Amenaza terrorista

Las claves del nuevo registro europeo de datos de los pasajeros aéreos

La Eurocámara y los Gobiernos de los 28 alcanzan un acuerdo sobre esta iniciativa, cuyo objetivo es detectar los viajes de los yihadistas

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, saluda al comisario de Interior, Dimitris Avramopoulos

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, saluda al comisario de Interior, Dimitris Avramopoulos

Tras casi cinco años de negociaciones, los Gobiernos de los 28 y la Eurocámara han alcanzado este viernes un acuerdo para crear un registro europeo de datos de los pasajeros aéreos (PNR, por sus siglas en inglés). El Parlamento se resistía a dar su visto bueno a esta medida alegando que podría vulnerar las normas de la UE sobre privacidad y protección de datos. Pero tras los atentados de París en enero y en noviembre, los estados miembros han redoblado la presión para aprobar este instrumento, alegando que es imprescindible para combatir el terrorismo yihadista. Y han cedido en algunas de las garantías que reclamaba la Eurocámara.

¿En qué consiste el registro de pasajeros aéreos?

En realidad no habrá un registro europeo de pasajeros aéreos, sino un sistema descentralizado de registros nacionales interconectados. La directiva obliga a las compañías aéreas a transmitir los datos de sus viajeros a la autoridad nacional competente. En el caso de España, la responsable será la Oficina Nacional de Información de Pasajeros, ya constituida, que depende de la secretaría de estado de Seguridad. Los estados miembros analizarán los datos, compartirán alertas y estarán obligados a dar información si otro país la pide.   

¿Cuál es su objetivo?

El objetivo de esta iniciativa es poder analizar y procesar los datos con el fin de prevenir, investigar y perseguir delitos de terrorismo y delincuencia grave. En particular, los gobiernos europeos sostienen que el registro permitirá detectar de forma temprana los movimientos de los yihadistas europeos que van a combatir a Siria o a Irak y regresan a Europa para cometer atentados. Desde los atentados del 11-S de 2001, Estados Unidos, Canadá y Australia ya obligan a las aerolíneas, incluidas las europeas, a proporcionar los datos de los pasajeros. Algunos países europeos, como Reino Unido, ya han puesto en marcha su registro.

¿Qué datos incluirá el PNR?

Se trata de una veintena de datos que ya se almacenan en los sistemas de reserva de las aerolíneas. Entre ellos se encuentra el nombre del pasajero, las personas con las que vuela, las fechas de viaje, el itinerario, la información sobre el billete, los detalles de contacto, la agencia de viaje en la que se reservó el pasaje, el medio de pago utilizado, el número de asiento o la información sobre el equipaje. La directiva prohíbe expresamente procesar datos sensibles que puedan revelar el origen racial o étnico o la religión del viajero.

¿Durante cuánto tiempo pueden conservarse los datos?

Este ha sido uno de los puntos más polémicos de la negociación. Las capitales querían que los datos pudieran retenerse durante al menos 1 año, mientras que la Eurocámara exigía limitar el plazo un mes. El compromiso alcanzado prevé que los datos se almacenen durante un periodo inicial de seis meses en abierto. Cuando expire, la información se conservará enmascarada, es decir, borrando el nombre del pasajero, durante otros cuatro años y medio. En este segundo periodo, todavía podrá accederse a los datos pero en condiciones muy estrictas, en la mayoría de los casos con orden judicial.

¿Qué vuelos están cubiertos?

Esta cuestión también se ha discutido hasta el final. La norma cubre de forma obligatoria todos los vuelos extracomunitarios, es decir, entre la UE y un país tercero. También autoriza que los estados miembros recojan voluntariamente los datos de los pasajeros de los vuelos intracomunitarios. Pero todos los países han firmado ya una declaración en la que se comprometen a incluir siempre los vuelos intracomunitarios y también los chárter. Lo consideran imprescindible para detectar los movimientos de los yihadistas en el espacio sin fronteras Schengen.

¿Qué salvaguardas para la privacidad se incluyen?

Además de prohibir el procesamiento de datos sensibles y de limitar el plazo de conservación del resto, la directiva incluye otras salvaguardas en materia de privacidad. En particular, obliga a las aerolíneas a informar a los pasajeros de que sus datos serán procesados y reconoce a los viajeros el derecho de acceder a sus datos y rectificarlos. Las autoridades nacionales de protección de datos serán las responsables de supervisar todo el proceso.

¿Cuándo empezará a funcionar el PNR?

La comisión de Libertades Civiles de la Eurocámara votará el acuerdo el próximo 10 de diciembre y el pleno tiene previsto pronunciarse a principios de 2016. Los estados miembros dispondrán entonces de dos años para poner en marcha los registros. Pero todos ellos se han comprometido a acelerar los plazos. El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha anunciado que el registro español estará ya operativo el 1 de junio de 2016.