GUERREROS DE LAVAPIÉS

Por qué me he hecho luchador de Pressing Catch

Hablan de cuándo nació su pasión, de sus referente pugilísticos y de esta afición a medio camino entre la lucha y el esperpento.

Un luchador posa para EL ESPAÑOL antes del combate./ Moeh Atitar

Un luchador posa para EL ESPAÑOL antes del combate./ Moeh Atitar

  1. Pressing Catch
  2. Boxeo
  3. Lucha libre

Una simple lona negra separa a los luchadores del público que espera entre una atronadora música de radio fórmula. Entre bolsas y maletas, sin rubores ni vergüenzas, los púgiles-actores se despojan de su identidad real y se convierten en personajes histriónicos, robustos, humorísticos, esperpénticos... EL ESPAÑOL conversa con ellos poco antes de saltar al ring. 

Banshee. 29 años, comercial

Banshee lleva casi tres años practicando su afición./ Moeh Atitar

Banshee lleva casi tres años practicando su afición./ Moeh Atitar

"Mi nombre artístico procede de un personaje mitológico que de los chillidos que pega puede llegar a matar. En enero cumpliré tres años practicando el 'Wrestling'. Vine a un show aquí en Tabacalera con mi novio, Byron [otro luchador]. Primero se apuntó él dos años antes y luego ya me sumé yo. Es un mundo que me gustaba desde pequeña, cuando lo veía en la tele. ¿Doler? los golpes duelen y te llevas a casa algún que otro chichón. Mi referente ha sido siempre Lita, porque es una vieja luchadora, que no se ha creído una diva, y porque hace los mejores aéreos".

Morju. 32 años. informático

Morju, arbitro de la velada./ Moeh Atitar

Morju, arbitro de la velada./ Moeh Atitar

"Soy uno de los árbitros de la velada. Llevo ya dos años practicando el 'wrestling'. Yo soy de la generación que nos pasábamos las mañanas de los sábados esperando a que saliera El Enterrador en Telecinco y luego nos dedicábamos a imitarlos en nuestros juegos. Soy de Cádiz y allí no hay ningún club. Cuando me trasladé a Madrid ya pude ponerme a ello. Ya verás cómo el árbitro no se limita a contar sobre la lona. Siempre me toca repartir algo. Mi héroe fue siempre El Marinero Tarugo". 

Byron Savage. 40 años

Byron, aficionado desde pequeño./ Moeh Atitar

Byron, aficionado desde pequeño./ Moeh Atitar

"Lo descubrí en el 88, de vídeos que me traían de Estados Unidos, antes de que llegara a Telecinco. Llevo ya 4 años practicándolo. Esto es una especie de droga. Es pura adicción, pura pasión,… Yo además es que soy un fanático, lo sigo mucho. Empecé tarde a practicarlo porque no había un sitio donde entrenar esto. He llegado a ejercitarme hasta tres horas al día entre semana y seis horas los sábados".

Astiles. 43 años, informático

Astiles, el más viejo del elenco./ Moeh Atitar

Astiles, el más viejo del elenco./ Moeh Atitar

"Soy de Madrid, ¿no ves que salgo con la bandera puesta? Soy, por edad, el más viejo de todos estos. Llevo solo dos años practicando el 'wrestling'. Un día vine aquí a ver un show y me gustó tanto que me apunté para entrenar. Esto es como al que le gusta el fútbol: una pasión. Yo ya no podría estar sin subirme al ring. Entreno 12 horas, seis los sábados y el resto repartido entre semana. Mi referente es El Último Guerrero". 

Kaira. 24 años, maestra de educación infantil 

Kaira es maestra y opositora./ Moeh Atitar

Kaira es maestra y opositora./ Moeh Atitar

"No hay palabras para describir la emoción y el cariño que sientes del público. Siempre tienes nervios antes de salir, cuando escuchas tu canción y piensas 'Dios mío, me toca ya'. Pero todo eso se pasa cuando sales al ring. Tengo dos amigos que practican el 'wrestling', y venía a ver sus actuaciones. Me picaba el gusanillo hasta que decidí apuntarme. Mis amigas piensan que estoy loca por hacer estas cosas, pero son mis fans número uno. Para mí el 'wrestling' es felicidad, emoción… y sobre todo compañerismo que tenemos entre nosotros. Yo antes hacía boxeo, en clases colectivas, y eso ya me ha dado cierto nivel físico". 

Nathan Young. 25 años

Neitham James dejó de luchar por una lesión./ Moeh Atitar

Neitham James dejó de luchar por una lesión./ Moeh Atitar

"Empecé con 17 años. Un verano empecé a verlo en Cuatro porque no ponían nada más interesante. Es como un culebrón, con una trama y me enganché. El 5 de marzo de 2007 abrieron el primer gimnasio, ese mismo día me matriculé. No solo entrenas la parte física, los golpes, las caídas... también hay una parte que llamamos psicología del ring, que es vender: fingir que te duele un golpe cuando no te duele, o incluso aprendes a fingir que te duele menos de lo que realmente te ha dolido. Siempre tenemos un código internacional, el de las manos cruzadas formando una 'x', que indica que el luchador se ha lesionado y no puede seguir el combate. Entonces se da por concluido. Hasta 2011 he sido luchador, pero debido a una lesión en el cuello lo tuve que dejar. La labor de presentador la hago con mucho cariño, porque me permite subirme al ring, ver los combates y estar en contacto con el público. John Cena es el mejor luchador".

Adam Chase. 20 años, estudiante de ingeniería de sonido

Chase compagina el resling con la música./ Moeh Atitar

Chase compagina el resling con la música./ Moeh Atitar

"Acabo de cumplir un año practicando esto. Me gusta desde pequeño. Empecé a verlo en Cuatro, un verano que no tenía nada que hacer y me enganché. Me permite descargar adrenalina de una forma no violenta...no violenta entre comillas, claro. Me apunté a la escuela y me enamoró todo esto. Entreno tres horas los sábados y de dos a cuatro el resto. Intentas hacer la cosa más impactante de la forma más segura posible, entrenando mucho las caídas. Pero doler, duele, porque las caídas y los empujones son reales. El mejor remedio es tener siempre hielo. ¿Un solo referente? No puedo elegir entre Rey Misterio, Jeffe Hardy y CM Punk".

Gortrak. 34 años, programador informático

Gortrack, ek vikingo./ Moeh Atitar

Gortrack, ek vikingo./ Moeh Atitar

"Llevo dos años y medio. Yo era fan desde que lo ponían en Telecinco. Vine a ver una actuación aquí en La Tabacalera y flipé. Perdí unos kilillos para poder entrenar y aquí me tienes. ¿Mi héroe? Sin duda Los Sacamantecas". 

Paine. 34 años, especialista de cine

Paine es especialista de cine./ Moeh Atitar

Paine es especialista de cine./ Moeh Atitar

"Llevo un año practicando el 'wrestling'. Encontré a este grupo de personas de pura casualidad por Facebook y me dije: 'tengo que probarlo'. Esto es pura diversión. El hecho de estar allí arriba practicando algo que te gusta desde pequeño es una pasada. El público flipa mucho con todo lo que haces. El grupo, además, es maravilloso. Es un cúmulo de todo. Warrior y Hulk Hogan siempre han sido mis héroes".

Francesco Palazzo. 30 años, maestro 

Francesco Palazzo, el luchador italiano./ Moeh Atitar

Francesco Palazzo, el luchador italiano./ Moeh Atitar

"Llevo casi cuatro años metido en esto. De pequeño lo veía por la tele y siempre ha sido mi pasión. Cuando estaba estudiando educación infantil, tenía una compañera cuyo novio practicaba el 'wrestling'. Cuando me lo comentó, mandé un email ese mismo día para apuntarme y a la semana ya estaba entrenando. Antes tenía otro personaje, Viral, que era un psicópata. Probamos un cambio hacia un personaje que pudiera controlar más, y la verdad es que está funcionando muy bien. Entreno un mínimo dos horas entre semana, y luego la sesión de los sábados que es de rigor. Cuidas un poco más la alimentación, pero no sigues una dieta de deportista a machete. Hay algunos golpes que sí duelen, porque los golpes son golpes, por mucho que entrenemos para que no duelan".

Elvis Harrison. 23, años, realizador e iluminador

Un personaje inspirado en Tarantino./Moeh Atitar

Un personaje inspirado en Tarantino./Moeh Atitar

“Me llaman El Camarero, aunque no es mi nombre artístico. Aquí a todos estos les gusta poner motes y por cómo visto me llaman ya El Camarero. Mi personaje es muy Tarantino, por eso llevo las gafas, la corbata, el corte de pelo... Es algo que me ha gustado desde siempre. Mi padre grababa en VHS los combates del Pressing Catch y me los ponía cuando era pequeño. Siempre me ha gustado la lucha y cuando me enteré de la existencia de la Tripe W me vine con unos colegas a ver una actuación.  Todos estos me animaron a que probara y ya llevo dos años. Tienes muchos nervios cuando estás detrás de la cortina pero cuando empieza a sonar tu música te olvidas de todo, sientes un chute de adrenalina, dejas de ser la persona que eres en el día a día y te conviertes en un luchador. Hulk Hogan fue siempre mi héroe favorito, porque es el que le gustaba a mi padre. Teníamos camisetas de él, y siempre que puedo incorporo algo de él en el ring".