Évole viaja a Huesca y retrata la historia de una injusticia

El programa 'Salvados' narra cómo los vecinos de Jánovas fueron expulsados para construir un pantano que nunca se concretó.

Jordi Évole durante la grabación de Salvados

Jordi Évole durante la grabación de Salvados Atresmedia

Año 1961. Los mandamases del régimen franquista deciden construir un embalse (uno más) en un valle oscense. Los vecinos del pueblo de Jánovas son expulsados por la vía de expropiación forzosa que acomete la empresa Iberduero, en connivencia con la dictadura. Todos salen del lugar menos dos familias que deciden resistir. En 1984, con Felipe González en el poder, la Guardia Civil se presenta en la localidad y echa por la fuerza a los resistentes. Hoy, el pantano no se ha construido y los vecinos intentan regresar a este pueblo abandonado, donde la maleza y la vegetación han engullido lo que queda de edificios derruidos.

Jordi Évole ha viajado a esta localidad de Huesca para retratar lo que considera una tremenda injusticia. Ha hablado con los vecinos afectados. Ya ha rodado una edición de Salvados con su habitual estilo que entremezcla la denuncia social con los testimonios directos y la investigación. El próximo domingo los espectadores podrán ver en La Sexta el resultado. Y descubrirán, entre otras cosas, cómo en 2001, con José María Aznar en La Moncloa, la obra se paralizó definitivamente gracias a un alto cargo del Ejecutivo del PP que antepuso el impacto ambiental que causaría el embalse a los deseos de algunos de sus jefes.

Es este uno de los capítulos de Salvados con más implicación personal para este periodista. Y es que todo empezó cuando unos años atrás él, que viajaba con su familia hacia Ordessa, vio un cartel reivindicativo y paró su coche para comprender qué había ocurrido allí. “Se trata de una historia pequeña, pero es una injusticia, y las injusticias no son pequeñas ni grandes, sino que son universales”, relataba el propio Évole este lunes en Jánovas, donde citó a unos cuarenta periodistas que asistieron al preestreno del documental.

Un testimonio valioso

Los miembros del programa que se emite en La Sexta grabaron esta historia entre junio y julio. Ahora han vuelto a las ruinas de este pueblo oscense. Allí han encontrado a unos vecinos más que agradecidos. Emocionados, apenas pueden creerse que alguien haya puesto el foco en su historia. “No es una exclusiva, porque muchos otros lo han contado, pero en el programa hay un testimonio muy valioso que puede explicar las cosas”, afirmaba el presentador antes de la proyección que tuvo lugar en la vieja escuela de Jánovas.

Los pormenores de esta historia de una injusticia desataron las emociones entre los vecinos que acudieron a ver el preestreno. En puridad, era el segundo pase, porque en la noche del domingo los vecinos pudieron ver en primicia la cinta. Los testimonios de los protagonistas y, sobre todo, el aroma inconfundible de la corrupción, tanto la de la dictadura como la de la democracia, pueblan un relato que no dejará indiferentes a los espectadores.

Próximos programas: Jordania, Cifuentes... ¿Rajoy?

Además de hablar sobre el programa acerca de Jánovas, Évole también aprovechó esta cita con periodistas para revelar los planes para el futuro de su exitoso programa. En los próximos días él y su equipo viajan a Jordania para narrar cómo se vive en un campamento de refugiados en ese país. Allí viven desde hace años más personas de las que ahora Europa va a recibir como consecuencia de la crisis migratoria.

“Se trata de una historia pequeña, pero es una injusticia, y las injusticias no son pequeñas ni grandes, sino que son universales”

Respecto a asuntos políticos, el equipo de Salvados ha puesto en marcha varias ideas. Una de ellas ya está cerrada: la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, viajará a Cataluña para convivir durante unas horas con una familia independentista catalana, a imagen y semejanza de lo que este mismo programa hizo con el líder de ERC, Oriol Junqueras, quien se desplazó a Sevilla para conocer de cerca a una familia opuesta a sus postulados nacionalistas.

Asimismo, Évole ha propuesto al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que acoja durante una comida en su residencia de La Moncloa a una familia “transversal, plural, con personas a favor de él o más críticas”. “Hemos hecho la petición y no sé si llegará a buen puerto, pero soy optimista y creo que sí lo haremos”. Por último, respecto a los debates electorales, el presentador y director de Salvados afirmó que han hecho varias propuestas para que “debatan dos o tres candidatos”, pero descartó que vayan a poner en marcha un diálogo entre los cuatro principales aspirantes a la presidencia del Gobierno.