Corrupción

El juez de la Gürtel imputa a un exdirectivo de Iberia ya fallecido

Francisco Sánchez Arranz, que también fue concejal de Boadilla del Monte con Arturo González Panero, murió hace unos meses.

Francisco Correa, principal acusado de la Gürtel.

Francisco Correa, principal acusado de la Gürtel.

El juez José de la Mata citó a declarar como imputado en la Operación Gürtel a un exconsejero de Iberia y exconcejal de Boadilla del Monte ya fallecido. En un auto emitido el martes, el magistrado le acusaba de un presunto delito de prevaricación. Francisco Sánchez Arranz estaba citada el 2 de noviembre. Pero murió hace unos meses.  

Sánzhez Arranz -fue edil en el Ayuntamiento de Boadilla hasta 2008-. El juez quería que respondiera por la adjudicación de una parcela pública a la constructura UFC SA. Según el auto, el exdirector del gabinete de Presidencia de Iberia "en connivencia con, entre otros Francisco Correa y Arturo González Panero, habría elaborado los pliegos de condiciones del referido expediente favoreciendo en su adjudicación  a favor de UFC SA por un precio menor al realmente procedente". 

El exconcejal popular ya prestó declaración en 2010 en esta misma causa, pero esta vez como testigo. En aquella ocasión, Sánchez Arranz reconoció que él era la persona encargada de que los hijos de José María Aznar y otras personas que contrataban los viajes con Francisco Correa pagaran los billetes en turista pero volaran en primera clase. El exdirectivo de Iberia mantuvo entonces ante el juez que no consideraba estas subidas de rango un trato de favor, ya que era una práctica habitual con los billetes de determinadas personalidades. En líneas generales, Sánchez Arranz se desligó entonces por completo de los negocios del principal acusado en la causa.

Junto con Sánchez Arranz, De la Mata ha citado también a declarar a Juan Carlos Rey, director técnico de la Concejalía de Actividades Físico-Deportivas del Ayuntamiento de Boadilla en el año 2007. Rey está citado también por un presunto delito de prevaricación al facilitar presuntamente la adjudicación de las obras del Parque de la Salud de Boadilla a Constructora Hispánica. La concesión se realizó mediante "la emisión de un informe en el que habría otorgado de forma arbitraria una mayor puntuación a las propuestas de esta empresa frente a otras similares, o incluso mejores, presentadas por otras licitadoras sin razonar ni motivar tal valoración".