Corrupción política

160 toneladas de peso: los papeles de la investigación de los fondos de formación

La oposición vuelve a reclamar a la Junta de Andalucía 31 millones de folios para investigar este escándalo

El portavoz del Gobierno andaluz, Miguel Ángel Vázquez.

El portavoz del Gobierno andaluz, Miguel Ángel Vázquez. Efe

El caso de los fondos de formación en Andalucía se puede medir: 160 toneladas es lo que pesan los 31 millones de folios que contienen a su vez los 18.500 expedientes de la Junta de Andalucía. Ocuparían 400 metros cúbicos, es decir, una piscina de 10 metros de ancho, por otros 20 de largo y 2 de profundidad llena papeles es en los que se tendrán que sumergir los diez miembros de la comisión de investigación constituida para este caso en el Parlamento andaluz.

Así lo solicitaron hace una semana y así lo han vuelto a reclamar este martes al Gobierno andaluz. Lo que investigan son trece años, desde 2002 hasta hoy, del supuesto fraude en subvenciones otorgadas por la Junta en materia de formación profesional para el empleo, fondos para cursos que nunca se impartieron o que supuestamente se desviaron.

Estas cifras fueron aportadas por el Ejecutivo andaluz, que aseguró que esta documentación llegará en tiempo y forma a la comisión para que la puedan estudiar antes de comiencen las comparecencias, que será pasadas las elecciones del 20-D.

Diez días para que expire el plazo

Tiene aún margen para hacerlo porque restan diez días para que expire el plazo. Sin embargo, lo único que han recibido por el momento en la comisión es un simple listado con un resumen de los expedientes, las entidades beneficiarias de los fondos y el año, sin concretarse nada más. Los cuatro grupos de la oposición PP, Podemos, Ciudadanos e IU acordaron anoche reiterar la petición al Gobierno andaluz de que remita los expedientes completos con resolución de reintegro firme. El PSOE se abstuvo porque consideró que aún están en plazo.

El problema de que aún no hayan recibido la información radica en que el Gobierno andaluz no ha resuelto todavía cómo hacer llegar esa cantidad ingente de documentos, tarea que es complicada porque muchos de esos expedientes aún no están digitalizados y además hay que hacer copias. De ahí que desde la Consejería de Empleo se haya enviado un escrito de tan sólo seis folios a los miembros de la comisión explicando que se está analizando la viabilidad técnica de copia y envío, ofreciendo como alternativa la posibilidad de consultar físicamente los documentos en sus instalaciones.

Maniobra 'obstruccionista' e 'impresentable'

La interpretación que de esto han hecho PP, Podemos y Ciudadanos es que se trata de una maniobra "obstruccionista" y de poner "trabas" para "paralizar" la comisión, ya que no ven creíble que la Junta no tenga medios técnicos para solventar esta situación. Todos compartieron que la información se puede ir mandando poco a poco conforme se vaya elaborando y que otra se podría mandar directamente, y criticaron que a estas alturas no tengan nada con lo que empezar a trabajar.

IU consideró "impresentable" la excusa dada, pero también que se plantee ver la documentación en la Consejería, y recordó que es "imperativo" que esta llegue a la Cámara. El PSOE se ha quedado sólo en esto porque sus representantes sí han aceptado desplazarse a la Consejería.

Lo que también molestó mucho a los parlamentarios fue que la propia Junta filtrara parte del contenido de esa misiva de Empleo y que ellos recibirían horas después. Desde IU consideraron no ya que fuera falta de tacto, sino la prueba de que se toman la comisión de investigación "a cachondeo".