Proceso soberanista

Agenjo: Me reclamaron cinco veces las llaves del instituto, pese al TC

La ex directora de un instituto de Hospitalet elegido para ser sede de la votación independentista ha declarado haber recibido "presiones"

Agenjo recibió el premio Catalanes por España.

Agenjo recibió el premio Catalanes por España.

  1. Proceso soberanista
  2. Artur Mas
  3. Tribunales

Dolores Agenjo, ex directora del instituto de enseñanza secundaria Pedraforca de Hospitalet (Barcelona), ha confirmado este lunes ante el juez que se sintió "presionada" por una subordinada de Irene Rigau, consejera de Educación, con motivo de la votación independentista del 9-N.

Agenjo ha ratificado las declaraciones prestadas el pasado 13 de julio por los inspectores José Rafael Alsina y Jesús Rul y ha asegurado que entre los días 6 y 7 de noviembre de 2014 la directora de los servicios territoriales de Enseñanza de la comarca de Barcelona, Montserrat Llobet, la llamó en cinco ocasiones para que permitiera la entrada de voluntarios o entregara las llaves del centro, uno de los seleccionados por la Generalitat para ser sede de la consulta.

Es relevante destacar que en ese momento ya era de conocimiento general la resolución del Tribunal Constitucional de 4 de noviembre por la que suspendió la celebración de la votación, resolución publicada en el BOE el día 5 siguiente.

Agenjo, que ha declarado durante cerca de una hora en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, ha manifestado al magistrado Joan Manel Abril que participó el 16 de octubre de 2014 en una reunión de directores de instituto convocada por Llobet en la que ésta les dio "instrucciones verbales" sobre el desarrollo de la consulta. La versión que dio al juez la subordinada de Rigau es que en esa reunión simplemente se les informó de la convocatoria del "proceso de participación ciudadana" que Artur Mas había convocado por televisión.

La testigo ha destacado su condición de "funcionaria del Estado" y ha explicado que se negó a entregar las llaves porque, pese a pedirlo, nunca se le dio una orden por escrito para que lo hiciera. A su juicio, dar las llaves del centro para que pudiera acoger la votación era un comportamiento que, a su juicio, suponía actuar en contra del pronunciamiento del TC.

Agenjo, que se prejubiló tras el episodio del 9-N, ha respondido a preguntas de las defensas que recibió un ofrecimiento de Ciudadanos para integrarse en las listas de las últimas elecciones autonómicas,, aunque ese ofrecimiento fue el pasado julio, muy posterior a los hechos ocurridos el 9-N.   

Testigo de cargo

Agenjo ha sido la primera persona citada a declarar este lunes y es en este momento la principal testigo de cargo en el proceso penal que se sigue por presuntos delitos de desobediencia al Tribunal Constitucional, prevaricación y malversación de fondos públicos.

Agenjo es un testimonio de primera mano de lo que ocurrió en los días previos al 9-N y de la actuación que desplegaron los subordinados de la consejera de Enseñanza, Irene Rigau- imputada junto a Mas y la exvicepresidenta Joana Ortega- con los directores de los institutos seleccionados por la Generalitat como sede de la votación independentista que el TC había ordenado no celebrar.

La relevancia de la declaración de Agenjo estriba en que, a diferencia de los inspectores de Educación que comparecieron en julio, ella no habla por lo que otros le han referido sino que es una testigo directa: asistió a la reunión convocada por Llobet el 16 de octubre, discutió personalmente en varias ocasiones con la responsable de los servicios territoriales sobre lo que debía hacer, conoce cómo se comportaron los demás directores de institutos y, además, ha aportado pruebas documentales de lo que sus colegas manifestaban esos días críticos.

"Deseo colaborar con la Justicia"

Agenjo es la única de todos ellos que se ha prestado a colaborar en el esclarecimiento de los hechos antes de que el juez la llamara. El 3 de julio presentó un escrito en la Delegación del Gobierno en Cataluña para exponer que "deseando colaborar con la Justicia, aporta documentación relativa al 9-N (...)".

Escrito de Dolores Agenjo a la Delegación del Gobierno

Escrito de Dolores Agenjo a la Delegación del Gobierno

Los fiscales enviaron de inmediato al Tribunal la documentación entregada por Agenjo, que consideraron de "indudable interés" para el procedimiento. En ese escrito, la ex directora del instituto Pedraforca se refería a las "instrucciones" que recibió de Llobet, y en varios de los correos electrónicos afirmaba haber recibido "presiones" para entregar las llaves del centro. No lo hizo, frustrando los planes de la Generalitat para que el instituto que dirigía fuera sede del 9-N.

Correo electrónico de Dolores Agenjo

Correo electrónico de Dolores Agenjo

El instructor citó a Agenjo para declarar el 30 de julio, pero las defensas alegaron que no habían tenido tiempo de leer la documentación entregada y la comparecencia quedó aplazada.

La siguiente citación se fijó para el 21 de septiembre y fue recurrida por los defensores de los imputados alegando que se celebraría en plena campaña electoral y podía influir en las elecciones autonómicas previstas para seis días después. El instructor volvió a ceder y suspendió de nuevo la declaración de Agenjo.

A la tercera ha sido la vencida. Al procedimiento se han incorporado recientemente nuevos correos electrónicos de directores de institutos de enseñanza que aparecían mencionados en la documentación entregada por Dolores Agenjo. En ellos se contradice su versión de los hechos ("¿De qué instrucciones hablan?") y se subraya el hecho de que la testigo está ahora implicada en la actividad política alineada con Ciudadanos, partido con el que concurrió a las elecciones autonómicas en el puesto 23 de la lista por Barcelona ("Le deseo lo mejor en esta etapa que emprendió hace tiempo, cercana al Gobierno. Ay, no, perdón, que es de Ciudadanos (con carino, que le tengo)".

.

.

Correos de compañeros de Dolores Agenjo.

Correos de compañeros de Dolores Agenjo.

Además de Dolores Agenjo este lunes están convocados otros testigos reclamados por la Fiscalía, que quiere indagar en los medios materiales que la Generalitat puso al servicio de la consulta independentista.

Se trata de Elisabeth Abad, directora del Centro de Iniciativas para la Reinserción; Joan Cañada, asesor en materia de opinión pública del Departamento de Gobernación; Jordi Escalé, director del Centro de Telecomunicaciones de la Generalitat, citados para esta tarde.