Registros al clan familiar

Jordi Pujol Jr. quiso evitar que la Policía requisara un documento con anotaciones bancarias

Durante la entrada en casa del expresidente catalán, su primogénito alegó que papeles con los que estaba trabajando eran de su madre

La Policía finaliza el registro de las oficinas de las empresas de Jordi Pujol Ferrusola. / EFE

La Policía finaliza el registro de las oficinas de las empresas de Jordi Pujol Ferrusola. / EFE

El primogénito del expresidente catalán, Jordi Pujol Ferrusola, intentó evitar que los agentes de Policía que acudieron a primera hora de la mañana de este martes al domicilio de sus padres donde está viviendo temporalmente, se llevaran unos papeles encontrados en la mesa de despacho donde el hijo estaba trabajando con anotaciones de cuentas bancarias.

Según aseguran fuentes de la investigación EL ESPAÑOL, la Policía únicamente estaba autorizada a llevarse todo aquello de Jordi Jr. porque el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata había autorizado las entradas y registros en los domicilios y empresas de tres de los hijos del matrimonio, Jordi, Pere y Josep. Sin embargo, al estar viviendo el mayor de ellos con sus padres, el operativo tuvo que trasladarse a casa del expresidente de la Generalitat para requisar las pertenencias de Jordi hijo y posteriormente trasladarle hasta su propio domicilio para proceder al registro.

Una vez presentes los agentes dentro de la casa de Pujol y Marta Ferrusola fueron dirigidos al despacho utilizado por el mayor de sus vástagos. Sin embargo, según estas fuentes, al comprobar la existencia de una serie de papeles con anotaciones sobre cuentas bancarias encima de la mesa, Pujol Jr. fue a guardarlos en una caja bajo el alegato de que se trataba de documentación de su madre y, por tanto, sin autorización para incautarlos. Sin embargo, la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía (UDEF) optó por requisarlo para su análisis. Según estas mismas fuentes, en el caso que se demuestre que se trata de papeles de su madre se le devolverían.

Tanto el matrimonio Pujol-Ferrusola como su hijo se encontraban durmiendo cuando la Policía, junto a dos miembros de la Fiscalía Anticorrupción, irrumpieron en su domicilio con un mandato judicial. Fuentes conocedoras del caso aseguran que el ex 'molt honarable' y su esposa estuvieron en todo momento con predisposición a no interferir en la investigación y con trato afable y educado. Pasada una hora, llegó el hijo pequeño del matrimonio, Oleguer, para acompañar a sus padres hasta que se marchara la Policía.

Después de aproximadamente dos horas, los agentes allí presentes informaron a Jordi Pujol Jr. que debía acompañarles hasta su domicilio para continuar allí los registros. Éste no puso ningún impedimento. Una vez en su casa, continuaron buscando documentación aunque diversas fuentes aseguran que no tenía prácticamente nada. Tampoco guardaba papeles en casa de su actual pareja, a quien se le realizó un requerimiento para entregar todo lo que tuviera.

Piden el embargo de sus bienes

En una de las naves industriales registradas, los agentes encontraron su colección de coches de lujo, junto a maquinaria y gran cantidad de repuestos. Fuentes del caso indican que parecía un auténtico taller. En este caso, la Policía sólo estaba autorizada a incautar documentación y material informático pero en ningún caso bienes. Según ha podido saber EL ESPAÑOL, la UDEF había solicitado al titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional la imposición de diversas medidas cautelares al clan familiar como el embargo de bienes pero el magistrado todavía no ha resuelto.

En el domicilio de Pere Pujol se incautaron 96.000 euros y en el de su hermano Josep varias agendas y diversa documentación que ahora debe ser analizada. Ambos fueron ayer mismo imputados por el juez De la Mata por un delito de blanqueo de capitales y han sido citados para el próximo 13 de noviembre para ser interrogados. El instructor acordó los registros del martes tras el análisis de la comisión rogatoria remitida por las autoridades andorranas con datos sobre movimientos y cuentas bancarias de Jordi Pujol Ferrusola.

Durante el registro de la empresa de Jordi Jr., Iniciatives Marketing i Inversions, desde la cual habría cobrado gran parte de trabajos realizados a otras empresas, a su vez contratistas de obras públicas en Cataluña, los investigadores no encontraron prácticamente ninguna documentación de relevancia. Según fuentes del caso, los agentes que acudieron al registro tuvieron la impresión de que las oficinas de la sociedad había sido limpiada de papeles recientemente.

Por su parte, fuentes de la defensa de la familia Pujol señalan que desde el Juzgado se podía haber requerido a sus miembros toda la documentación necesaria sin necesidad de montar un dispositivo de grandes dimensiones, con 200 agentes trasladados para la ocasión. También han informado que no se recurrirá la imputación de Josep y Pere y acudirán a la Audiencia Nacional a declarar.