PIDE "PRUDENCIA Y EQUILIBRIO"

El Gobierno dilata su postura en la guerra contra el terrorismo

El PP abre la puerta a reformar el Código Penal, pero sigue sin concretar ayudas militares a Francia. 

Soraya Sáenz de Santamaría muestra un mapa de las tropas españolas.

Soraya Sáenz de Santamaría muestra un mapa de las tropas españolas. EFE

Todavía no ha habido una conversación formal con Francia sobre cuál será la ayuda que prestará España a la lucha contra la yihad, pero el Ejecutivo de Mariano Rajoy está dispuesto a reformar el Código Penal para reforzar su postura frente al problema islámico. Así lo confesó la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, tras la reunión del Consejo de Ministros, donde destacó que, “si es necesario introducir medidas que refuercen nuestras propuestas, lo haremos. Estaremos muy pendientes de lo que se apruebe a nivel internacional para fortalecer nuestro modelo”.

El compromiso de España en la lucha contra el Estado Islámico se amparará siempre en el seno de la coalición internacional, con “prudencia y equilibrio”, remarcó la vicepresidenta. El Gobierno español no va a tomar una posición firme en solitario. Dará un paso al frente cuando haya “una petición expresa” de Francia o de cualquier foro internacional, y siempre que cuente con el respaldo del Congreso de los Diputados. “Ni Francia ni la coalición internacional contra Daesh ha requerido a nuestro país incremento alguno de nuestra contribución”. Con este argumentario, el PP niega que su ambigua respuesta sea sinónimo de una estrategia electoral para no dar ningún paso en falso un mes antes de abrir las urnas a los ciudadanos.

El presidente del Gobierno sigue manteniendo un diálogo abierto y fluido con los líderes de los principales partidos políticos para informarles de todos los pasos que está dando España en la lucha antiyihadista. Este viernes por la mañana, Mariano Rajoy mantuvo una conversación telefónica con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, y el de Podemos, Pablo Iglesias. Con Pedro Sánchez, el secretario general del PSOE, lo intentó desde primera hora, pero el socialista estaba ocupado. “El problema yihadista viene de muchos años y tenemos que trabajar por la unidad y por ser mucho más operativos. Como es un problema global, confío en que mantengamos un ambiente de lealtad y diálogo en la comunicación”, señaló Soraya Sáenz de Santamaría.

En este contexto, la vicepresidenta del Gobierno ha mantenido informados sobre la posición del Gobierno a otros líderes como Rosa Díez (UPyD), Alberto Garzón (IU) o Josep Antoni Duran i Lleida (CIU). “Lo importante es mantener la unidad al frente antiyihadista”, insistió la 'número dos' del Gobierno.

Reuniones con Francia

La noticia provocó sorpresa entre las Fuerzas Armadas. Fue el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, el que anunció en una entrevista emitida en 13TV que España podría relevar a las tropas francesas en sus misiones en África. De este modo, el Ejecutivo de Hollande podría concentrar sus esfuerzos en combatir al Estado Islámico en Siria.

Desde el Ministerio de Defensa insisten en que no se podrá determinar ninguna posición hasta que los titulares francés y español se reúnan, algo que está previsto que suceda en fechas próximas. Anticipar cualquier posibilidad sería precipitado. El titular galo Jean-Yves Le Drian mantendrá reuniones bilaterales con todos los países miembro de la Unión y no está previsto que se anuncien conclusiones hasta el término de las mismas. 

Altos mandos de los cuerpos armados recuerdan que las Fuerzas Armadas ya despliegan algunas misiones en las que el objetivo, de un modo directo o indirecto, es combatir al terrorismo en todos sus frentes. Además, señalan que la participación en este tipo de operaciones depende de decisiones puramente políticas y que, en caso de llevarse a cabo, los ejércitos están perfectamente equipados y preparados para cumplir con las misiones.