Comité Federal PSOE

Susana Díaz 'corrige' el programa de Sánchez y propone derogar la reforma laboral

Los socialistas andaluces proponen cambios en las medidas para las generales y ponen en evidencia las discrepancias con Ferraz.

Susana Díaz y Pedro Sánchez este miércoles en la puerta de Congreso

Susana Díaz y Pedro Sánchez este miércoles en la puerta de Congreso

  1. Comité Federal PSOE
  2. Susana Díaz
  3. PSOE
  4. Andalucía
  5. Junta de Andalucía
  6. Pedro Sánchez
  7. Partidos políticos
  8. Política

"Los socialistas andaluces apuestan por derogar con carácter inmediato toda la reforma laboral del PP, que establece un modelo de empleo precario, bajos salarios y despidos baratos y un sistema de relaciones laborales sin equilibrio de poder entre trabajadores y empresarios". Así reza una de las enmiendas que presentarán al borrador de programa electoral del PSOE para el 20-D ideado por Ferraz y que se debatirá en la conferencia política de los próximos 14 y 15 de noviembre. No tiene cabida para el PSOE-A, por tanto, una derogación parcial o una reforma en profundidad en la que el coste de despido quede intacto como propuso Pedro Sánchez. Es una derogación total e inmediata.

Esta enmienda fue aprobada en el comité director (el máximo órgano de decisión del partido entre congresos) celebrado este viernes, en el que Susana Díaz dio un discurso de perfil bajo. Así se materializaba el aviso lanzado ya el pasado lunes de que en el PSOE andaluz no gustaba la propuesta de Ferraz, que achacan directamente al puño y letra de Jordi Sevilla, por ser una medida volcada más en aspectos como la precariedad del empleo y los bajos salarios, dejando de lado el despido para que se resuelva en el marco de las negociaciones entre patronal y sindicatos y un nuevo Estatuto de los Trabajadores.

El punto de partida de ese rechazo es que la indemnización por despido no puede dejarse tal y como está porque favorece al empresario en detrimento del trabajador, y eso casa más con la derecha que con el centro-izquierda. Sin ir más lejos, el coste del despido es uno de los aspectos que siempre más inquieta a la patronal. La referencia que tiene el PSOE son los 33 días de indemnización por año trabajado que hubo en la etapa de Rodríguez Zapatero en el Gobierno, que fue una bajada de los 45 días que había entonces, pero que es mucho más que los 20 actuales.

¿Efecto llamada?

En esta oposición frontal a esa derogación parcial Andalucía es probable que no esté sola y que otras federaciones sigan el camino de los socialistas andaluzas y presenten enmiendas en el mismo sentido.

Esta enmienda, que también se recuerda que la reforma laboral laboral “ya ha sido desautorizado por la jurisprudencia del Tribunal Supremo y que preocupa a la OIT y la OCDE por sus consecuencias en el nivel de pobreza en el deterioro del clima social, forma parte de un extenso documento en el que también se recogen otras medidas de no menor calado.

Lucha contra la corrupción

En el capítulo de lucha contra la corrupción, los socialistas andaluces reproducen uno de los compromisos en la lucha contra la corrupción que llevaban en su programa de las autonómicas de marzo de este año: evitar las “puertas giratorias” mediante el endurecimiento de las incompatibilidades de los cargos públicos que cesen en su actividad. Otras propuestas son centralizar toda la información referida a transparencia de los representantes políticos y públicos en un Registro Público Estatal y medidas para prohibir al Gobierno de la Nación el indulto a cualquier condenado por delito de corrupción, fiscal, contable y económico. También reclaman la prohibición expresa y por ley de la aprobación de nuevas amnistías fiscales.

En sanidad, el PSOE-A aboga por aplicar a nivel nacional lo que funciona en Andalucía, pero que ha desatado una guerra constante de recursos con el Gobierno central: las subastas de medicamentos. Una medida que ha supuesto para las arcas andaluzas un importante ahorro en el gasto farmacéutico. Y en políticas sociales, proponen un Pacto de Estado para la aplicación de la Ley de Dependencia y la subida de las pensiones no contributivas y las de menor cuantía.

Previo al debate y aprobación de estas enmiendas, Susana Díaz pronunció un discurso con las claves como la unidad y la cohesión ante el desafío independentista, y aseguró que este debate Andalucía “pinta mucho” al ser un elemento de “estabilidad, cohesión e igualdad, y de defensa de la Constitución”. Insistió en que el PSOE debe concurrir a las elecciones con un proyecto “reconocible e inconfundible” y que los socialistas andaluces deben ayudar a que el partido “gane bien” las elecciones, en lo que sería la cuarta victoria del PSOE en esta comunidad. “Si Andalucía da la victoria al PSOE, habrá presidente socialista”, concluyó.