Esa es, para muchos en el PSOE, la noticia que permite al partido lanzarse a mitinear por toda España para alcanzar la fórmula aritmética que coloque a su líder en el palacio de la Moncloa. 

Pocos fuera de la Ejecutiva del PSOE se atrevían a asegurar con entusiasmo que Sánchez ganó el debate frente a Albert Rivera y Pablo Iglesias. Varios candidatos socialistas reconocieron en conversación con EL ESPAÑOL que no lo vieron, bien porque dieron prioridad a otros compromisos o porque sencillamente prefirieron hacer otra cosa. Tampoco algunos antiguos pesos pesados del partido, que optaron por una cena u otros compromisos antes que ver a su secretario general batirse contra los temidos representantes de la nueva política.

El PSOE enfila así su campaña electoral: haciendo campaña con disciplina y compartiendo en privado algunos augurios desalentadores. Sin embargo, fuentes del PSOE reconocen que Sánchez acudió al debate bien preparado y que no cometió errores de bulto que pudieran sentenciar sus posibilidades.

El número dos del partido, César Luena, exhibió en rueda de prensa el optimismo oficial y confió en que el PSOE será la primera fuerza, por delante del PP. Fue en la presentación de la campaña electoral, que apuesta por las siguientes cinco estrategias para vencer a Mariano Rajoy:

Un carrusel de actos por toda España

Con la campaña llega el ajetreo, las banderas, los himnos y más de un exceso verbal. Es la caravana de actos en la que Sánchez, y en menor medida otros líderes, viven durante quince días.

La del líder del PSOE lo llevará a Barcelona en dos ocasiones. También a Madrid, su circunscripción de origen, para la pegada de carteles y el cierre. Sin embargo, los mítines que más interés concitarán son los dos que compartirá en Sevilla y Málaga con Susana Díaz, que apoya oficialmente a Sánchez pero que según muchos está esperando su momento para luchar por el liderazgo del PSOE.

Con Felipe González coincidirá en Badajoz; con Zapatero, de momento, en ningún sitio. Sin embargo, Díaz sí participará en actos con todos los exvicepresidentes. Tanto Zapatero como González serán protagonistas en cuatro actos. Alfredo Pérez Rubalcaba irá a ocho localidades. El presupuesto de la campaña de Sánchez es de 9 millones de euros. Es "un 30% menos" que en 2011, según Luena.

Mayoría

"Un futuro para la mayoría" es el lema escogido por el PSOE para estas elecciones. Consciente de que su espacio electoral y sociológico se ha estrechado por la aparición de nuevos partidos, los responsables de la campaña defienden un proyecto moderado. En él, argumentan en el PSOE, se pueden sentir cómodos tanto los votantes de PP y Ciudadanos que se sitúan en el centro como los de Podemos que no son de extrema izquierda. 

Los mayores

Hasta 14 personas van desfilando en el primer vídeo de campaña, presentado por Luena este martes. Menos de un puñado aparentan menos de 30 años y la mayoría son de mediana o avanzada edad. Los responsables del PSOE restan importancia al debate de este lunes, aún cuando creen que Sánchez no estuvo mal. En las encuestas hechas por internet sobre el ganador, Sánchez no convenció. Sólo el 6% le otorgan la victoria en la que EL ESPAÑOL difundió por Twitter, por ejemplo. 

El PSOE es consciente de que su electorado no es el más joven, ni el más formado, ni el más urbano. Por eso apela a unos votantes que este lunes no estaban pendientes de internet para decidir su voto. La mayoría del PSOE es mayor. 

La nostalgia

Iglesias reprochó a Sánchez que pretendiese fundamentar su campaña en los logros de los años 80 y argumentó que el líder del PSOE no tiene más programa que el pasado de su partido.

Por su parte, Sánchez empezó a reivindicar este lunes la herencia recibida de Zapatero: la ley de dependencia, del aborto y la que reguló los matrimonios entre personas del mismo sexo, entre otras. El candidato socialista, que nunca ha ocultado que prefiere a González a Zapatero, pasó página al sentimiento de culpa que su partido arrastraba desde 2011, cuando Zapatero fue apartado por sus vínculos con la crisis económica. En las últimas semanas, el PSOE ha recuperado también el puño y la rosa. Sánchez quiere proyectar lo mejor de ser joven y lo mejor de un partido centenario. 

Corrupción en el PP

"Rajoy ha sido uno más de los del PP que se han repartido el botín" de la corrupción, dijo Luena este martes. "¿Rajoy conoce al que rompió el ordenador a martillazos? Yo le digo a Rajoy y al que rompió el ordenador a martillazos que a memoria de toda la sociedad no se rompe a martillazos. Eso es imposible", según él.

El PSOE va a incluir la corrupción como uno de sus asuntos de campaña. Los SMS a Luis Bárcenas o los papeles del extesorero del PP serán parte del discurso del que Sánchez quiere distanciarse como "un político limpio" que dice ser.