Atentados en París

Así crea terror el EI

El Estado Islámico lleva aterrorizando Oriente Próximo desde 2007 con casi 12.500 muertos en unos 1.800 atentados.

La masacre del EI, en cifras

La masacre del EI, en cifras

Contra civiles, en Irak y con coche bomba. Este es el tipo de atentado que comete con más frecuencia el Estado Islámico. El grupo terrorista, que lleva aterrorizando Oriente Próximo desde 2007, acumula 12.500 muertos en casi 1.800 atentados.

EL ESPAÑOL ha realizado un análisis a partir de la base de datos sobre ataques terroristas que elabora la Universidad de Maryland. Los últimos atentados registrados datan del 2014, por lo que no se incluyen los ataques realizados por el EI en 2015.

Fue precisamente en 2014 cuando más atentados se le atribuyeron al Estado Islámico: 1.272. El primer ataque registrado data de enero de 2007. En él, un explosivo acabó con la vida de 92 personas en Hillah, una ciudad situada en el centro de Irak.

Irak es donde más presente está el Estado Islámico. El 88% de sus ataques los han cometido en este país. En ellos se han cobrado la vida de casi 10.800 personas. Le sigue Siria con casi 150 atentados y unas 1.650 muertes.

De las facciones vinculadas al EI, la más amplia y la que aglutina a las demás es el Estado Islámico de Irak y Levante (ISIL). Entre 2013 y 2014 cometió 1.614 atentados. A su denominación anterior, Estado Islámico de Irak, se le atribuyen 144 ataques entre 2007 y 2011. El resto de grupos vinculados al EI son minoritarios y de carácter provincial.

Los métodos más empleados

De los casi 1.800 ataques registrados, los más numerosos son los atentados con bomba. Representan el 67%. El segundo método más empleado por el EI, y quizás el más mediático, son los secuestros. Suman 215 y son la segunda actividad más mortífera del EI. Entre los dos suponen el 78% de las víctimas del EI, tal y como se puede apreciar en el siguiente gráfico.

De todos ellos, la masacre de Tikrit ha sido el más duro. Según el testimonio de un soldado iraquí en el The New York Times agentes del Estado Islámico asesinaron a 1.500 cadetes del ejército iraquí situados en Camp Speicher, una antigua base del ejército norteamericano. El palacio presidencial de Tikrit, escenario del baño de sangre, pertenecía al derrocado Saddam Hussein.

Hay un patrón en la mayoría de los ataques: se dirigen a civiles o a la policía. Los cuerpos que más han sufrido estos ataque son la la policía iraquí y sus fuerzas armadas. Los objetivos de las bombas son siempre lugares concurridos como mercados, plazas, edificios del gobierno, sedes de la policía, restaurantes, bares o cafés.

De los casi 1.800 ataques que se le atribuyen al Estado Islámico, el grupo ha reclamado su autoría en el 36% de ellos. La forma más habitual que tiene el EI de hacerlo es a través de Internet. Desde sus inicios, el grupo terrorista ha publicitado sus acciones desde la web, creando terror con producciones virales de sus acciones más violentas.

La base de datos utilizada para elaborar esta información pertenece al Global Terrorism Database produced by the National Consortium for the Study of Terrorism and Responses to Terrorism