Estados Unidos

Lo que Rosa Parks todavía no ha podido arreglar

60 años después de que la afroamericana plantase cara a la discriminación, la desigualdad entre blancos y negros persiste.

Una manifestación contra la violencia policial hacia los negros.

Una manifestación contra la violencia policial hacia los negros. Reuters

El 1 de diciembre de 1955, la estadounidense negra Rosa Parks decidió decir basta a las desigualdades raciales. Cuando el conductor de un autobús de Alabama le ordenó que dejara su asiento libre para que un ciudadano blanco lo ocupara, Parks se negó. Eso le costó una noche entre rejas, pero su gesto se convirtió en un símbolo de la lucha por la igualdad racial en Estados Unidos.

La situación ha mejorado desde entonces. La segregación ha sido abolida. Pero la desigualdad entre ciudadanos negros y blancos sigue existiendo en aspectos como el acceso al sistema de salud, la justicia o el poder adquisitivo.

Los siguientes gráficos pretenden ofrecer una rápida fotografía de la desigualdad racial en EEUU.

LOS NEGROS SON LOS MÁS POBRES

Los hogares negros son los que menos ingresos tienen de todos los grupos raciales. La mediana (el valor que queda en el medio al ordenar los ingresos de cada hogar en orden ascendente) se situaba en unos 35.400 dólares para este colectivo el año pasado. Mientras tanto, para los hogares blancos de origen no hispano, la renta mediana era de 60.250 dólares, según la Oficina del Censo estadounidense.

La población negra gana menos.

La población negra gana menos.

Y, en proporción, los negros son el grupo con más miembros bajo el umbral de la pobreza. En 2014, el 26% de la población negra vivía en situación de pobreza, frente al 10% de pobres entre los blancos no hispanos.

Los negros son más pobres.

Los negros son más pobres.

LOS NEGROS TIENEN PEOR COBERTURA SANITARIA

El bajo poder económico de los ciudadanos negros repercute en su cobertura médica. Casi el 12% de la población negra de EEUU carece de seguro médico frente al 8% de la población blanca. Los hispanos, sin embargo, son los más desprotegidos, casi un 24%, en base a datos de la Encuesta Nacional de Salud de 2014.

Proporcionalmente, hay menos personas negras sin seguro.

Proporcionalmente, hay menos personas negras sin seguro.

De hecho, el 7% de la población negra no se había podido costear atención médica en los 12 meses previos a la realización de la encuesta. El 5% de los blancos se vio en la misma situación.

Un mayor porcentaje de negros no pudo ir al médico por dinero.

Un mayor porcentaje de negros no pudo ir al médico por dinero.

LOS NEGROS VIVEN MENOS

La esperanza de vida al nacer para los estadounidenses negros en 2013 era de unos 75 años, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), el brazo sanitario de la Administración de EEUU. Para los blancos no hispanos era de 79.

Los CDC apuntan a las enfermedades cardíacas, el cáncer y la apoplejía como las principales causas de defunción. Sin embargo, los negros fallecen más que los blancos en homicidios con arma de fuego. El mismo organismo afirma que ese año 6.400 negros fueron asesinados a balazos frente a 4.484 blancos.

Más negros que blancos fallecieron a balazos en 2013.

Más negros que blancos fallecieron a balazos en 2013.

Estos sucesos trágicos también ocurren a manos de la policía. Es el caso del joven afroamericano Michael Brown, que murió el año pasado en Ferguson, lo que desencadenó protestas masivas. The Guardian, que hace un recuento constante de las víctimas por violencia policial en EEUU, informa que 264 negros han perecido este año en episodios con las fuerzas de seguridad. Esto convierte proporcionalmente a la población negra en el grupo más afectado por este tipo de violencia.

LOS NEGROS SON LOS MÁS ENCARCELADOS

Aunque los negros representan apenas el 13% de la población de EEUU, llenan las cárceles estatales y federales del país.

Los negros representan apenas el 13% de la población.

Los negros representan apenas el 13% de la población.

A 31 de diciembre del año pasado, había cerca de 540.000 presos negros en el país condenados a más de un año entre rejas, según el Departamento de Justicia. Los negros eran así el primer grupo racial en número absoluto de presos. Había también algo más de 500.000 blancos, pero ellos representaban el 62% de los estadounidenses en 2014.

Hay más negros entre rejas.

Hay más negros entre rejas.

Un estudio publicado ese mismo año por el Pew Research Center (PRC) revelaba que la inmensa mayoría de los negros en EEUU cree que el sistema criminal de justicia es injusto. El 70% consideraba que recibían peor trato por parte de las fuerzas de seguridad del Estado y el 68% afirmaba que se les discriminaba en los tribunales.

LOS NEGROS SE GRADÚAN MENOS

Otro estudio del PRC muestra que, si bien más negros se están matriculando en la universidad, todavía hay un porcentaje menor con títulos universitarios. Entre 1996 y 2012, la población negra en los cámpuses creció un 72%. Sin embargo, en 2012, sólo el 9% de las personas entre los 25 y los 29 años que ostentaba un título de educación superior eran negras.