energía

El ahorro español por la caída del crudo sube a 15.000 millones

El barril de Brent cae a mínimos de once años y el consumo de carburantes registrará en 2015 su primera alza en ocho años.

Un pozo petrolero en California.

Un pozo petrolero en California. Getty

  1. Brent
  2. Petróleo
  3. Energía
  4. Combustibles
  5. Precios de la gasolina
  6. Ahorro

El comportamiento actual del barril de petróleo va camino de dibujar el mayor 'crash' de su historia. Comparable ya al registrado en 2008, en los meses posteriores a la caída de Lehman Brothers, cuando se desplomó un 70% en cuestión de meses. La caída del barril se traduce en unos 15.000 millones de euros (1,5% del PIB) en ahorro a la hora de importar crudo del exterior, según cálculos de la Asociación de Operadores Petrolíferos (AOP). De esta manera, España se convierte en una de las economías más beneficiadas en todo el mundo por el 'crash' petrolero.

En números grandes, España consume unas 55 millones de toneladas anuales, lo que supone unos 150.000 toneladas diarias, casi el equivalente a un superpetrolero de los que llegan a alguna de las ocho refinerías españolas donde se procesa y convierte en carburante.

Producción de crudo

Producción de crudo

Todo el petróleo que necesita el país viene del exterior. De hecho, apenas un 0,5% del consumo total es crudo 100% español, lo que da a entender la enorme dependencia que tiene la economía española de los movimientos del 'oro negro'. “Toda la producción española podría caber perfectamente en un petrolero”, señala Álvaro Mazarrasa, presidente de la Asociación de Operadores Petrolíferos (AOP).

También los carburantes se están movimiento al unísono a la baja en los promedios estadísticos oficiales que publica la Asociación de Operadores Petrolíferos (AOP), que agrupa a las principales petroleras que operan en España. Por primera vez desde 2009, el precio del diésel -el combustible más consumido- se situará por debajo del euro por litro en el promedio de estaciones de servicio que mide la AOP.

Sin embargo, más allá del sector tradicional, quienes está consiguiendo empujar a la baja los precios de los carburantes son las grandes superficies, cuya cuota de mercado supera el 20%, según datos a septiembre de la consultora IHS. Ese porcentaje era cero en el año 2001 cuando comenzaron a abrirse las primeras licencias para grandes superficies. Enseñas como Alcampo, Leclerc o Carrefour marcan precios en sus estaciones que ya se sitúan en el nivel de los 80 céntimos, muy por debajo de las grandes petroleras como BP, Cepsa o Repsol.

Primer repunte anual desde 2007

.

.

De esta manera, la tendencia se ha consolidado y el sector asiste a 14 meses consecutivos de repunte en el consumo de carburantes en España, gracias al abaratamiento de precios y la mejoría económica, que permite usar más el coche. La asociación de las petroleras recuerda en una nota a los medios que comparar los precios de los carburantes con la cotización del crudo es incorrecto.

“Estas comparaciones son incorrectas ya que los precios de los carburantes no tienen una relación directa con la cotización del Brent, sino que dependen de las cotizaciones de la gasolina y del gasóleo en los mercados al por mayor. Además, la comparación porcentual es errónea ya que no tiene en cuenta el peso de los impuestos y costes de distribución, que representan aproximadamente el 55% del mismo”, explican desde la AOP en una presentación.

.

.

El ministro de Economía, Luis De Guindos, no ha tardado demasiado en pronunciarse ante el nuevo movimiento de los precios energéticos y apuntó que puede alcanzarse un mayor ahorro al previsto inicialmente por el Gobierno. “La caída del crudo es un viento de cola para la economía. (...) Esta ayuda se va a reflejar en la balanza de pagos, donde el ahorro, previsto entre 10.000 y 12.000 millones de euros, se puede superar”, dijo en declaraciones recogidas por Efe.

El barril de Brent, la referencia europea del Mar del Norte, llegó a cotizar este lunes en los 36,33 dólares, su nivel más bajo desde mediados de 2004. Hace 18 meses pagaban unos 110 dólares por cada barril. La diferencia supone un 67% menos en un corto periodo de tiempo en el que Arabia Saudí, considerado el banco central petrolero por su capacidad para mover el mercado, ha jugado un papel protagonista con su guerra velada por asfixiar al ‘fracking’ estadounidense

El ministro ante la OPEP de Venezuela, Eulogio Del Pino, se ha mostrado resignado ante la actual situación. “Si seguimos con la misma estrategia, el crudo llegará a los 20 dólares”, señaló en declaraciones recogidas por Bloomberg. Los expertos no creen que haya un cambio de tendencia a la vuelta de la esquina, ya que el mercado sigue sobreabastecido de petróleo. Las empresas y operadores del sector se están moviendo a toda velocidad debido al nuevo terremoto de precios.

Reorganización del sector petrolero

Para el sector petrolero, no son buenas noticias, salvo para aquellas compañías integradas y más enfocadas en la distribución y comercialización (downstream) que en la extracción y producción (upstream), actividad que se está viendo seriamente dañada por la caída de precios. La española Repsol es una de ellas, de ahí que sus últimos movimientos corporativos hayan sido defensivos con los planes de venta de activos y, sobre todo, con la reorganización de su deuda deuda a largo plazo, gran parte de ella heredada de la compra de Talisman, una empresa canadiense especializada en producción y extracción.

En este sentido, Repsol ha recomprado deuda por valor de 1.525 millones de dólares con un descuento del 14% respecto a su valor de emisión, lo que le supondrá un impacto positivo en resultados de unos 200 millones. Por esa deuda pagaba intereses de entre el 5% y 7%. Por eso la petrolera ha aprovechado para emitir nuevos bonos a cinco años, valorados en 500 millones, que apenas pagan un 2,2% de intereses.

Para los 'traders' del mercado petrolero son buenas noticias, debido a que confluyen tres factores que ayudan a su actividad: financiación barata, volatilidad y el contango (una operativa que consiste en almacenar crudo barato para venderlo en el futuro). Un buen ejemplo es broker especializado Trafigura PTE ha registrado 1.100 millones de dólares en beneficios en este 2015, con unos ingresos de 97.200 millones anuales, según datos de su memoria anual citados por Bloomberg. ¿Su actividad? Entre otras, operar en derivados financieros sobre el petróleo y almacena crudo en centros logísticos en el mar, donde aparca superpetroleros propios o de terceros esperando a que suban los precios.