Presupuestos 2016

Choque entre el Gobierno de Rajoy y Bruselas

Moscovici reclama nuevos ajustes para cumplir el déficit y deja por mentiroso a Guindos, que había asegurado horas antes que la Comisión no pedía a España ningún esfuerzo extra.

Bruselas pedirá nuevos Presupuestos a España tras las elecciones

Bruselas pedirá nuevos Presupuestos a España tras las elecciones Reuters

España incumplirá los objetivos de reducción del déficit público exigidos por la UE tanto este año como en 2016. Así se recoge en la evaluación que publicará este martes la Comisión Europea sobre los Presupuestos Generales del Estado de 2016, según ha anunciado el comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici. Moscovici ha confirmado la información que publicó en exclusiva EL ESPAÑOL el pasado jueves 1 de octubre: el Ejecutivo comunitario pide al Gobierno de Mariano Rajoy que apruebe recortes extra durante la tramitación parlamentaria de los Presupuestos con el fin de respetar el Pacto de Estabilidad, que exige situar el déficit por debajo del 3% del PIB.

El anuncio de Moscovici, durante la rueda de prensa final del Eurogrupo de este lunes, ha dejado además por mentiroso al ministro de Economía, Luis de Guindos. El responsable del Gobierno español había asegurado antes de entrar a la reunión que Bruselas no pedía a España ningún esfuerzo presupuestario adicional. “No han pedido absolutamente nada”, ha dicho el ministro Guindos. “No creo que haya muchos reproches”, ha agregado. El ministro de Economía ha hecho estas declaraciones minutos después de celebrar una reunión bilateral con Moscovici y por tanto conocía de primera mano la opinión del Ejecutivo comunitario.

Según la evaluación de Bruselas, España está “en riesgo” de vulnerar el Pacto de Estabilidad tanto este año como en 2016. En 2015, el déficit público se situará en el 4,5% del PIB en lugar del 4,2% exigido por la UE, mientras que el año que viene el desfase presupuestario será del 3,5%, frente al 2,8% al que se ha comprometido España, ha explicado Moscovici. Las fuentes consultadas por EL ESPAÑOL señalan que el déficit este año podría ser incluso una décima más alto (4,6%) porque acaba de revisarse al alza la cifra final de 2014, del 5,8% al 5,9%.

“La Comisión invitará a las autoridades (españolas) a ejecutar de forma estricta el presupuesto de 2015 y a tomar las medidas necesarias, dentro del trámite presupuestario nacional, para garantizar que los Presupuestos de 2016 cumplan el Pacto de Estabilidad”, ha resaltado el comisario de Asuntos Económicos. Moscovici se ha quejado de que el ministerio de Economía no le ha enviado toda la información sobre las cuentas públicas regionales. Y ha adelantado que pedirá al nuevo Gobierno que salga de las urnas tras las elecciones del 20 de diciembre que envíe a Bruselas “en breve” unos Presupuestos “actualizados” que tengan en cuenta la opinión de la Comisión y cumplan el déficit.

Guindos, demasiado optimista

El enfrentamiento entre Bruselas y el Gobierno de Mariano Rajoy se explica por las diferencias en las previsiones de crecimiento durante los próximos años. El ministerio de Economía pronostica que la economía española crecerá un 3,3% este año y un 3% en 2016, el doble que la media de la eurozona. Esta aceleración permitirá, según Guindos, cumplir con la reducción del déficit y da margen para las medidas más electoralistas incluidas en los Presupuestos: las rebajas de impuestos o el aumento del gasto en pensiones, la subida del salario de los funcionarios o la devolución de la paga extra de 2012.

“España es un ejemplo de país en el que las reformas han impulsado el crecimiento y el crecimiento impulsa la consolidación fiscal”, ha asegurado el ministro de Economía. Según el consenso del mercado, la economía española crecerá este año un 3,2%, muy cerca de la cifra que calcula el Gobierno, ha alegado, y “eso va a facilitar el cumplimiento de los objetivos”.

La recaudación fiscal sube a un ritmo próximo al 7% y ello pese a las rebajas del IRPF que se han aplicado en los últimos meses, ha destacado Guindos. “Estamos convencidos de que el objetivo de déficit de este año se va a cumplir, de que vamos a ir convergiendo hacia el 4,2%, y de que el año que viene también es un objetivo alcanzable el 2,8%”, ha insistido el ministro.

Pero la Comisión Europea considera que las previsiones del Gobierno de Rajoy son “demasiado optimistas”, según las fuente consultadas por El Español. El departamento de Asuntos Económicos ha revisado al alza la cifra de crecimiento para España este año, del 2,8% que calculó en primavera al 3% ahora. Pero ni siquiera esta mejora –que en todo caso está tres décimas por debajo de lo que vaticina el ministerio de Economía- permitirá que España cumpla el déficit. Se necesitan ajustes extra en los Presupuestos de 2016, sostiene Bruselas.

Moscovici no ha querido adelantar qué pasos dará el Ejecutivo comunitario si finalmente España no introduce los recortes exigidos en la recta final de la tramitación parlamentaria de las cuentas públicas. La decisión, ha sugerido, podría adoptarse en el Eurogrupo del 23 de noviembre, en el que volverá a examinarse la situación española junto con el resto de países de la eurozona. Bruselas sopesa acelerar entonces las sanciones contra España por déficit excesivo, que en su nivel máximo pueden llegar al 0,2% del PIB (2.000 millones de euros).