OPERACIÓN PÚNICA

Interior aplica a Granados el protocolo antiterrorista

Considera al exconsejero madrileño un preso "peligroso" e interviene sus comunicaciones por las "denuncias, quejas y amenazas" contra el PP en su entrevista con EL ESPAÑOL.

Granados fue trasladado de Soto del Real a la prisión de Estremera.

Granados fue trasladado de Soto del Real a la prisión de Estremera. Efe

El Ministerio del Interior ha acordado aplicar a Francisco Granados el protocolo antiterrorista e intervenir todas sus comunicaciones en prisión. La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias argumenta su decisión aludiendo a la "capacidad criminal y la peligrosidad del interno patente en los delitos presuntamente cometidos relacionados con la corrupción". Pero, sobre todo, precisa Interior que el motivo radica en haberse puesto en contacto con "medios de comunicación" para "llevar a cabo denuncias o quejas fuera de los canales establecidos reglamentariamente, que pueden resultar infundadas y plantear supuestas amenazas".

La decisión ha sido adoptada después de que el exconsejero de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid, encarcelado como supuesto cabecilla de la denominada 'Operación Púnica', decidiera conceder una entrevista en exclusiva a EL ESPAÑOL. En ella Granados proclamaba su inocencia y arremetía contra altos cargos del PP, entre ellos Esperanza Aguirre, por haberle "tratado como un kleenex". Denunciaba que en su partido están siendo más duros con él que los miembros de la oposición con el único objetivo de "ganar votos" y que la Justicia está empleando con él una doble vara de medir.

.

.

Suspendidas las llamadas a su mujer

La medida adoptada por Instituciones Penitenciarias se prolongará durante al menos seis meses y se fundamenta oficialmente en "razones de seguridad y buen orden del establecimiento al existir constancia de que las comunicaciones con el exterior previstas legalmente con familiares, amigos y otras personas autorizadas, se pretenden utilizar de forma fraudulenta y para fines no previstos legalmente". Todo ello, con objeto de "acceder a personas no autorizadas a comunicar con él, vinculadas a los medios de comunicación, utilizando procedimientos no previstos en la normativa penitenciaria".

Interior limita además a "un máximo de dos" las "cartas semanales" que puede enviar y ha "suspendido" las "comunicaciones telefónicas" de quien fuera mano derecha de Aguirre con su esposa hasta hace apenas unos días.

"Aguirre ha mentido de manera indecente"

En su entrevista con este diario, el ex número dos de Esperanza Aguirre alegó que la 'Operación Púnica' "no existe": "A la mayoría de los imputados no los conozco o son de otros partidos. ¿Qué tipo de organización criminal es ésa?". Asimismo, reconoció que lo que más le "ha dolido" de su antigua jefa fueron sus declaraciones. "Me conoce bien y sabe que soy incapaz de quedarme con lo que no es mío. Ha mentido de manera indecente", admitía Granados.

También lanzó un dardo contra la actual líder del Ejecutivo madrileño, Cristina Cifuentes: "Va a tener éxito como presidenta, pero no ha sido justa conmigo. En el PP ha habido personas que han sido más duras conmigo que las de otros partidos para ganar votos".