Consulta 9N

El soberanismo desoye al TSJC y apoyará masivamente a Mas

400 alcaldes de municipios catalanes acompañarán al presidente de la Generalitat a su llegada al Palacio de Justicia.

El soberanismo desoye al TSJC y prevé una mayor movilización ante la declaración de Mas

El soberanismo desoye al TSJC y prevé una mayor movilización ante la declaración de Mas

  1. Consulta 9N
  2. Proceso soberanista
  3. Independencia
  4. Generalitat de Catalunya
  5. Cataluña
  6. Artur Mas
  7. Partidos políticos
  8. Justicia
  9. TSJC
  10. Manifestaciones
  11. Protestas sociales
  12. Política

El comunicado que emitió el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) condenando las concentraciones delante del Palau de Justicia no ha conseguido amedrentar a los partidos y entidades independentistas. Si el pasado martes se concentraron cientos de personas delante del tribunal para apoyar a la consejera Irene Rigau y a la exvicepresidenta Joana Ortega, se prevé que el jueves se redoble la presión con una movilización todavía mayor ante la declaración de Artur Mas.

400 alcaldes de municipios catalanes ya han confirmado que acompañarán mañana a Mas a su entrada al Palacio de Justicia. Estarán encabezados por el alcalde de Girona, Carles Puigdemont, y el de Premià de Mar, Miquel Buch. Los ediles se han citado ante el Parlament -que queda a pocos minutos caminando del Tribunal- para dirigirse hasta el TSJC ataviados con las varas de mando y demás símbolos que identifican el poder municipal. La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha anunciado que no estará en la movilización porque tiene previsto un viaje institucional a Milán.

El Govern al completo también acompañará a Mas al tribunal. La ANC y Òmnium, por su parte, han citado a los ciudadanos a las 9:30 delante del Palacio de Justicia para aguardar la llegada del president, que declarará a las 10. Tal y como sucedió el martes, también se prevé que acudan dirigentes de otros partidos como UDC, la CUP o ICV a apoyar al president. Su figura, sin embargo, genera más recelos entre los partidos que las dos consejeras que declararon el martes. Algunas formaciones, como Podemos, han condenado la imputación pero han anunciado que no acompañarán a Mas porque él no se solidarizó con los huelguistas de 2012.

La vicepresidenta del Govern, Neus Munté, ha negado que el apoyo a Mas sea un mecanismo de presión y ha alegado que es un “acompañamiento de un Gobierno solidario” ante la imputación de tres de sus miembros por el hecho de “defender la democracia y poner las urnas”. Munté considera que las presiones que ha recibido el Poder Judicial “son de otros”.

El TSJC emitió un comunicado el martes en el que consideraba estas manifestaciones “un ataque directo y sin paliativos a la independencia judicial”. La sala de Gobierno del Tribunal añadía que estas concentraciones “respondían a una estrategia favorecida, diseñada y encabezada por representantes públicos”.

ANC, Òmnium, AMI y la ACM, las entidades que han convocado las concentraciones, consideran el comunicado del TSJC “una coacción al derecho de manifestación” y han llamado a la ciudadanía a arropar a Mas ante su declaración. La ANC incluso ha organizado autocares para trasladar a manifestantes hasta Barcelona.

Las declaraciones ante el TSJC de Mas, Rigau y Ortega han conseguido aglutinar a todos los partidos que defienden un cambio en las relaciones entre España y Cataluña. Después de una campaña muy polarizada entre los detractores y los partidarios de la independencia, las comparecencias de esta semana ante el tribunal han recibido la condena de todos los partidos catalanes menos el PP y C’s.