ACORRALADO

Las diez preguntas que debe responder Artur Mas

El presidente en funciones de la Generalitat comparece este viernes en el Parlament para hablar sobre el 3%. 

Artur Mas en su última comparecencia pública.

Artur Mas en su última comparecencia pública.

El presidente en funciones de la Generalitat catalana comparecerá este viernes a petición propia ante la Diputación Permanente del Parlament para dar explicaciones sobre la trama de corrupción del 3% que asola su partido. Será la segunda vez que Artur Mas se vea obligado a rendir cuenta en apenas dos meses. No en vano, ya tuvo que hacerlo a principios de septiembre después de los registros practicados por la Guardia Civil y la Fiscalía Anticorrupción en la sede de Convergencia Democrática de Cataluña (CDC). Entonces, arguyó con virulencia que todo se trataba de “un montaje”, denunció que “esto no es un Estado de Derecho” y no aclaró un solo extremo. Ahora, con las nuevas pruebas incontrovertibles incautadas por los investigadores, dispone de una segunda oportunidad.

1. ¿Qué documentos de la constructora Teyco destruyó realmente su tesorero poco antes de los registros?

Los agentes de la Guardia Civil y los fiscales descubrieron una trituradora de documentos en el despacho del tesorero de CDC. Tras examinar su contenido, descubrieron que había sido puesta en marcha poco antes del registro practicado a finales de agosto. Un primer análisis permitió concluir que entre los documentos destruidos se encontraban varios con el membrete de Teyco, la constructora de la familia Sumarroca que ha pagado comisiones ilegales al partido. Tras desvelarlo EL ESPAÑOL, Mas se jactó en su comparecencia parlamentaria de que sólo había sido eliminada “una tarjeta de visita”. La Guardia Civil ha restaurado las pruebas y se ha encontrado con numerosos planos y proyectos urbanísticos de la empresa.

2. ¿Qué hacía la contabilidad de la fundación de CDC empotrada en la sede del partido?

Uno de los principales hallazgos de los investigadores durante los primeros registros practicados radica en que la contabilidad de la Fundación Catalanista y Demócrata (Catdem) se gestionaba desde la propia sede del partido de Artur Mas. De tal manera que existía, a juicio de Anticorrupción, una “caja única”. Así, las empresas constructoras y de servicios que realizaban donaciones a esta entidad en realidad estaban pagando directamente a CDC a cambio de adjudicaciones públicas.

3. ¿Por qué ha mantenido el ex tesorero Daniel Osácar despacho en la sede del partido y ha seguido gestionando las finanzas de CDC?

Osácar fue el máximo responsable de las finanzas de la formación nacionalista entre 2005 y 2010. El también exsecretario de Mas se vio obligado a abandonar su puesto tras verse implicado en la financiación irregular de CDC a través del Palau de la Música. Pese a su aparente desvinculación de la gestión de la contabilidad del partido de Mas, Osácar ha seguido manteniendo su estatus. La Guardia Civil realizó una serie de actas de seguimiento al ex tesorero antes de registrar su domicilio a finales del pasado mes de agosto. El resultado de las mismas fue que éste acudía asiduamente a la sede, disponía de despacho y ordenador propio así como un correo electrónico de CDC desde el que seguía actuando como tesorero de facto. Cuando la Guardia Civil preguntó por qué seguía teniendo esos privilegios si ya no era alto cargo, la respuesta fue que “tiene despacho y ordenador en calidad de militante”.

4. ¿Cómo explica que hayan sido intervenidos correos de los tesoreros dando instrucciones para engañar al Tribunal de Cuentas?

Los investigadores tienen en su poder numerosos correos electrónicos en los que los tesoreros del partido piden a las empresas que pagan comisiones a través de donaciones que modifiquen la documentación que remiten al Tribunal de Cuentas. El objetivo, desligar en el tiempo las donaciones de las obras públicas adjudicadas por la Generalitat para esquivar así una posible imputación por cohecho.

5. ¿Sigue considerando “donaciones legales” el pago de más de seis millones de euros llevado a cabo por la constructora Ferrovial a la fundación del Palau de la Música?

En su última comparecencia parlamentaria, Mas sólo admitió que su partido ha recibido “donaciones legales” y que jamás ha cobrado comisiones a cambio de la adjudicación de obras públicas. Sin embargo, la Justicia ya ha acreditado que en uno de los grandes procedimientos que se siguen contra su partido, el denominado caso Palau, la constructora Ferrovial pagó al menos 6,6 millones de euros en comisiones durante el último gobierno de Pujol camuflándolas como donaciones a la institución que dirigía Félix Millet. El caso ya está instruido y pendiente de juicio y todas las sedes del partido se encuentran embargadas.

6. A la vista de la denominada 'Operación Petrum', ¿era conocer de todas estas operaciones para financiar ilegalmente el partido o se llevaron a cabo a sus espaldas?

Hasta el momento, ninguno de los últimos tesoreros investigados, ni Daniel Osácar ni el encarcelado Andreu Viloca, han explicado quién organizó la trama de comisiones en CDC. La figura de ambos, que cada vez se asemeja más a la del ex alto cargo 'popular' Luis Bárcenas, será clave para determinar la responsabilidad última de lo sucedido.

7. ¿Cuál ha sido su verdadera relación personal con la familia Pujol?

El mayor de los hijos del expresidente de la Generalitat explicó en la comisión de investigación parlamentaria sobre el 'caso Pujol' que Artur Mas es “muy amigo” suyo. “Y yo a mis amigos no tengo que verlos cada día, cenar, esquiar o jugar a la ruleta”, agregó. “Es una conexión muy íntima, intelectual y espiritual. Sé que el día que lo necesite, lo encontraré. Yo soy una persona independiente y de momento no me ha fallado nunca”. Con estas palabras Jordi Pujol Ferrusola rebatió públicamente lo declarado poco antes por Mas y le lanzó el consiguiente aviso. Según dijo el presidente en funciones del Gobierno autonómico catalán, sólo había salido a cenar en una ocasión con sus respectivas parejas. A pesar de su intento por desmarcarse, cabe recordar, por citar un ejemplo, que fue el propio Mas en persona quien acudió a la inauguración del puerto argentino de Rosario, adquirido por la familia Pujol con el dinero procedente de sus comisiones.

8. ¿Qué grado de vinculación ha tenido con su trama de cobro de comisiones?

Según la información de la que dispone la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) y que plasmó en el borrador de esta unidad desvelado por El Mundo, “respecto a las cuentas encontradas al padre de Artur Mas en realidad pertenecen a la familia Pujol toda vez que era quien llevaba las gestiones como fiduciario en este país”. Mas, que ha negado siempre este extremo, ha sido beneficiario de una cuenta de su padre en el referido paraíso fiscal que llegó a albergar dos millones de euros y que fue regularizada. “Ser beneficiario no presupone nada más que si se produce una sucesión o donación tú puedes ser destinatario de parte de esos fondos”, dijo sin dar más explicaciones.

9. ¿De dónde procedían los fondos de la cuenta de su padre en Liechtenstein?

La UDEF en el referido documento establecía que la familia Mas “no puede justificar el origen del efectivo” introducido en su cuenta en Liechtenstein ya que su padre “no declara actividad lucrativa alguna, salvo la de realizar gestiones esporádicas a Jordi Pujol y a Lluis Prenafeta”. Por lo tanto, la Policía siempre ha sospechado que el verdadero origen de los dos millones de euros es la corrupción política.

10. ¿Cómo explica que los hijos de Pujol hayan cobrado comisiones millonarias de grandes contratistas de la Generalitat a cambio de supuestos informes verbales?

Los hijos del histórico líder nacionalista han percibido durante los últimos años comisiones millonarias de manos de grandes contratistas de obra pública del Gobierno catalán. Estos pagos, que se concentran en la figura de Jordi Pujol Ferrusola, fueron encubiertos bajo supuestas asesorías verbales. El Juzgado de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional ya ha concluido que se trata de “comisiones ilegales” y Anticorrupción presenta ya al clan catalán como una banda organizada.