La próxima semana nacerá La Edición de EL ESPAÑOL

Pedro J. expone las ventajas del “producto estrella” destinado a los suscriptores. “Nos vamos a especializar en los jóvenes de entre 9 y 90 años”.  

Pedro J. Ramírez, este lunes durante la presentación de 'La Edición' y de la app de EL ESPAÑOL.

Pedro J. Ramírez, este lunes durante la presentación de 'La Edición' y de la app de EL ESPAÑOL.

El presidente y director de EL ESPAÑOL, Pedro J. Ramírez, ha presentado este lunes La Edición, el producto estrella de este diario. Un producto que los suscriptores podrán empezar a utilizar en sus tablets y teléfonos móviles la próxima semana. "Hemos concebido, diseñado y editado un periódico nativo, para los smartphones y tabletas", expuso. Además, la consejera delegada y el vicepresidente, Eva Fernández y Alejandro de Vicente, explicaron el modelo de negocio de EL ESPAÑOL.

En un acto organizado por el Club Siglo XXI en el Hotel Eurobuilding de Madrid, Pedro J. Ramírez desveló que será la próxima semana cuando se pondrá en marcha La Edición destinada en exclusiva a los suscriptores y accionistas. El director de EL ESPAÑOL definió la propia presentación como “una sesión de la linterna mágica como la que en el siglo XIX alumbraba a quienes asistían a las sesiones iniciáticas”. Y a renglón seguido presentó los pormenores de los diferentes entornos que pueden disfrutar los usuarios de este diario.

La aplicación de EL ESPAÑOL para móviles y tabletas consta de cuatro entornos. El primero es En Portada, donde se recogen las principales historias publicadas; otro es El Río, dedicado al tradicional breaking news y definido por Pedro J. como “el continuo río interminable de la información que se renueva permanentemente”-; el tercero es la Zona Ñ, que es el club de fidelización destinado a los suscriptores y que comprende la asistencia a palcos, descuentos en Amazon, descargas gratuitas de películas recientes… Y, por último, el cuarto es “el entorno exclusivo e innovador: La Edición”.

“Para que pervivan los periódicos”

“Con este producto demostramos que no hace falta papel no solo para cumplir la función del periodismo, sino para que pervivan los periódicos, entendidos como una presentación jerarquizada de los aspectos de cada día de una manera ordenada, para que los lectores distingan la parte informativa de la interpretación”, expuso el director de EL ESPAÑOL. A su juicio, se trata de “una forma distinta e innovadora de hacer periodismo, un concepto completamente nuevo, un periódico desvinculado de su soporte tradicional”. Aprovechó para animar al público para que consiga más suscriptores y, de hecho, en la sala pudo verse el anuncio destinado a conseguir nuevos socios.

Tras agradecer su trabajo “a todas las personas que conforman EL ESPAÑOL”, el director anunció que “todos los días a las diez de la noche La Edición estará disponible para todos sus suscriptores”. Ante la expectación de los presentes que atestaban la sala Florencia del Eurobuilding, Pedro J. Ramírez fue desgranando poco a poco todos los detalles de esta aplicación. Había murmullos entre el público al descubrir un producto que no tiene parangón en España. “Es la portada múltiple de un periódico que permite el sueño de todo director, porque no hay que elegir solo una foto ni solo una historia”, explicaba Pedro J..

Definió La Edición como una “alfombra de noticias exclusivas e imágenes brillantes” que bajan en cascada. Una por una, repasó todas las secciones del periódico y ejemplificó la apuesta periodística de este diario con algunas historias publicadas este fin de semana. Incluso, señaló como ejemplo de experiencia de lectura que aporta EL ESPAÑOL el vídeo de la historia “La odisea del último niño salvaje”, publicada el pasado domingo.

En el turno de preguntas, Pedro J. bromeó con que “en EL ESPAÑOL nos vamos a especializas en los lectores de entre 9 y 90 años”. Y volvió a recordar que este diario no nace contra nadie ni tiene voluntad de cambiar gobiernos, sino solo de informar a la población de la mejor manera posible. De hecho, cuando le preguntaron si su objetivo es atacar al PP, contestó que “cuando cada día a las diez se publique La Edición de EL ESPAÑOL, la preocupación irá por barrios”. Entre los presentes estaban el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, el catedrático Ramón Tamames o el escritor Manuel Hidalgo, así como numerosos suscriptores del diario y varios miembros del Consejo de Administración de la empresa editora No Hace Falta Papel.

Modelo mixto de financiación

La consejera delegada de EL ESPAÑOL, Eva Fernández, destacó la importancia que tiene este producto en el modelo de negocio de la empresa editora. “Un modelo de negocio mixto que se basa en dos vías de ingresos: la publicidad y las suscripciones”. Fernández recordó que ya existen medios que son rentables. “En España El Confidencial, con modelo de solo publicidad, y en Francia Mediapark, solo con suscripciones”. El reto es conseguir que funcione el modelo mixto “con el 50% de la publicidad y el 50% de las suscripciones”.

La consejera delegada destacó que en los últimos años el mercado publicitario ha cambiado porque a los anunciantes antes solo les importaba el aspecto cuantitativo: el número de usuarios únicos. Ahora, cada día son más relevantes los aspectos más cualitativos: la segmentación de los clientes y captar la atención de los lectores. El tiempo medio de permanencia sea cada vez más amplio y, de hecho, The Economist o Financial Times ya venden su publicidad por tiempo de permanencia.

Fernández destacó que varios datos que abonan el terreno para implantar ese modelo mixo. “Un 8,5% de españoles ya paga por noticias y un 21% ve probable hacerlo”, expuso. “El 85% de la gente prefiere consumir información en las aplicaciones móviles antes que en los sitios web adaptativos”. Además, citó las tres condiciones necesarias para que los lectores paguen por información: “contenidos de altísima calidad, facilidad para utilizar el servicio (experiencia de usuario) y precios razonables, adaptados al entorno digital”. Unas condiciones que garantizará este diario.

“Pensamos en los lectores”

El vicepresidente de EL ESPAÑOL, Alejandro de Vicente, afirmó que “la publicidad hasta forma parte de la estética del producto”. Remarcó que “desde la publicidad consideramos siempre a los lectores, que son el principio de todo, el objetivo de todo”. También expuso que “cuando pensamos en el lector, pensamos cómo lee el producto: hoy día se leen en tableta, móvil y PC”. Una de las grandes claves es que “no debemos ser intrusivos” con los anuncios insertados. De hecho, este diario ha renunciado a la publicidad más instrusiva, pese a que es más rentable, precisamente para favorecer la experiencia de lectura.

Alejandro de Vicente explicó que la publicidad no será igual en los productos de EL ESPAÑOL. “La publicidad en La Edición será más escasa y favorecerá la lectura”, argumentó. Y concluyó con una afirmación que engloba el espíritu de la empresa editora: “Buscamos lectores que estén cómodos y anunciantes que estén cómodos porque reciban todo lo que invierten”.