Consumo

Los súper rebajan la marca blanca para retener al consumidor

Alcampo, Carrefour, Lidl y Mercadona lideran el ránking de cadenas con precios de más baratos.

Exterior de una tienda Dia

Exterior de una tienda Dia

Las marcas blancas son como un termómetro de la evolución económica. Su consumo se disparó al principio de la crisis, cuando los consumidores viraron sus compras hacia productos más baratos independientemente de quien los fabricara. Pero, ¿qué está pasando ahora que el consumo empieza a recuperarse? ¿Siguen los súper rebajando el precio de su marca blanca? ¿Quiénes son los distribuidores que las venden más baratas?

Este año, la mayoría de cadenas de supermercados han bajado el precio de su marca propia, según un informe elaborado por la organización de consumidores OCU. Dato que, sin embargo, contrasta con una incipiente recuperación en el gasto medio en alimentación de los hogares españoles.

Para elaborar este estudio, la OCU tiene en cuenta lo que denomina “cesta económica” que está compuesta por 80 productos de gran consumo definidos por contenido, formato, volumen y precio más bajo, pero no por su marca. Por eso, esta cesta barata coincide con la marca blanca o del distribuidor.

Carrefour, la que más baja su marca blanca

En el último año, esta “cesta económica” ha rebajado su precio medio en un 2,6% y la mayoría de cadenas ha seguido este camino descendente. A la cabeza, dos de las enseñas del grupo Carrefour (Express y Market) que la han rebajado en un 11,1% y un 8,1%, respectivamente.

Las cadenas que más han bajado su marca blanca

Las cadenas que más han bajado su marca blanca

La tercera en este "pódium descuento" es El Árbol, la enseña de supermercados que DIA adquirió hace un año para ganar presencia en comunidades como Castilla y León y Asturias. La adquisición ha conllevado un reposicionamiento de su marca blanca, que ha disminuido sus precios en un 8,1%.

“Vemos que hay estrategias de reposicionamiento de precios. Se ve claramente en Alcampo que, hace un año, rebajó el precio de su marca blanca y, este año, la ha vuelto a subir”, explica Enrique García, responsable de comunicación y de la OCU. Las que más han subido, además de Alcampo (que tirado al alza el precio de su marca propia un 8,8% y aún así sigue siendo la más barata); son MaxiDia, una de las ramas comerciales de DIA, que lo ha incrementado un 4,3%; y Lupa (que opera en Cantabria, Castilla y León y Rioja)  y que los ha elevado un 3,8%.

Las cadenas que más han subido su marca blanca

Las cadenas que más han subido su marca blanca

Las marcas de fabricante suben, según la OCU, sus precios y las blancas van en sentido contrario. “La tendencia general en la cesta con primeras marcas [la elaborada con 150 productos de marca y de fabricante] para cadenas de ámbito nacional (con la excepción de Carrefour Express, Carrefour Market y Simply Market) ha sido el alza. Esta ha sido notable en algunas cadenas que llevaban tiempo rebajando su oferta, como las del grupo El Corte Inglés (han subido entre el 1,4% y el 1,9%) o Bon Preu”, argumenta la OCU.

La mayor competencia de la etiqueta blanca viene ahora, según explica la organización de consumidores, de las cadenas regionales y locales que se han esforzado por rebajar los productos, tanto de la cesta de primeras marcas como, especialmente, del carrito económico, ayudadas por su estrategia de agruparse para sacar sus propias marcas blancas. Es lo que han hecho, por ejemplo, las enseñas agrupadas en el Grupo IFA.

“Hay que tener en cuenta que la marca blanca también está buscando su sitio. Las marcas del fabricante han tenido que reposicionar a la baja sus precios con la crisis y ahora quieren recuperar márgenes”, argumenta Enrique García. Es decir, una vez superado lo peor de la crisis el baile de precios ha vuelto a empezar. “Las marcas blancas tienen que competir para volver a tener un diferencial con las del fabricante” Hay que volver a ser competitivo a ojos del consumidor.

Los súper con la marca blanca más barata

Los súper con la marca blanca más barata

Las cadenas con la marca blanca más barata son, según este ránking, Alcampo, Deza (que opera en Córdoba), Carrefour, Lidl y Mercadona. Mientras, las dos que comercializan las enseñas del distribuidor más caras son dos cadenas madrileñas: Villa de Madrid y Sánchez Romero. Esta última es, también, la más cara a la hora de realizar la compra, incluyendo productos frescos y los que cuenta con la rúbrica del fabricante.

Frenazo a la caída del gasto

La crisis ha provocado un severo recorte del presupuesto que dedican las familias a alimentación y droguería. Entre 2007 y 2014, el presupuesto familiar medio ha bajado de 32.000 euros hasta 27.038, una caída del 15% que parece tocar a su fin. “El año 2015 es el primero desde que comenzó la crisis en el que se advierten síntomas de recuperación del consumo de familias", según explica la portavoz de la OCU, Ileana Izverniceanu.

¿Y cuánto se gastan ahora las familias? El gasto medio de un hogar en productos del fabricante (que la OCU denomina cesta tipo) es de 6.138,7 euros; mientras que si es una “cesta económica”, que se realiza sólo con productos de marca blanca, el gasto es de 4.449 euros al año.

Pero hay significativas diferencias en función del súper en el que se haga la compra. En el caso de los productos marquista, dependiendo de la tienda, el ahorro puede llegar a alcanzar los 3.260 euros, mientras que si se compra marca blanca, el diferencial puede llegar a situarse en más de 2.900 euros en función de si se elige el establecimiento más caro o el más barato de España.

De media, según la OCU, un consumidor puede ahorrarse 823 euros si compra esa cesta tipo en el súper más barato. Pero en Madrid el diferencial entre el local más caro y el más económico, es de 2.712 euros. Es decir, según ese diferencial, una familia puede comprar con el mismo presupuesto durante seis meses más si sólo comprase en la tienda con precios más bajos. En localidades más pequeñas, como Puertollano, Pontevedra, Ciudad Real y Teruel, el diferencial de precios entre el súper más caro y el más barato no llega a 400 euros.

El establecimiento más barato de España es el hipermercado Alcampo de Vigo, por delante de dos supermercados Dani (de Jaén y Granada), además del súper Cash Fresh de Córdoba. Mientras, los más caros son los supermercados Sánchez Romero de Madrid, seguidos de un Covirán de Pamplona y un Proxim de Barcelona. Por cadenas, las más baratas en el conjunto de España son Dani, Cash Fresh y Familia y las más caras Sánchez Romero, Hiperdirect y Aprop.