PSOE

Susana Díaz se rebela contra el fichaje de Lozano y desautoriza a Sánchez

Su número dos, ausente de la reunión que votaba la lista por Madrid, donde va Irene Lozano y que encabeza Sánchez

Sánchez no compareció este viernes para explicar su fichaje

Sánchez no compareció este viernes para explicar su fichaje

  1. PSOE
  2. Partidos políticos
  3. Pedro Sánchez
  4. Susana Díaz
  5. Listas electorales
  6. Irene Lozano
  7. Política

El fichaje de Irene Lozano como número 4 por Madrid ha hecho explotar la paz interna que desde hace semanas disfrutaba el PSOE. Juan Cornejo, el representante de los socialistas andaluces en la reunión que cerró las listas para las elecciones generales, no estuvo este viernes en la sala cuando se votaba la composición de la candidatura por Madrid, que encabeza Pedro Sánchez. Fuentes del PSOE en Andalucía han explicado que la ausencia fue deliberada y que responde a un único motivo: la incorporación de última hora de Irene Lozano, hasta este viernes diputada de UPyD. 

Según las mismas fuentes, Cornejo, número dos de Susana Díaz en el partido, se fue para porque no quería votar explícitamente en contra de la candidatura por Madrid. "Pero tampoco podía votar a favor de alguien que ha insultado a los andaluces y a miles de socialistas", explican.

Lozano ha sido particularmente crítica con el PSOE de Andalucía por los casos de presunta corrupción en la gestión de los ERE o los cursos de formación. Ha llegado a decir que el PSOE creía que Andalucía era su "cortijo" y que la Junta lideraba una "dictadura perfecta" como la que muchos veían en el México del PRI (aquí el audio).

La versión de la Ejecutiva federal difiere de la que ha facilitado el PSOE andaluz. Cornejo "no ha estado en toda la mañana y esta tarde sólo en la votación sobre Andalucía. No se ha ausentado para la votación. No ha estado en el resto", asegura un miembro de la Ejecutiva a EL ESPAÑOL.

Una decisión bumerán

A Sánchez le había parecido una buena idea fichar a Lozano. Un signo de apertura y, al mismo tiempo, una pica en el cada vez más ancho espacio ideológico de Ciudadanos, una amenaza también para el PSOE. Buena parte de su partido, en cambio, vio en la incorporación un regalo incomprensible a alguien que ha hecho críticas feroces a los socialistas durante la legislatura que ha sido diputada.

Mientras Lozano hace el camino inverso al recorrido por Rosa Díez, que dejó el PSOE para fundar UPyD, muchos socialistas expresaban este viernes su estupor, desacuerdo y hasta indignación por una decisión que Sánchez tomó en solitario.

“Se ha equivocado, es un error”, decía un veterano socialista que ha participado en la elaboración de listas electorales durante décadas. “Es una vergüenza. No tengo palabras”, decía un diputado mucho más joven, que repite en las listas al Congreso. “Ésta nos ha puesto a parir durante cuatro años”, aseguraba otro influyente socialista.

Los críticos con la decisión de Sánchez son muchos en el PSOE, pero la mayoría había optado por comentar el fichaje de manera discreta. Antes de Díaz, sólo Guillermo Fernández Vara lo hizo en público. "Lo primero que tiene que hacer Irene Lozano es pedir perdón, disculparse, ante miles de militantes socialistas honrados que nos hemos sentido ofendidos en muchas ocasiones por sus descalificaciones durante cuatro años”, dijo el presidente de Extremadura en declaraciones a El País.

En público, los que hablaban era para defender al líder, sin ningún acto en la agenda este viernes. “Pedro está haciendo lo que dijo que iba a hacer: abrir el partido y ofrecerlo como un cauce para gente que dentro de una visión progresista aporte y pueda enriquecer el proyecto. Esto es la demostración”, dijo a EL ESPAÑOL Patxi López. El socialista vasco es miembro del equipo de Sánchez y con silla en el comité de expertos en el que Lozano se integrará para asumir la elaboración del programa en materia de regeneración democrática.

Esa tarea es, en realidad, uno de los detalles que más han enfadado en algunos sectores del PSOE, resumidos a continuación:

1.- El azote del PSOE, candidata por el PSOE

Los vídeos no dejaban de circular por Whatsapp y Twitter. Este mismo periódico recopiló en su web los tuits más feroces de la diputada de UPyD, siempre muy crítica con el bipartidismo y con la corrupción que, según ella, amparaba el PSOE.

“Es un desastre. Esto no es un fichaje de una persona de la sociedad independiente, no es un referente que se meta en política. Lleva cuatro años dándonos sin piedad”, razonaba un ex alto cargo socialista. Hasta este mismo viernes, cuando renunció, era diputada por UPyD. “Es más, hace dos días se presentó para dirigir su partido”, recuerdan las mismas fuentes en referencia al congreso que perdió contra el candidato apoyado por Rosa Díez.

2.- La regeneración democrática

Es, quizás, lo que más le duele a los socialistas que aceptan que miembros de otros partidos puedan sumarse al PSOE. “¿Cómo se le ocurre darle esa responsabilidad?”, se preguntan algunos en el PSOE. Por una parte, otorgar la elaboración de propuestas en esa materia a alguien externo puede dar a entender que en el PSOE no había personas capaces. Por otra, se trata de un área sensible e importante como para que la asuma la hasta ahora diputada de otro partido.

3.-Dedazos en la lista por Madrid

Lozano ocupará el puesto número cuatro por Madrid, un lugar de elección asegurada y rodeado de los dirigentes de confianza de Sánchez. Pero es una decisión personal de Sánchez, como fue la de nombrar a la exmilitar Zaida Cantera en el número seis y la catalana Meritxell Batet como número dos.

El partido en Madrid apenas ha podido meter baza en una lista controlada por Ferraz.

4.- Las listas ya estaban cerradas

Mari Luz Rodríguez, responsable de Empleo de la Ejecutiva, tendrá que presentarse por Guadalajara, desplazando a Pablo Bellido, un candidato que además estaba imputado.

La irrupción de Lozano en las listas ha provocado malestar en el PSOE porque el proceso estaba prácticamente cerrado. “Esta no es manera de hacer las cosas”, razonaban fuentes socialistas críticas con la decisión.