GENERALITAT DE CATALUÑA

ERC cierra filas con Mas mientras la CUP mantiene abiertas todas las opciones

Antonio Baños recuerda que la votación del domingo no era vinculante y pide calma. “Todas las opciones siguen abiertas”, asegura.

Artur Mas comparece ante los medios en Barcelona.

Artur Mas comparece ante los medios en Barcelona. Efe

La jornada de debate que celebró el domingo la CUP en Manresa ha generado un cisma en el soberanismo catalán, que cree que el pacto con Junts Pel Sí (JxS) está más alejado después de la votación de las bases anticapitalistas. El nuevo rechazo a Mas por parte de la militancia asamblearia aleja la articulación de un nuevo Govern y acerca unas elecciones anticipadas en marzo, algo que ningún actor independentista desea ahora mismo.

El cabeza de lista de ERC para las próximas generales, Gabriel Rufián, ha querido cerrar filas con Artur Mas este lunes y ha pedido “tranquilidad y pragmatismo” al independentismo catalán. Rufián, sin embargo, ha dejado entrever que JxS no está dispuesta a ceder: “No queremos elecciones pero nuestro candidato es Mas, sin lo que él representa no se hará la independencia”, ha afirmado el candidato de ERC. “Para nosotros no hay plan B”, ha remachado.

ERC, que se ha visto enmedio del fuego cruzado entre CDC y la CUP durante los dos meses posteriores a las elecciones, intentará ejercer de bisagra entre las posturas de los dos partidos que ahora mismo bloquean la formación de un Govern. La formación republicana, no obstante, rehúye la posibilidad de proponer un candidato alternativo a Mas y asegura que “no se moverán ni un milímetro” en este sentido.

Rufián ha incidido en la idea de que el bloqueo a la investidura favorece al sector constitucionalista. “Nuestros adversarios reales son Ciudadanos, el PP y el PSOE”, ha explicado. “Ahora mismo deben estar brindando después de lo que sucedió ayer por la noche en la asamblea de la CUP”. Según el cabeza de lista de ERC, si la CUP quiere comprobar que Mas está comprometido con la independencia, lo mejor que pueden hacer es investirle president para corroborarlo.

Baños pide tranquilidad

El número 1 de la CUP, Antonio Baños, ha intentado proyectar un mensaje de tranquilidad al soberanismo y ha afirmado que “todas las opciones siguen abiertas” cuando se le ha preguntado si la CUP aún podía votar a favor de Artur Mas. “Si hacemos una asamblea y se dice que votemos a Mas, obedeceremos”, ha zanjado Baños, que sin embargo ha recordado que su preferencia es otra. “Entre Mas y marzo hay un gran espacio, que es donde nos movemos”.

El diputado de la CUP ha recordado que lo que se celebró el domingo en Manresa fue un “debate nacional” y no una asamblea, que es donde la formación toma sus decisiones. La votación de domingo no era vinculante, se contabilizó a mano alzada y los militantes podían votar más de una opción.

“Lo más fácil era votar ‘no’ a Mas”, resumía un militante el domingo en Manresa. “Ya veremos qué votarán las bases el día que esto implique realmente ir a unas elecciones anticipadas”. Fuentes de la CUP aseguran que la votación de ayer no cambia nada y que el escenario sigue siendo el mismo. Según estas fuentes, hasta la fecha la formación anticapitalista ha negociado con JxS con las mismas premisas: plan de choque social, proceso constituyente y presidente alternativo a Mas.

La número 2 de la formación, Anna Gabriel, se ha mostrado más pesimista y ha recordado que no sólo Mas es el principal escollo. Gabriel ha explicado en una entrevista en Catalunya Ràdio que la reversión de algunas privatizaciones también sigue siendo un escollo importante, ya que JxS no está dispuesta a tirar atrás estas privatizaciones, que ni siquiera consideran como tales. Gabriel, del sector más reacio a investir a Mas, ha puesto como ejemplos la privatización de la empresa de Aguas del Ter y Llobregat (ATLL) y el consorcio sanitario de Lleida.

La asamblea definitiva, este diciembre

La formación anticapitalista se ha emplazado a tomar la decisión definitiva sobre la investidura de Mas en una futura asamblea con toda la militancia. Esta asamblea, cuya votación sí será vinculante, se podría celebrar el próximo 13 o 27 de diciembre, según fuentes de la formación. Todo indica, sin embargo, que será el 27 ya que los diputados tienen el mandato de seguir negociando.

Será entonces cuando la CUP deberá tomar una decisión definitiva, con el horizonte de convocar elecciones anticipadas si no se ha llegado a un acuerdo antes del 10 de enero. La formación asamblearia dispone así de todo el diciembre para intentar llegar a un acuerdo con JxS y podrá aprovechar los resultados de las elecciones generales. Las encuestas anticipan un batacazo de CDC que les podría hacer repensar la posibilidad de concurrir a unas elecciones anticipadas en marzo.