La única foto que circula en la red de Andreu Viloca. ELTRIANGLE.EU

La única foto que circula en la red de Andreu Viloca. ELTRIANGLE.EU

OPERACIÓN PETRUM III

Andreu Viloca: el administrador de todo

El hombre total de las finanzas convergente también administra sus dos principales fundaciones: CatDem y Nous Catalans. Pero algunos cuestionan su influencia real en el partido.

Pol Pareja Barcelona

“Esté tranquilo, señor Viloca, que usted no está detenido” le dijeron los fiscales a Andreu Viloca (Barcelona, 1949) el pasado 29 de agosto antes de entrar a registrar su despacho en la sede de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC).

Los agentes de la Guardia Civil abrieron una vieja trituradora de papel y encontraron que, entre las virutas, aparecía la palabra Teyco, una constructora propiedad de la familia del fundador de CDC. A continuación, en un espacio entre su caja fuerte y la pared que la aguantaba, encontraron una carpeta con documentos que los agentes consideraron relevantes para la investigación. Se llevaron 11 cajas de material. La Guardia Civil entendió al cabo de un rato el nerviosismo del tesorero de CDC.

Desde que fuera elegido tesorero del partido en el consejo nacional de CDC de enero de 2011, Viloca había aparecido hasta la fecha sólo dos veces en los medios: cuando lo nombraron y cuando la Guardia Civil registró su despacho el pasado mes de agosto. Viloca ha mantenido durante todos estos años un perfil muy bajo, casi anónimo, a pesar de ser el tesorero de un partido con una retahíla de casos de presunta corrupción. Prácticamente no hay ni fotografías suyas en internet ni tampoco noticias sobre él.

De la máxima confianza de Mas

Viloca se convirtió en el hombre fuerte de las finanzas de CDC después de que su antecesor, Daniel Osàcar, diera un paso al lado en diciembre de 2010 al verse salpicado por el ‘caso Palau’. De perfil técnico y considerado un buen gestor, es una persona desconocida en el partido pero que goza de la máxima confianza de Artur Mas.

Médico de profesión, Viloca se curtió en la gestión como jefe de colegiaciones del Colegio de Médicos de Barcelona (COMB), donde fue la mano derecha de Jaume Aubià, la persona que durante más de tres décadas ha ejercido como presidente de facto del COMB y al que en el colegio se le acusa desde hace años de favorecer a empresarios afines a CDC desde GrupMed, un conglomerado empresarial del propio colegio que Aubià ha presidido durante tres décadas.

Hombre de paja para algunos

A pesar de ser el tesorero del partido y de ser administrador de las dos principales fundaciones afines a CDC -CatDem y Nous Catalans- algunos en CDC ponen en cuestión su influencia real y le describen como un “hombre de paja”, al servicio de la vieja guardia del partido. “Para que nos entendamos: los tesoreros van a negociar cosas”, explica un excargo convergente, “no creo que Viloca fuera a negociar con nadie”.

Con la detención de este miércoles, Viloca se convierte en el enésimo tesorero convergente que tiene problemas con la ley. El caso Palau acabó con los dos administradores anteriores, Daniel Osàcar y Carles Torrent, que se apartaron de sus cargos antes de ser imputados. El caso Torredembarra, que empezó como un pequeño caso de corrupción municipal que ha llevado a los investigadores hasta una trama mucho más grande, se acaba de cobrar el primer cargo relevante en CDC.