DESFILE DEL 12 DE OCTUBRE

Susana Díaz, de compras en Chueca con su marido e hijo recién nacido la víspera de la fiesta nacional

Mientras otros presidentes autonómicos como Mas, Urkullu o Barkos o el líder de Podemos Pablo Iglesias boicotean el acto, la andaluza asistirá a la recepción en el Palacio Real.

Domingo, 11 de octubre. 18:55 horas, calle Augusto Figueroa (Madrid).

Domingo, 11 de octubre. 18:55 horas, calle Augusto Figueroa (Madrid).

Los actos de la Hispanidad siempre han estado cargados de matices políticos, pero los de este lunes, más si cabe, tras las elecciones independentistas catalanas aún por resolver y a dos meses de las generales. La ausencia anunciada de Artur Mas no es sorpresa, pues nunca ha acudido. El presidente catalán quiere un ejército pequeño y una Constitución para Cataluña, por lo que su presencia invalidaría por completo su discurso. Lo de Urkullu va por la misma línea. Éste siempre ha sido muy crítico con el Ejército español al que ha llegado a comparar con ETA y del que ha dicho que tiene “una mentalidad belicista y provocadora”.

Uxue Barkos, de Geroa Bai, que se estrenaría este año, no estará presente por motivos de agenda, tal y como ha informado Europa Press. Pablo Iglesias, que lo que en realidad huye es de ponerse el traje (dudamos que lo tenga), hizo creer primero que había perdido la invitación para unas horas después argumentar la idea de que su ausencia responde a que “es más útil en la defensa de los derechos y la justicia social en este país que en este tipo de actos".

Será la primera vez para Emiliano García Page, presidente de Castilla-La Mancha; Pedro Antonio Sánchez, de Murcia; José Ignacio Ceniceros, presidente de La Rioja; Ximo Puig, de la Comunidad Valenciana; Francina Armengol, de Baleares; Javier Lambán, de Aragón; Cristina Cifuentes, de la Comunidad de Madrid y Fernando Clavijo, de Canarias.

Los reelegidos juegan con ventaja en la grada; Guillermo Fernández Vara, presidente de Extremadura; Revilla, eterno presidente de Cantabria; el asturiano Javier Fernández; el presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera; el jefe de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo y los presidentes de Ceuta y Melilla, Juan Jesús Vivas y Juan José Imbroda.

La dirigente socialista Susana Díaz acude por primera vez en calidad de presidenta autonómica, ya que en las dos anteriores lo hizo como presidenta en funciones. La familia socialista saca pecho en la grada este año, al pasar de dos a siete presidentes autonómicos, fruto de los resultados cosechados en las elecciones del 24M.

En Chueca

Díaz fue vista por EL ESPAÑOL este domingo a las 18:55 horas por la calle Augusto Figueroa en Madrid paseando como una española más, junto a su marido José María Moriche y su bebé de tres meses en el cochecito (un modelo Stokke Xplory que cuesta 1.000 euros), lo mismo que cobra su marido como librero en Sevilla.

Tal y como ha podido saber este periódico, la presidenta andaluza ha estado comprando en varias tiendas del barrio de Chueca y se ha dejado ver por La Casa del Libro, tal y como han comentado varios tuiteros. Dicen que la maternidad la ha enternecido frente a su rival, Pedro Sánchez. Lleva semanas en las que no ataca su falta de liderazgo y sólo le ha reclamado que no ceda frente a las presiones vascas y que “module” la cantidad de dinero que pagan Navarra y el País Vasco por los servicios que presta la Administración central en sus territorios.

Felipe VI con Susana Díaz el pasado 9 de julio en Zarzuela

Felipe VI con Susana Díaz el pasado 9 de julio en Zarzuela Madrid

Durante su paseo madrileño, Susana Díaz utilizó un calzado cómodo que no combinaba con el resto de su atuendo. Este lunes coincide con el Rey, con el que ha demostrado tener buena sintonía en varias audiencias privadas.