Datos del tercer trimestre

Cataluña tira del PIB español con su mayor crecimiento desde 2007

La economía de la región avanza al margen de la incertidumbre política y se mantiene entre las autonomías que más crecen.

.

.

El PIB de Cataluña avanzó un 3,6% en el tercer trimestre del año respecto al mismo periodo del año anterior, según la estimación realizada por Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF). Un dinamismo que contrasta con algunas voces que advertían que la economía de la región estaba herida de muerte por el movimiento independentista. Nada más lejos de la realidad, el PIB de la región no avanzaba tan rápido desde el año 2007, en plena burbuja inmobiliaria, cuando llegó a crecer a ritmos del 4%.

Con este avance del 3,6%, la economía catalana lleva ya un año completo tirando del crecimiento de España. Cataluña crece a un ritmo mayor que el conjunto del país. Entre julio y septiembre, el PIB de la región aumentó dos décimas más rápido que el español, que sumó un 3,4% según los datos publicados por el INE. De este modo, Cataluña se convirtió en la quinta autonomía que más avanzó en este trimestre, por detrás de la Comunidad Valenciana y Baleares, que crecieron un 4,3%; La Rioja, que sumó un 3,8% y Canarias, que avanzó un 3,7%.

.

.

Esos datos evidencian que la economía española se ha beneficiado del buen desempeño de Cataluña en los últimos años en especial durante toda la legislatura de Mariano Rajoy. Pero estos datos también demuestran que el escenario actual está siendo propicio para que la comunidad autónoma pueda desplegar su potencial. Esta situación se pone de relieve al observar las tasas de crecimiento que está consiguiendo actualmente y que están ya a la altura de los mejores trimestres de la gran expansión de los años 2000. En definitiva, un escenario de confianza de empresas y consumidores que elevan el consumo y la inversión, los dos sectores más importantes para el PIB.

Mucho tiene que agradecer Rajoy a Cataluña en términos de crecimiento, ya que ha sido una de las comunidades autónomas que más ha contribuido a acelerar la recuperación. Desde noviembre de 2011, la economía catalana ha comportado mejor que la española durante todos los trimestres salvo en tres: el último de 2011, el primero de 2012 y el tercero de 2014. De esta forma, Cataluña lleva ya un año completo tirando de la recuperación del conjunto del país con tasas de crecimiento superiores a las del conjunto del Estado.

.

.

En el extremo opuesto del listado, a la cola del crecimiento en España, se sitúa Murcia, con un avance del 2,5%, seguido de Castilla-La Mancha, con un 2,6% y Galicia y Extremadura, que avanzaron un 2,8%, según las estimaciones de AIReF.

Cataluña vs. Madrid

En la pugna de las dos grandes comunidades autónomas españolas por liderar la recuperación, Cataluña también lleva la delantera. La región lleva 10 trimestres consecutivos mejorando o igualando el ritmo de crecimiento de Madrid. La última vez que el PIB madrileño tuvo un mejor desempeño fue en el primer trimestre de 2013.

Cataluña está liderando la salida de la crisis, sin embargo, durante la recesión la situación fue opuesta y mientras la región catalana era un lastre para el conjunto del PIB nacional, Madrid fue la autonomía que mejor se comportó. Por ejemplo, en 2012, cuando el producto interior bruto catalán se hundía a ritmos superiores al 2%, la comunidad madrileña retrocedía un 1%. Ahora, cuando ha llegado la recuperación, el rebote catalán está siendo mayor, algo que tiene sentido si se comprende que viene de un descenso mucho mayor.

Toda la remontada de Cataluña de estos últimos años no es suficiente para que la región adelante a Madrid en el conjunto de la crisis, que ha sido la autonomía que mejor se ha comportado desde el estallido de la burbuja. Por su parte, Cataluña sigue pagando los primeros años tan malos que vivió hasta 2012 en los que se desplomó el consumo privado y la inversión pública. 

Madrid ya está a falta de un trimestre (dos como mucho) de llevar su PIB hasta los niveles previos a la crisis. Será la primera autonomía que consiga elevar el tamaño de su economía hasta niveles históricos. Por el contrario, Cataluña va con un retraso importante respecto a la comunidad madrileña y todavía tiene que crecer más de un 5% para volver a los niveles de 2008. Más lejos todavía está el conjunto del PIB español, que necesita crecer más de un 7% para llegar a los niveles de 2008. Paciencia, tendrá que esperar unos años hasta conseguirlo.

Suspende en empleo

La buena evolución del PIB en Cataluña no tiene reflejo en el empleo, que en los últimos cuatro años ha languidecido por debajo del resto de España, según revelan los datos de la última Encuesta de Población Activa (EPA) elaborada trimestralmente por el INE. El número de ocupados en la comunidad autónoma al cierre del tercer trimestre del año se situó en 3,11 millones, lo que significa que en los últimos cuatro años se han perdido 120.700 empleos, un 3,2% menos. En este periodo, España también destruyó empleo, pero a un ritmo inferior, del 2,4%.

.

.

La caída de la población activa es lo único que ha permitido a Cataluña, como al resto de España, reducir la tasa de paro desde el año 2011. Esto es así porque, mientras se destruían empleos, el número de personas que salían de la población activa era mayor, bien porque emigraban o porque dejaban de buscar trabajo. De este modo, el porcentaje de desempleo de la comunidad autónoma se ha reducido en estos cuatro años en 1,89 puntos, hasta cerrar el tercer trimestre en el 17,49%.

Este descenso no permite a Cataluña remontar muchas posiciones en la escala de paro por comunidades autónomas. En estos cuatro años ha pasado del puesto undécimo al décimo. Sin embargo, sí que está por debajo del desempleo que hay en el conjunto del país, donde el porcentaje de parados alcanza el 21,18%, 3,69 puntos por encima del catalán.