Atentados en París

“Intenté sujetarlo entre mis brazos y empecé a gritar”

Ángela Reina ha emitido un comunicado explicando cómo transcurrió el tiroteo en el que falleció Juan Alberto González Garrido

La familia del granadino fallecido, con las autoridades de la ciudad andaluza

La familia del granadino fallecido, con las autoridades de la ciudad andaluza Efe

Angela Reina, la esposa de Juan Alberto González Garrido, el madrileño muerto en el ataque a la Sala Bataclan, ha emitido un comunicado para explicar cómo aconteció el atentado terrorista del sábado. Esta ciudadrealeña ha enviado una misiva a varias agencias de información con detalles del asalto. Con el escrito quiere desmentir algunos datos erróneos publicados en los últimos días, como que estaba en los servicios durante el momento del ataque o que salió corriendo cuando oyó disparos. .

Ángela ha confirmado que se encontraba junto a su marido en el momento en el que se inició el tiroteo. “Escuché los disparos y todos nos tiramos al suelo. Nosotros estábamos por el centro de la sala, un poco a la izquierda. Antes de los disparos, Juan Alberto estaba delante de mí, por lo que al tirarnos al suelo, mi cabeza quedó cerca de sus piernas, instintivamente, yo trataba de cubrirme la cabeza”. La ciudadrealeña desmintió así que se encontrase en el lavabo cuando empezó el ataque.

"Me intentó proteger, estoy segura"

También explica en la carta que cree que su marido intentó protegerla de los disparos. Asegura que cuando los terroristas entraron, él desplazó sus piernas para taparla: “En ese momento no sabía dónde estaba él pero estoy segura de que él sí sabía dónde estaba yo porque movió sus piernas para que mi cabeza quedara debajo de él. Me intentó proteger, estoy segura”.

Ángela Reina no sabe cuándo su marido fue alcanzado por las balas, pero sí que recuerda el momento en el que se dio cuenta de que estaba herido: “Al rato, él se incorporó sentado y me tocó, me dijo algo que no pude entender. Creo que dijo mi nombre, y le vi como mareado, me incorporé y me deslicé sentada hacia él, intenté sujetarlo entre mis brazos, vi que había sangre y creo que empecé a gritar, eso no lo recuerdo bien”.

La superviviente del atentado ha desmentido que saliese corriendo cuando oyó disparos y apunta que permaneció con su esposo hasta que la policía la obligó a salir de la sala de conciertos. “Volvió a haber disparos por lo que volvimos a tumbarnos en el suelo y me quedé tumbada en su pecho. Hubo un momento en el que alguna gente se levantó y corrió pero Juan Alberto no se podía mover, estaba inconsciente por lo que no podíamos irnos. Me quedé con él hasta que llegó la policía y dijeron que teníamos que salir. Cuando les dije que mi marido no se podía mover, que no me contestaba, me dijeron otra vez que me tenía que ir fuera, que si no salíamos los servicios de emergencia no podían intervenir”.

"Nos llevaron a un patio y no me dejaron volver"

A Reina le comunicaron que su marido había sido trasladado a un hospital en ambulancia: “Nos llevaron fuera a la calle y a un patio y no me dejaron volver. No me dejaban volver, una chica, Claire, se llamaba, me dijo que me tranquilizara, que ya le habrían metido en la ambulancia y que le estarían curando y me ayudó a lavarme”. Tras eso, le perdió la pista. La muerte de Juan Alberto fue certificada por las autoridades francesas el sábado por la tarde.

Ángela Reina residía junto a su marido en París desde hace dos años. Ambos trabajaban como ingenieros y se casaron en Ciudad Real este verano. Juan Alberto es el único español fallecido en los atentados de París del pasado sábado.