GUERRA EN EL PSOE

Sánchez plantea el Comité Federal como un pulso entre el 'no' a Rajoy y la abstención

El líder del PSOE recuerda a sus compañeros de partido la "podredumbre" del PP y pide que decidan si se constituye una gestora para abstenerse o se convoca un congreso exprés.

Sánchez durante su comparecencia de esta noche en Ferraz

Sánchez durante su comparecencia de esta noche en Ferraz

  1. PSOE
  2. Pedro Sánchez

Pedro Sánchez quiere que el Comité Federal decida sobre si Mariano Rajoy sigue o no en la Moncloa. En una comparecencia por sorpresa este viernes por la noche, Sánchez ha advertido a sus miembros de que abstenerse supondrá convalidar los cuatro años de "podredumbre" y corrupción del PP. 

Según él, si el Comité Federal decide abstenerse ante Rajoy, él se iría. "No podría administrar una decisión que no comparto", ha dicho aludiendo a los valores que de pequeño le transmitieron sus padres. 

En su intervención sin preguntas, Sánchez ha dicho que el Comité no debe enzarzarse en un debate normativo sino decidir si se constituye una gestora para abstenerse ante Rajoy o se convoca un congreso exprés para dar la voz a los militantes en cuestión de semanas. "Decidimos el rumbo que emprende el PSOE", ha dicho. 

"O se monta una gestora, como algunos pretenden, para que lleve al PSOE a que gobierne Mariano Rajoy a través de la abstención, o deciden los militantes en un congreso y mantenemos el no a Rajoy e intentamos un gobierno alternativo de cambio y transversal, como aprobó el Comité Federal", ha dicho. 

El líder del PSOE ha matizado la postura de Ferraz durante esta semana, en la que la Ejecutiva se enzarzó con los críticos en un debate sobre lo que debía o no debía tratar el Comité Federal. Mientras que los detractores de Sánchez querían nombrar una gestora que sucediera a la Ejecutiva, el equipo de Sánchez defendía que ese punto no podía ser debatido por no constar en el orden del día. 

Se trata de "un debate político" y "parece razonable que se celebre cuanto antes para que los militantes decidan con su voto" sobre si le respaldan como secretario general. "No debemos quitar la voz a la militancia", ha dicho. 

Una semana muy convulsa

Esta declaración se produce después de una de las semanas más difíciles para el líder socialista. Esta misma tarde, la mayoría de los miembros de la Comisión de Garantías del partido había dictaminado que la Ejecutiva estaba disuelta y que, por lo tanto, Sánchez ya no es el secretario general, por lo que la constitución de una gestora era perfectamente posible según los estatutos. Se trató de una reunión extraoficial, ya que la presidenta del órgano y el secretario no asistieron ni quisieron convocar la cita. 

Durante los últimos días, una multitud de dirigentes y referentes del partido se han pronunciado sobre la grave crisis que atraviesa el PSOE tras la convocatoria por sorpresa de un congreso que llevaría a los militantes a respaldar a Sánchez o a otro candidato el 23 de octubre.