Atentados París

"El imán con más poder para radicalizar a la gente se llama Google"

Khalil Merroun, de origen ceutí, es el rector de la mezquita del pueblo en el que se crió Ismael Omar Mostefai.

Khalil Merroun

Khalil Merroun

Khalil Merroun es el presidente fundador y el rector de la mezquita de Evry-Courcouronnes. Tiene asignada una escolta desde los atentados de enero del Charlie Hebdo. Anoche le llamó su guardia-espalda y le dijo: "Te voy a dar una mala noticia". El agente acababa de ver en su móvil las primeras noticias que identificaban a uno de los terroristas del Bataclan como un joven nacido en Courcourronnes.

"Me dijo el apellido Mostefai. Me sonaba pero no conseguía visualizar ninguna cara. Viene mucha mucha gente aquí", explica Merroun a un pequeño grupo de periodistas en su despacho de la mezquita. "Luego pregunté a algunos jóvenes aquí. Y me han dicho que sí que vivía aquí y que se le conocía como Omar y no como Ismael que es como ha sido identificado. Se ha criado aquí y por lo que he podido saber era un chico más que normal".

Ismael Omar Mostefai, uno de los terroristas que se hizo estallar en Bataclan y que ha sido identificado por un dedo encontrado en la sala de conciertos tras el atentado, nació en Courcouronnes el 21 de noviembre de 1985. En unos días habría cumplido 30 años. Lo que se sabe es que vivió en este pueblo, una de las banlieues a una veintena de kilómetros al sur de París hasta 2010 y que tenía pequeños antecedentes penales y no había pasado nunca por la cárcel. Precisamente en 2010 fue cuando le le fichó como 'S' o sea como un sujeto que se estaba radicalizando. En los últimos años ha vivido en Chartres, 90 kilómetros al sur de París y los investigadores intentan averiguar si viajó a Siria y cuándo.

"Estudió aquí, en el Instituto Paul Fort", explica el rector de la mezquita. "Y parece que ha sido adoctrinado en Lucé, al sur de Chartres, por una persona que venía de otra ciudad. Pero yo no creo que sea solo esto. Hay un imán muy poderoso que radicaliza a los jóvenes y se llama Google", dice el rector. "Con el permiso de las policía, he estado visionando el material que se encuentra buscando en la red. Y son textos muy bien hechos", dice para subrayar la capacidad de persuasión del material difundido por los islamistas radicales en Internet.

Merroun llegó aquí en 1971. Nació en Ceuta y allí estuvo hasta los 18 años antes de viajar a Marruecos para hacer sus estudios. "Luego me vine aquí a Francia. Me gustada el idioma de Voltaire. Y llegué a Evry porque entré en la Sociedad nacional de estudio y de construcción de aviones. Soy técnico de aviación. He aprendido el árabe aquí. Mi primer idioma era el español", cuenta poco después de retomar la conversación tras una pequeña pausa para unos minutos de rezo en la mezquita. "Aquí", asegura, "no hay más problemas de los que hay en otras partes".

En su mesa junto a varios ejemplares del Corán, con las letras doradas impresas en cubiertas moradas, está aun una copia del periódico Le Parisien. "Cette fois c'est la guerre", dice el titular. Esta vez es la guerra. "Las primeras víctimas de todo esto son los musulmanes. El 99% de inocentes. Porque quien ha hecho esto solo quiere sembrar cizaña". Por esto dice, él no se cansa de hablar, de explicar, de contestar a todas las preguntas. "Es esta la 'buena yihad', el 'gran esfuerzo' que tenemos que hay que hacer".