ELECCIONES VENEZOLANAS

Así compra Maduro las circunscripciones de Venezuela

La oposición denuncia que la formación oficialista utiliza los recursos del Estado para cosechar votos. 

El presidente venezolano Nicolás Maduro.

El presidente venezolano Nicolás Maduro. Reuters

  1. Elecciones Venezuela
  2. Oposición venezolana
  3. Venezuela
  4. Nicolás Maduro
  5. Oposición política
  6. Mesa de Unidad Democrática (MUD)
  7. Votaciones
  8. Fraude electoral
  9. Política

La Asamblea Nacional (AN), nombre del congreso unicameral previsto en la Constitución venezolana de 1999, nunca ha tenido en su historia una mayoría distinta al chavismo. Desde que ese parlamento se instaló en agosto de 2000, los presidentes Hugo Chávez y su sucesor Nicolás Maduro han podido gobernar con el apoyo de la mayoría de los diputados que han aprobado, en hasta seis oportunidades distintas, poderes especiales que le han permitido al Ejecutivo legislar.

En el período legislativo 2006-2011 el oficialismo obtuvo el 100% de los escaños, después de que la oposición llamara a sus seguidores a no votar y retirara a todos sus candidatos de las elecciones de 2005. Los partidos disidentes, liderados por Acción Democrática, alegaron falta de confianza en el Consejo Nacional Electoral (CNE) y pocas garantías en el secreto del voto.

El escenario para las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre, donde se elegirán a 167 diputados repartidos en 87 circunscripciones, luce distinto.

Por primera vez la oposición enfrenta una contienda de este tipo como favorita, según los sondeos de opinión. La mala gestión de Maduro y su gabinete frente a la crisis económica, que se traduce en la inflación más alta del mundo (cercana al 200%, según estimaciones del Fondo Monetario Internacional) y un desabastecimiento crítico en algunos rubros alimenticios, ha pasado factura al chavismo.

Una victoria contundente

Para que la oposición pueda cambiar el curso de las cosas necesita ganar con contundencia en las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre. Vencer en lugares donde siempre ha vencido y, además, sumar triunfos en las 33 circunscripciones que históricamente ha peleado con el chavismo.

Eugenio Martínez, periodista especializado en el tema electoral venezolano, estima que para que la MUD garantice más diputados que su adversario es necesario obtener —al menos— 53% del voto nacional, suponiendo un comportamiento lineal de crecimiento de la disidencia. Eso implica una diferencia de por lo menos seis puntos con respecto a los candidatos del Partido Socialista Unido de Venezuela.

Martínez también recuerda que con igualar el mejor registro de lo conseguido por el bloque opositor en la última década no sería suficiente.

Por ello, las 21 circunscripciones “plurinominales”, en donde se eligen dos o tres diputados, son clave en esta oportunidad. “Ganar estos espacios puede inclinar la balanza hacia un lado o hacia otro”, explica.

Las cinco circunscripciones que eligen tres parlamentarios son la C1 del estado Monagas (de tendencia chavista); la C1 de Barinas, la C2 de Bolívar, la C5 de Carabobo y la C1 del estado Lara, en las que ninguno de los bandos ha tenido un dominio contundente.

Énfasis en los puntos clave

El presidente Nicolás Maduro y su equipo entienden perfectamente la importancia de estos espacios. Por este motivo, el mandatario se ha encargado de visitar durante la campaña la Circunscripción 1 de Barinas, por ejemplo. Muy valiosa en cantidad de curules y también por el mensaje simbólico que representa para sus partidarios: Sabaneta, ciudad natal de Hugo Chávez, forma parte de esta zona.

Organizaciones como Súmate han exigido a la Contraloría General y a la Fiscalía que se investigue y sancione a funcionarios que han utilizado recursos del Estado para hacer campaña. Ministros, alcaldes y gobernadores han participado en actos públicos, junto a los candidatos del chavismo, en los que han hecho entrega de artefactos domésticos, materiales de construcción y hasta ordenadores portátiles. Incluso se les ha visto participar en actos oficiales de adjudicación de viviendas subvencionadas por el Estado o en la inauguración de autovías y estaciones de metro.

Ernesto Rodríguez, candidato del Psuv en el estado Anzoátegui, ha dicho en una entrevista en Globovisión que el uso de los recursos del estado es “natural”. “Si tenemos una empresa petrolera es para dar apoyo”, ha afirmado y también ha señalado a la oposición de hacer lo mismo con los recursos de algunas gobernaciones y alcaldías bajo su dominio.

“Donde esté una obra del gobierno bolivariano ahí estaremos los candidatos y candidatas de Chávez porque somos parte de una revolución”, ha dicho Diosdado Cabello, actual presidente de la Asamblea Nacional y candidato a la reelección por el estado Monagas, durante la entrega de recursos para la construcción de viviendas. Provea, una organización no gubernamental de derechos ciudadanos, ha rechazado estas declaraciones en un comunicado en el que advierte que según Ley Contra la Corrupción, Cabello “debería ser privado de libertad por uso de recursos públicos en campaña electoral”.

El artículo 145 de la Constitución Bolivariana de Venezuela establece: “Los funcionarios están al servicio del Estado, no de parcialidad alguna”. Es por ello que José Guerra, candidato de la MUD en Caracas, ha dicho que la campaña ha sido “épica”. “No nos enfrentamos a un partido, sino a un Estado”.