Nueva polémica interna

Un whatsapp destapa cómo Ignacio González arremete contra su sucesora, Cristina Cifuentes

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes. Juan Carlos Hidalgo / Efe

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes. Juan Carlos Hidalgo / Efe

  1. Enrique Ossorio

Tensión en el último Comité de Dirección del PP de Madrid por la comisión de investigación puesta en marcha en el seno del Parlamento regional para determinar las responsabilidades políticas de los gobernantes del PP en los casos Gürtel y Púnica. Ignacio González, que sigue siendo secretario general del partido regional, estuvo "muy tenso" en la reunión que la cúpula -donde no está Cristina Cifuentes- mantuvo a puerta cerrada el viernes por la mañana en la primera planta de Génova. PSOE y Ciudadanos votaron el jueves a favor de que el expresidente de la Comunidad acuda a la sede del Parlamento para dar las explicaciones que sean necesarias sobre su implicación o no en alguna de las tramas. González culpó un día después en la sede del Partido Popular al Grupo Parlamentario que dirige la actual presidenta de la región de "no tener una estrategia" para salvar los muebles en la comisión de investigación.

El rifirrafe lo detalló Enrique Ossorio, portavoz del Grupo Parlamentario Popular en la Asamblea, nada más terminar la reunión en un grupo de WhatsApp que comparten miembros de la dirección del Grupo y algunos diputados del partido en Madrid. En ese mensaje, el diputado confesaba a sus compañeros que le había "caído un chaparrón" de Ignacio González que capeó "explicando lo que hemos hecho, lo que vamos a hacer y cómo nuestra estrategia, que estaba funcionando, se estropeó por la metedura de pata de Jesús Gómez".

Recreación de los mensajes de Enrique Ossorio

Recreación de los mensajes de Enrique Ossorio

Recreación de los mensajes de Enrique Ossorio

Recreación de los mensajes de Enrique Ossorio

El exalcalde de Leganés, del núcleo duro de Esperanza Aguirre, era el portavoz de la polémica comisión de investigación hasta el viernes, cuando Cifuentes lo apartó por levantarse de la Mesa en la que se debatía el reglamento que regirán las sesiones y anunciar que iba a impugnar los acuerdos sin consultar a la dirección del grupo. En la sede del partido, Aguirre planteó crear una comisión interna propia para diseñar la estrategia con la que el partido afrontará la investigación interna puesta en marcha en la Asamblea de Madrid. Para dirigir esa comisión propuso el nombre de Ignacio González, aunque la idea finalmente no prosperó. "Por supuesto, ni caso. Nosotros a lo nuestro", explicó Ossorio a sus compañeros más cercanos en el mensaje de la polémica.

En la reunión de partido se pensó también en la posibilidad de enviar un escrito a la Junta Electoral para preguntar si las comparecencias pueden tener lugar en período electoral. El objetivo es evitar a toda costa que Ignacio González o Esperanza Aguirre declaren sobre asuntos de corrupción en la campaña electoral más difícil para el PP. No obstante, el expresidente González pidió al representante del Grupo Parlamentario Popular en la Asamblea "información sobre la comisión para preparar su defensa".

Otros miembros presentes en la reunión de grupo aseguran a este diario que lo que González mantuvo en todo momento es que pretenden hacer una causa general contra el PP, y que el Partido Popular debería tener una estrategia conjunta, ya que "esto no va a salvar al nuevo PP como algunos pretenden creer, sino que irá contra todo el partido. También contra los que ahora tienen responsabilidades. Si no se está para defender al partido, solo los intereses de algunos, nos cargamos el partido en el que todos estamos".

Jesús Gómez responde

Ossorio reconoce haber enviado ese inoportuno mensaje a un grupo reducido de personas con el que entendía "que hay confianza y lealtad" para comentar informalmente una reunión. Además, el diputado, que fue consejero de Economía con el propio Ignacio González, pidió que esa información se tratase con "absoluta confidencialidad y discreción". El texto, lejos de ser guardado en el teléfono de sus receptores, corrió como la pólvora entre los compañeros que no estaban incluidos en el chat. La propia Esperanza Aguirre e Ignacio González llamaron al remitente para afearle su conducta y, acto seguido, hablaron con Cifuentes para "pedir la cabeza de Ossorio", según han confirmado a EL ESPAÑOL fuentes cercanas al conflicto.

Recreación de los mensajes de Jesús Gómez

Recreación de los mensajes de Jesús Gómez

Recreación de los mensajes de Jesús Gómez

Recreación de los mensajes de Jesús Gómez

Uno de los aludidos, Jesús Gómez, contestó a través del mismo sistema de mensajería instantánea a las acusaciones de su compañero. "¿Cuál era la estrategia? A mí nadie me ha comunicado nada. ¿Y quiénes son nosotros?". El exalcalde de Leganés deja entrever que el grupo popular de la Asamblea que dirige Cifuentes tiene una estrategia paralela para defenderse en la comisión de la polémica, que salpica de lleno a Aguirre y González. "¿Qué información ocultaron a la presidenta y al secretario general? ¿Por qué? A mí me parece que eso es muy grave y que alguien debería dar una explicación inmediatamente. No me gusta ser conejillo de indias ni payaso de las bofetadas. La próxima la devolveré, en edición corregida y aumentada".