Política

Prohibir los indultos a corruptos y otras 22 promesas del PSOE sobre regeneración

Un plan nacional incluirá prohibir regalos a cargos públicos, tipificar la figura del testaferro o el cese inmediato de cargos imputados.

Sánchez pretende demostrar que el PSOE está limpio y regenerará el país.

Sánchez pretende demostrar que el PSOE está limpio y regenerará el país.

Todos los Gobiernos, fueran populares o socialistas, han recurrido a él. Por la mesa del Consejo de Ministros han pasado casos políticos o funcionarios corruptos que se han beneficiado del indulto, el llamado "derecho de gracia" que los Gobiernos han utilizado de manera arbitraria. 

El programa electoral del PSOE, cuyo borrador ha sido dado a conocer este lunes por la noche, incluye "prohibir la concesión de indulto en cualquier delito vinculado a supuestos de corrupción" y "acentuar la información a las Cortes Generales sobre los indultos concedidos".

Es una de las decenas de medidas con las que el partido de Pedro Sánchez quiere demostrar que su partido está limpio y quiere regenerar la política tras una legislatura marcada por casos de corrupción en el PP pero también en el PSOE, con el caso de los ERE o los cursos de formación en Andalucía. 

El borrador, al que precedió una presentación por parte de Meritxell Batet, responsable del programa, contiene en total 255 páginas con propuestas que inciden en la defensa de los servicios públicos, la inversión en el cambio de modelo productivo o la salida de la crisis. 

“Propuestas radicales, que van a la raíz de nuestros problemas”, en palabras de Patxi López, secretario de Acción Política del PSOE. “No vamos a comprometernos con nada que no pensemos que no podemos cumplir desde el Gobierno”, según Meritxell Batet, responsable de Estudios y Programas en el partido.

Las medidas de regeneración democrática y control de los cargos públicos ocupan varios capítulos e incluyen crear un Plan Nacional de Prevención y Lucha contra la Corrupción. Resumimos a continuación las principales medidas:

1.- Prohibición de los indultos. Se aplicará a políticos y funcionarios y evitaría que el Gobierno de turno liberara a condenados por estos delitos, que no aparecen vinculados en el programa del PSOE. No se habla de otros indultos, como el de José Luis Rodríguez Zapatero a Alfredo Sáenz, 'número dos' del Banco Santander o los que José María Aznar concedió al ex ministro socialista José Barrionuevo y el ex secretario de Estado para la Seguridad Rafael Vera, por el caso de los GAL. 

2.-Revisar las competencias de los tribunales. El PSOE pretende cambiar las competencias de la Audiencia Nacional y la Fiscalía Anticorrupción, aunque no aclara cómo. También prevé dotar de más recursos humanos y materiales a estos órganos judiciales. 

3.-Adiós a los regalos. El PSOE propone la "prohibición de aceptar regalos, salvo los de carácter protocolario que pertenecerán a la administración" y no al "responsable político o empleado público" que los reciba. Todos los obsequios se inscribirán en un "registro accesible al público". 

4. -Aforamientos. Limitar a las actividades políticas y no a todo delito la protección especial de los parlamentarios y evitar la situación actual, que la amplía a todo delito. Un Gobierno liderado por Sánchez se compromete a "promover que las comunidades autónomas supriman los aforamientos en los Estatutos de Autonomía".

5.-Declaraciones de bienes. El PSOE dedica varios capítulos a la transparencia del patrimonio y actividades de los parlamentarios, que tendrán que declarar "intereses específicos o sectoriales así como todas las actividades desarrolladas ajenas a esa condición". Si no lo hacen, serán sancionados. Habrá un único formato de declaración de bienes para todos los funcionarios y cargos públicos (estos tendrán que actualizarlo al dejar el cargo).

6.-Los testaferros, tipificados. Entrarán a formar parte de manera específica del delito de encubrimiento por mantener estructuras societarias destinadas al fraude o la corrupción. 

7.-Transparencia en los partidos. El PSOE quiere que se desglosen las aportaciones de donantes, afiliados y cargos públicos. También que se detallen los gastos y retribuciones. Las formaciones tendrán que informar cada tres meses al Tribunal de Cuentas y éste hacer públicos los datos "con carácter inmediato". Los partidos que no cumplan, se quedarán sin subvención al menos de forma temporal. 

8.-Las campañas, al descubierto. Los partidos tendrán que publicar la liquidación de gastos e ingresos electorales.

9.-Cesar a altos cargos imputados. Se prohibirá nombrar o se cesará a altos cargos de todas las administraciones que estén imputados o procesados una vez que se abra el juicio oral. 

10.-Suspensión de cargos públicos. El PSOE prevé "suspender" a parlamentarios o concejales imputados o procesados, pero no explica qué implica esa suspensión. 

11.-Contratación transparente. El PSOE quiere "limitar las posibilidades que actualmente tienen las Administraciones para contratar directamente sin concurrencia ni publicidad", aunque no aclara cómo concretamente. Los contratos públicos deberán incluir "Pactos de integridad" obligatorios con el fin de prevenir la corrupción y favorecer la competencia desleal".

12.-Regular la figura del wistleblower, reveladores de secretos o soplones que pongan al descubierto casos de corrupción. Los casos más conocidos internacionalmente son los de Edward Snowden o Julian Assange, ambos perseguidos por distintas instancias judiciales. 

13.-Crear la superoficina Anticorrupción. Podrá actuar en todo el sector público del Estado y administraciones locales. Se relacionará directamente con la Fiscalía, la Agencia Tributaria y la ya existente oficina de Conflictos de Intereses. 

14.-Educación contra la corrupción. "Introducir en los distintos niveles educativos materias de contenido formativo en valores contra la corrupción". 

15.-Regular la actividad de lobbycrear un registro obligatorio y que los que se dediquen a él tengan que informar "periódica y públicamente" de sus actividades. 

16.-Oficina antifraude. Dentro de la Intervención General de la Administración del Estado, el PSOE quiere crear una unidad especializada de lucha contra el fraude "en materia de gasto público" que sirva de enlace con la Fiscalía. 

17.-Desincentivar las grandes donaciones a partidos. Los incentivos fiscales serán regresivos para aportaciones fiscales.

18.-Conflictos de interés. Aunque sin concretar, el programa propone "revisar y/o establecer normas de conflictos de interés" en órganos como las mesas de contratación pública. 

19-Anular subvenciones conseguidas con trampa. Los que hayan conseguido "subvenciones, bonificaciones, ayudas y contratos" público gracias a "sobornos" o cualquier tipo de corrupción verán cómo son anuladas y tienen que compensar por daños y perjuicios a la Administración. 

20.-Atenuantes para la autodenuncia. Se ampliará a más delitos la posibilidad de confesar delitos de corrupción y obtener rebaja en las penas. 

21.-Una lista de empresas modelo. El PSOE propone "listas blancas de empresas" para dar publicidad a las que firmen "pactos de integridad y desarrollen buenas prácticas". 

22.-Agravar las penas. Los delitos cometidos por funcionarios verán ampliadas sus condenas. El PSOE no justifica cuáles ni en qué cuantía. 

23.-Rebajar el mínimo cuantitativo por el que un partido se financia ilegalmente.