ALERTA POR CONTAMINACIÓN EN MADRID

La Policía Municipal desconocía la medida de Manuela Carmena hasta esta misma mañana

Los sindicatos policiales denuncian la descoordinación desde el Ayuntamiento madrileño al aplicar el protocolo por alta contaminación.

Agentes de Policía Municipal este viernes en Madrid

Agentes de Policía Municipal este viernes en Madrid

La Policía Municipal no fue informada hasta este mismo viernes de la medida adoptada por el Ayuntamiento de Madrid de activar la fase 2 del protocolo por contaminación y prohibir el aparcamiento en el centro de la capital. Los agentes han recibido a las 7 de la mañana la comunicación del consistorio: no permitir a ningún conductor, que no sea residente poder estacionar en el centro de la capital. Esta descoordinación ha propiciado que la Policía no haya tenido tiempo para organizar los distintos protocolos.

Según han asegurado a EL ESPAÑOL fuentes del sindicato mayoritario de Policía, el Colectivo de la Policía Municipal (CPPM), la Concejalía de Seguridad del municipio no ha informado de la nueva iniciativa hasta esta mañana. Esta falta de previsión ha provocado que a primera hora, las diversas unidades policiales no supieran cómo debían actuar. Estas fuentes sostienen que este tipo de cambios no pueden ser transmitidas con tanta descoordinación porque lo que provoca es el caos en la ciudad. Lo mismo ocurrió con la decisión de reducir la velocidad en la M-30 de 90 Km/h a 70 Km/h. Esta falta de confianza en la Policía, encargada de hacer efectivas las medidas de urgencia aprobadas por la alcaldesa, Manuela Carmena, para reducir la contaminación en la ciudad lo único que provoca, según el sindicato, es el mal funcionamiento y la falta de efectividad de las medidas.

Control de la velocidad por radar y multas por aparcamiento

La reducción de la velocidad debe ser controlada por radares móviles de la Policía Municipal a través de coches camuflados ya que los fijos no han sido modificados. En el caso del aparcamiento, los agentes están a la espera de que les den la orden de comenzar a multar con 90 euros a los coches que estén estacionados indebidamente. Lo harán a requerimiento de los trabajadores del SER, que controlan los parquímetros, y que a partir de este viernes han dejado de funcionar. Los empleados del Servicio de Estacionamiento Regulado consultados por este periódico explicaron que, si bien a primera hora había numerosos coches aparcados saltándose la prohibición, no actuarían con rigor a partir de las 11 de la mañana. 

Aviso del incumplimiento de las restricciones por contaminación

Aviso del incumplimiento de las restricciones por contaminación

Esta decisión ha venido por parte de la Concejalía de Medio Ambiente, dirigida por Inés Sabanés, quien tendría que haber informado al concejal de Seguridad, Javier Barbero, para que éste comunicara a la Policía Municipal de sus intenciones y así poder organizar a sus efectivos convenientemente.

Estas medidas aprobadas por el Ayuntamiento son las fijadas en el "Protocolo de Medidas a adoptar durante episodios de alta contaminación por dióxido de nitrógeno aprobado inicialmente en Junta de Gobierno de fecha 17 de septiembre de 2015". Por los niveles de contaminación, la capital madrileña se encuentra en la Fase 2, que se mantendrá a lo largo de la jornada del sábado. En ésta, además de aplicar la reducción de velocidad fijada en la fase previa, también se establece la "prohibición del estacionamiento de vehículos en las plazas y horario del SER en el interior de la M-30". Así, indica el protocolo que "se realizarán actuaciones necesarias para que no pueda obtenerse ningún tique (real o virtual) para estacionar por los no residentes y además se informará de dicha circunstancia e la pantalla del parquímetro y del teléfono. Para el control de la aplicación de esta prohibición se contará con los controladores del SER".