Operación Petrum

Viloca, triturado por la trituradora

El juez decretó prisión incondicional para el tesorero de CDC ante el riesgo de destrucción de pruebas. La Guardia Civil encontró en agosto documentación sensible en la trituradora de su despacho.

El tesorero de CDC Andreu Viloca (centro) abandona la sede en un coche policial.

El tesorero de CDC Andreu Viloca (centro) abandona la sede en un coche policial. EFE

El tesorero de Convergencia Democrática de Cataluña (CDC) fue enviado este jueves a prisión incondicional. Tras su declaración judicial, el titular del Juzgado de Instrucción Número 1 de El Vendrell atendió la petición de la Fiscalía y decretó el ingreso en prisión sin fianza de Andreu Viloca, el máximo responsable de las finanzas en el partido de Artur Mas. En su petición, los fiscales anticorrupción esgrimen el riesgo de destrucción de pruebas como argumento para prolongar su arresto. Los responsables del Ministerio Público han garantizado que no se opondrán a su puesta en libertad una vez analizada la documentación y quede garantizado el acceso a los datos que se deriven de ella. 

Sobre el actual tesorero de CDC pesan los trozos de documentación encontrados el 28 de agosto en la trituradora de papel de su despacho, ubicado en la sede central del partido en Barcelona. La Guardia Civil y la Fiscalía consideran acreditado que Viloca custodiaba allí documentación de obras y contratos públicos vinculados con la Generalitat, unos papeles que nada tienen que ver con su trabajo al frente de las finanzas de la formación.

En concreto, los agentes encontraron en la trituradora fotos y planos de terrenos donde Teyco –la constructora de la familia Sumarroca- había conseguido un contrato público. Además, aparecieron otros partes de obra y presupuestos vinculados con la constructora.

Para recomponer los documentos, destrozados por la trituradora, los agentes tuvieron que utilizar un sistema de análisis de papel. Una técnica capaz de determinar a qué folio pertenecía cada una de las pequeñas porciones destruidas por la máquina. A partir de ahí, resolvieron el puzzle que desacreditaba la versión oficial, ofrecida incluso por Artur Más. El líder nacionalista aseguró públicamente el día después de la detención que en la basura de la trituradora únicamente había una tarjeta de visita de Teyco. No era cierto.

Dos empleados

Además de la prisión incondicional de Viloca, el juez ha decidido dejar en libertad con cargos a otros dos detenidos, dos trabajadores de CDC arrestados también el pasado miércoles: Carlos del Pozo –empleado junto a Viloca en la tesorería del partido- y Anna Benítez, responsable de administración de la formación. La cuarta persona en prestar testimonio el jueves fue el empresario Antonio García Bragado, socio de la promotora Tec4, que también quedó en libertad. El resto de los diez detenidos pasarán a disposición judicial a lo largo de este viernes.

Además, la Policía Nacional arrestó el jueves en el Aeropuerto de Barajas a un nuevo empresario. Otro constructor salpicado en la operación y que la Guardia Civil coloca en el entorno de la trama del 3%. Jordi Durán, directivo de Urbaser, se encontraba de viaje en Cuba al estallar la tercera fase de la Operación Petrum y fue detenido cuando pisó de nuevo suelo español. Los fiscales anticorrupción investigan la concesión a su empresa de la contrata de basuras en el Ayuntamiento de Olot.