SUMARIO CONTRA LA FAMILIA

La Policía pide actuar contra los Pujol por el manuscrito

La UDEF concluye que el ex presidente es dueño de la fortuna de Andorra y su hijo Jordi el testaferro.

Jordi Pujol afirmó que el dinero procedía de una herencia.

Jordi Pujol afirmó que el dinero procedía de una herencia. Getty Images

La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía solicita actuar contra la familia Pujol tras examinar el contenido de la comisión rogatoria enviada por las autoridades de Andorra a la Audiencia Nacional y atribuye al ex presidente catalán la máxima responsabilidad de la trama.

Los investigadores consideran acreditado que el patriarca del clan ha mentido de forma reiterada con su discurso de la supuesta herencia familiar ya que la fortuna oculta durante veinte años en el Principado siempre ha sido suya y no de sus hijos. Por lo que éstos habrían actuado, sobre todo en el caso del mayor, Jordi Pujol Ferrusola, como meros testaferros de su padre.

La Policía considera “inaceptable” que ni un solo miembro de la familia tenga en estos momentos medidas cautelares y que puedan seguir moviendo a su antojo su fortuna en paraísos fiscales. De hecho, han sido detectados recientes desplazamientos al extranjero por parte de algunos de sus hijos para realizar gestiones con sus fondos. Es el caso, por ejemplo, de Josep, que ha viajado a Miami para realizar gestiones bancarias, y se sigue el rastro de Jordi, que ha aprovechado las pesquisas para vaciar los depósitos financieros situados en el Principado.

Asimismo, la querella interpuesta por Jordi Pujol Jr. contra uno de los bancos andorranos que custodiaban su dinero se interpreta como un intento de obstaculizar la investigación que se sigue contra todos los miembros del clan por blanqueo de capitales, falsedad, delito fiscal y corrupción.

Más dinero oculto en el Principado

Los agentes sostienen además que la familia ha ocultado “mucho más dinero” en Andorra del que se vio obligada a regularizar hace un año y que han llevado a cabo movimientos durante los últimos meses para eludir la acción de la Justicia trasvasando fondos a diversos paraísos fiscales. 

Cabe recordar que Jordi Pujol confesó en julio de 2014, tras las revelaciones de EL MUNDO, haber recibido una herencia de su padre que puso a nombre de su mujer y sus hijos por valor de 140 millones de pesetas y que mantuvo escondida en Andorra.

Sin embargo, dichos fondos se han multiplicado con el paso de los años por diez sin que la familia haya podido documentar en sede judicial ni el origen del hipotético legado ni tampoco cómo se ha podido incrementar de esa manera. Pujol Jr. arguyó durante la Comisión de Investigación parlamentaria del ‘caso Pujol’ que lo había logrado gracias a invertir en “láminas financieras opacas”, pero eludió entrar en detalles.

Por todo ello, la UDEF ha trasladado durante los últimos días una contundente propuesta de actuación que está siendo analizada por el Ministerio Público y cuyos extremos se mantienen bajo secreto.

El elemento que ha supuesto un punto de inflexión en la investigación que dirige en estos momentos el Juzgado de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional es el manuscrito enviado por Jordi Pujol padre al Andbank, desvelado por EL ESPAÑOL, y que ha sido aportado recientemente por el banco a las autoridades andorranas. En este documento el histórico líder nacionalista reconocía que el dinero que se encontraba a nombre de su hijo mayor en realidad es suyo y que, en caso de fallecimiento, estos fondos pasarían a manos de su mujer, Marta Ferrusola.

La UDEF ha podido acreditar que esta prueba, que pulveriza por completo el discurso de defensa esgrimido hasta ahora por los Pujol, que se escudaban en la supuesta existencia de una herencia del padre del ex presidente, se trata de una tarjeta con el nombre mecanografiado del patriarca en la que Pujol daba las referidas instrucciones a la entidad bancaria de su puño y letra.

En busca de la cuenta matriz

Este documento está fechado, según ha podido saber este periódico, en mayo de 2001, cuando el patriarca del clan todavía presidía la Generalitat catalana y hace referencia a un depósito bancario que desemboca en lo que los investigadores denominan “la cuenta matriz de la familia”. La Fiscalía Anticorrupción considera absolutamente irregular que el Andbank aceptase este documento y lo incorporase al expediente bancario y sólo contempla que lo haya hecho debido al importante volumen de fondos que atesoraba en la entidad financiera.    

La investigación judicial, que lleva varios meses secreta, ha podido establecer una clara distinción entre el grueso de la fortuna oculta en Andorra, bajo el control directo del padre, y otros depósitos utilizados por algunos de sus hijos para llevar a cabo negocios a título individual. Lo cual sitúa, a ojos de la Policía, al ex líder de Converència i Unió (CIU) como el indiscutible máximo responsable de la trama.

No es la primera vez que la UDEF solicita a Anticorrupción y al juez que instruye el ‘caso Pujol’ que se adopten medidas contra los miembros de la familia. Al menos en dos ocasiones, la última hace aproximadamente un año, la Policía planteó la necesidad de detener y registrar el domicilio y las oficinas de Jordi Pujol Ferrusola al acreditar que controla decenas de millones de euros en paraísos fiscales y que en plena investigación desvió 2,4 millones de euros de cuentas suyas en Andorra a México, donde ha establecido buena parte de sus negocios.

Pese a estos movimientos, que fueron constatados por el juez Pablo Ruz y reflejados en sus autos, éste denegó con el apoyo de la Fiscalía, la solicitud cursada por la Policía. La UDEF siempre ha recalcado que en casos mucho menos graves se ha actuado de forma mucho más severa que en este y que se está aplicando un trato diferente al clan catalán.

Pese a las reticencias iniciales, Anticorrupción ha decidido durante las últimas semanas dar un paso hacia adelante y acumular los procedimientos judiciales que afectan a la familia Pujol en el juzgado de la Audiencia Nacional que dirige el juez José de la Mata bajo el argumento de que “han amasado su fortuna conjuntamente durante años” y que han actuado, por lo tanto, como una banda organizada.