LA MAFIA EN LOS TIEMPOS DE ARTUR MAS

"Lo de los residuos está jodido", dijo su socio, y Jordi Pujol Jr. ofreció amañarlo con CiU

La Policía interviene correos en los que promete desbloquear las licencias urbanísticas de un vertedero: "Si tienes problemas, piensa que como CiU tenemos fuerza. Así iría más rápido".  

Ilustración sobre los negocios de Javier Mayol y Jordi Pujol Ferrusola.

Ilustración sobre los negocios de Javier Mayol y Jordi Pujol Ferrusola.

Jordi Pujol Ferrusola ofrecía por escrito su capacidad de influencia en CiU mientras Artur Mas era presidente de la Generalitat. Así lo prueban numerosos correos electrónicos intervenidos por la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) y la Agencia Tributaria al primogénito del histórico líder nacionalista a los que ha tenido acceso EL ESPAÑOL. Se trata de las primeras pruebas documentales que certifican las sospechas apuntadas por la Fiscalía, la Policía y el juez de la Audiencia Nacional, que sostienen que la familia, a la que conciben ya como una banda organizada, lleva décadas cobrando cuantiosas comisiones a cambio de dispensar protección pública.

Las primeras pruebas de los favores del clan 

Los investigadores del denominado caso Pujol disponen de un amplio repertorio de comunicaciones enviadas por el primogénito del clan catalán en el que oferta sin tapujos su poder en el partido nacionalista a la hora de conseguir o agilizar licencias urbanísticas o medioambientales. “Si tienes algún problema piensa que como CiU tenemos fuerza”, explicitó Pujol Jr. en noviembre de 2011 a un empresario catalán que le solicitaba ayuda con la Administración catalana.

Hasta el momento, la Fiscalía Anticorrupción, la Policía Judicial y los magistrados que han instruido el sumario han llegado al convencimiento de que Pujol Jr. ha venido cobrando durante los últimos años al menos 11,5 millones en comisiones ilegales de grandes empresarios a cambio de favores públicos. No en vano, Pujol Ferrusola no ha podido acreditar que prestara trabajo real alguno a las grandes constructoras o empresas de servicios que le contrataban. Sin embargo, hasta ahora no se había podido documentar que el objeto real de las transacciones fuesen sus contactos políticos.

"El tema de los residuos está jodido"

Pujol Ferrusola envió un correo electrónico a las siete de la tarde del 14 de noviembre de 2011 a su amigo y socio Josep Mayola, uno de los gigantes catalanes del negocio de los residuos, que se encuentra imputado en el 'caso Pujol' por sus relaciones con el primogénito del clan. En esa misiva le preguntaba qué tal iban sus negocios conjuntos: "¿Hay alguna novedad? ¿Cómo está el tema residuos?". 

Correo remitido por el empresario Josep Mayola.

Correo remitido por el empresario Josep Mayola.

La contestación de su amigo Mayola se produjo un día después. “El tema de los residuos está jodido”, le resumió con contundencia. “En Cruïlles -señalaba este empresario en referencia a una planta de incineración de su propiedad en este municipio de Gerona- debemos esperar a ver si en diez días el Supremo admite a trámite un recurso y tramitar una nueva licencia”. Apostillaba Mayola con resignación que sería ya “la cuarta” licencia y que esperaría “a ver qué pasa” con esta instalación, que lleva años inmersa en una batalla judicial promovida por las asociaciones vecinales del municipio.

Pero todavía más. Este empresario catalán añadía a Pujol Jr. que “respecto a nuestro tema de los residuos”, en referencia a negocios en común, había mantenido “un par de reuniones con el Consell Comarcal y la idea les ha parecido muy buena”. “Ahora debemos dejar unos días para que se produzcan reuniones internas y a ver si lo tiramos hacia adelante”.

La protección de la familia

Tras exponer a la familia Pujol las trabas puestas por la Administración catalana presidida por Artur Mas a sus proyectos, el hijo mayor del ex presidente autonómico catalán le ofreció inmediatamente una solución. “Si tienes algún problema con el tema residuos piensa que como CiU tenemos fuerza en el Consell Comarcal. Así iría más rápido”. De hecho, desde el 27 de junio de 2011, CiU gobernaba este ente supramunicipal gracias a sus 16 consejeros junto al PP, representado por dos, siendo el máximo responsable de este organismo el alcalde de Sant Martí de Llémena, Jaume Busquets, de Convergencia Democrática de Cataluña (CDC). Y por aquellas fechas Jordi Pujol i Soley todavía presidía el partido.

Las mentiras ante el juez y el Parlament

Tal y como queda acreditado en esta cadena de correos electrónicos, lejos de ofrecer algún tipo de asesoramiento específico en materia de residuos, Pujol Jr. pone sobre la mesa su capacidad para agilizar los permisos de la controvertida planta de incineración de Cruïlles, situada en la comarca del Bajo Ampurdán. Y queda constancia, además, de que Mayola aceptó gustoso el ofrecimiento de la familia. "De acuerdo, lo tengo en cuenta", replicó apenas minutos después.

Correo enviado por Jordi Pujol Ferrusola en el que habla de utilizar la influencia de CiU para sus negocios.

Correo enviado por Jordi Pujol Ferrusola en el que habla de utilizar la influencia de CiU para sus negocios.

El hijo mayor de Jordi Pujol i Soley explotó durante un tiempo junto a Mayola el vertedero de la también localidad gerundense de Tivissa. Precisamente por este negocio, el empresario se vio obligado a comparecer como imputado por blanqueo de capitales, delito fiscal y falsedad documental ante el Juzgado de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional así como ante la comisión parlamentaria del 'caso Pujol'. En ambas comparecencias, Mayola negó haber recibido “favores políticos” por intermediación de Pujol Jr., se desvinculó del primogénito negando ser o haber sido socio suyo y subrayó que sus negocios se rigen exclusivamente por “criterios técnicos”.

"¿Le consta que el Sr. Pujol llevara a cabo alguna gestión para tramitar sus licencias?", le preguntó directamente el juez Pablo Ruz a Mayola. "No", contestó tajante el empresario. "Pero no es que no me conste, sino que es que no", enfatizó. "Si tú cumples con tu negocio, los técnicos te tienen que dar la licencia", agregó intentando hacer creer que no existe margen decisorio para los políticos.

La "amistad íntima" de Mas con los Pujol

El propio Pujol Jr. ya confesó durante su comparecencia parlamentaria sobre las actividades de su familia ser "muy amigo" de Artur Mas. "Es muy amigo mío y yo con mis amigos no tengo por qué verlos cada día, cenar, esquiar o jugar a la ruleta. A veces los veo una o dos veces al año pero sé que los tengo". "Es una conexión muy íntima, intelectual y espiritual", prosiguió en referencia a su relación con Mas. "Sé que el día que lo necesite lo encontraré. Soy una persona independiente y de momento no me ha fallado nunca". De esta forma dejó en evidencia al propio presidente de la Generalitat en funciones, que había dicho días antes que apenas conocía a Pujol Jr. y que sólo recordaba haber salido en una ocasión a cenar con sus respectivas parejas.