Reto independentista

El debate de investidura en el Parlament en siete momentos

Artur Mas no logra convencer al Parlament y pierde la primera votación para ser 'president' al no lograr el apoyo de la CUP.

Artur Mas, durante la sesión en el Parlament.

Artur Mas, durante la sesión en el Parlament. Efe

La oposición parlamentaria ha dado este martes el primer portazo a la investidura de Artur Mas, que deberá recurrir como mínimo a una segunda votación el próximo jueves. Todos los grupos de la cámara menos Junts pel Sí han explicitado su rechazo a investir al president y le han reprochado su falta de legitimidad, la corrupción de CDC y el “desgobierno” que ha sufrido Cataluña durante los últimos 5 años.

El primer debate de investidura de esta nueva legislatura ha tenido de todo. Desde agrios enfrentamientos de Artur Mas con Inés Arrimadas (C’s) y Xavier García Albiol (PP), hasta momentos de humor y complicidad entre el president y otros miembros de la cámara como Miquel Iceta (PSC) o Antonio Baños (CUP).

Mas ha comprobado que su figura genera muchos recelos en casi toda la cámara y que será muy difícil repetir mandato. En algunas ocasiones el mensaje de la CUP insinuaba que acabarán votando a su favor en alguna votación más adelante. En otras, sin embargo, el mensaje del president parecía el de un mandatario que está a punto de tirar la toalla. Estos han sido los 7 momentos más destacados del debate.

1. Los primeros roces con Forcadell

La jefa de la oposición, Inés Arrimadas, y la presidenta del Parlament, Carme Forcadell.

La jefa de la oposición, Inés Arrimadas, y la presidenta del Parlament, Carme Forcadell. EFE

La presidenta de la cámara, Carme Forcadell, es uno de los cargos que genera más rechazo en el bloque constitucionalista. Este martes se ha puesto a prueba su papel de árbitro de los debates en la cámara y se han podido ver los primeros roces tanto con Arrimadas como con Albiol.

Arrimadas ha llegado a pedir en dos ocasiones a Forcadell que acabara con el ruido en la cámara. “Señora presidenta, si puedo hablar y escuchar el sonido de mi voz, se lo agradezco”, le ha dicho la líder de C’s. Forcadell no ha intervenido y Arrimadas le ha vuelto a pedir que actuara en otra ocasión. “Creo que ya hay silencio. Antes no, ahora sí”, le ha respondido Forcadell.

Albiol ha tenido un lance parecido con Forcadell, a la que ha tenido que pedir que interviniera para pedir silencio. “Creo que ahora ya hay silencio” le ha respondido Forcadell después de que el hemiciclo se silenciara.

2. El enfrentamiento Albiol-Mas

Xavier García Albiol pide explicaciones desde su escaño

Xavier García Albiol pide explicaciones desde su escaño Efe

Con permiso de Arrimadas, el debate entre Albiol y Mas ha sido el que ha destilado más tensión. Albiol ha acusado al president de sembrar “odio a España” y de mentir buscando “enemigos extraños” para tapar su mala gestión. El líder del PP ha defendido las inversiones del Gobierno central en Cataluña y ha aprovechado para cargar contra la CUP y decir a Mas que estaba en manos de un partido “estrafalario”. Albiol ha emplazado al president a buscar otros consensos con C’s, PSC y el PP para que Cataluña “no dependa de la CUP”. Al finalizar la intervención los diputados anticapitalistas se han levantado para aplaudir a Albiol.

La réplica de Mas ha sido muy dura, hasta el punto que Albiol le ha tenido que pedir que no gritara. Mas ha acusado al PP de sembrar “la semilla de la discordia” con su lucha contra la inmersión lingüística y le ha invitado a acompañarle por un listado de infraestructuras que ha ido desgranando con manifiesta vehemencia. “¡Gracias señor Albiol, tenemos unas grandes infraestructuras!”, le ha lanzado con sarcasmo al acabar.

3. La asamblea entre JxS y la CUP

Antonio Baños durante su intervención

Antonio Baños durante su intervención Efe

El líder de la CUP, Antonio Baños, y el president en funciones, Artur Mas, han mostrado mucha complicidad durante el debate en la cámara. Ha habido miradas entre ambos, bromas y una actitud muy distendida entre los dos parlamentarios. Una de las anécdotas del debate ha sido la reunión JxS-CUP que ha propuesto Mas y a la que le ha dado la vuelta Baños en forma de asamblea.

Baños, para justificar su negativa a votar a Mas, le ha recordado que eran 72 diputados independentistas, no una sola persona. Mas ha aprovechado el comentario para emplazar a la CUP a reunirse los 72 parlamentarios, votar y decidir quién es el presidente. “Si somos 72, actuemos como 72”, le ha dicho Mas.

“¡Me ha dado un buen susto cuando ha dicho de reunirnos los 72! Pensaba que quería hacer una asamblea y encontrar un presidente de consenso”, ha respondido Baños con ironía. “Si quiere que se vote lo hacemos secreto, igual nos llevaríamos una sorpresa”, ha remachado. Mas ha acabado su intervención final aceptando esa asamblea.

4. El helado de Arrimadas

Inés Arrimadas escucha a Artur Mas

Inés Arrimadas escucha a Artur Mas Efe

La líder de C’s, Inés Arrimadas, ha protagonizado uno de los debates más encendidos con Artur Mas. También ha habido, no obstante, algún comentario más distendido. “Ustedes han llegado a decir que con la independencia, los niños catalanes comerían cada día helado de postre”, le ha dicho a Mas. “¡Es malo incluso desde el punto de vista sanitario!”. Las risas se han extendido por el hemiciclo.

Arrimadas se refería a una campaña promovida por la ANC y Òmnium en la que pidieron a diferentes independentistas que expresaran sus deseos sobre el nuevo Estado. Entre las respuestas había la de una niña de Ripoll, llamada Júlia Soler, en la que aseguraba soñar con “helado de postre cada día”. A pesar de que el mensaje no lo ideó CDC, Arrimadas no ha perdido su ocasión de lanzar un dardo a Carme Forcadell, ex presidenta de la ANC.

5. Los confidentes del Estado

Artur Mas, Raül Romeva y Oriol Junqueras charlan en el hemiciclo

Artur Mas, Raül Romeva y Oriol Junqueras charlan en el hemiciclo Efe

En uno de los momentos más encendidos del debate con Arrimadas, Mas ha realizado una acusación muy dura contra las autoridades del Estado. La líder de C’s ha acusado al president de usar el proceso soberanista para tapar la corrupción. Mas ha respondido que precisamente había sucedido lo contrario y ahora tienen “problemas por todos los sitios”.

“Sé como funciona el Estado, sé como funcionan algunas unidades de la Policía y como se paga a confidentes para montar mentiras que luego se usan en campaña electoral”, ha respondido de manera airada Mas, que ha recordado un presunto caso de corrupción del exalcalde de Barcelona, Xavier Trias, que posteriormente se desmintió. “A veces pasan cosas y luego se demuestra que es un montaje”, ha asegurado. “Con la intervención de determinadas unidades policiales, determinados policías y determinados poderes gubernamentales que se encargan de confirmar esas tesis”.

6. “Váyase a casa y vuelva el jueves”

Baños, durante la réplica a Artur Mas.

Baños, durante la réplica a Artur Mas. Efe

La CUP ha lanzado un mensaje sobre su apoyo a Mas en futuras votaciones que puede entenderse de distintas maneras. La formación anticapitalista ha reiterado que no apoyará a Mas en la votación de este lunes pero por otro lado ha emplazado al president a volver el próximo jueves –cuando solo se necesitará mayoría simple para investirle- y le ha asegurado que la CUP está “comprometida” con el éxito del proceso soberanista. “En el 15-M había una pancarta que ponía: ‘si te crees imprescindible vete a casa y vuelve mañana’. Señor Mas, váyase a casa y vuelva el jueves”, le ha dicho el líder de la formación, Antonio Baños.

7. El idilio Mas - Iceta

Miquel Iceta interviene desde la tribuna del Parlament

Miquel Iceta interviene desde la tribuna del Parlament Efe

Miquel Iceta (PSC) y Artur Mas son dos de los diputados más veteranos del Parlament. Se conocen desde hace años y durante el debate se han lanzado varias flores en un ambiente distendido. “Si como espero no es investido, le echaré de menos en nuestros debates aquí”, le ha dicho Iceta al president nada más empezar su réplica.

Mas le ha respondido diciéndole que es un parlamentario “aplicado y con mucha experiencia” y cuando Iceta le ha dicho que quería estaba dispuesto a todo le ha respondido que este comentario le dolía “a nivel personal”. Mas ha continuado demostrando su complicidad con el líder socialista cuando le ha dicho que estaba seguro que a él no le molestó que salieran más de 2 millones de personas a votar en la consulta del 9-N.