Elecciones Generales 2016

El día de gloria del diputado canario 176 Pedro Quevedo

El voto de Quevedo, de Nueva Canarias, puede ser crucial en la investidura de Rajoy, pero recuerda que el PP tiene una factura pendiente con Canarias de 1.000 millones.

El diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo.

El diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo. Efe

  1. Elecciones Generales 2016
  2. Nueva Canarias
  3. Pedro Quevedo
  4. Mariano Rajoy Brey
  5. PSOE
  6. Albert Rivera

¿15 minutos de fama que decía Andy Warhol o auténtico día de gloria?

“¡Esto es una avalancha!”, dice riendo Pedro Quevedo, el diputado de Nueva Canarias cuyo voto se ha hecho de oro: él solito puede devolverle a Mariano Rajoy la presidencia del Gobierno. A media tarde del lunes, cuando ha hablado desde Las Palmas por teléfono con EL ESPAÑOL, este canario bien humorado con aspecto de galán de cine ha perdido la cuenta de los periodistas que ha atendido. Un día es un día, y este lunes ha sido el suyo.

Quevedo, que lleva 16 de sus 60 años en política, intuyó que su valor subía el domingo por la noche cuando vio los números que arrojaron las urnas y empezó a hacer cuentas. Calculadora en mano, esto es lo que le salió: PP+Ciudadanos+PNV+CC=175. Con su voto, el suyo, él que está solo en el Parlamento y que acudió a las elecciones en compañía del PSOE pero que a partir del 19 de julio pasa al Grupo Mixto, se convirtió de súbito en The One and Only! El voto número 176, la mayoría absoluta.

Decidirá el partido

Digerida la sorpresa, el hombre más buscado de España habla de “especulación muy especulativa” y dice que “no es serio adjudicarle a un solo diputado esa responsabilidad: algo no funciona bien en la política española si esto ocurriera. La hipótesis no ha salido ni de Nueva Canarias ni del PSOE”.

Sobre la mesa, añade, hay mucho más que eso. Primero se lo tiene que pedir el PSOE; después tiene que reunirse y aprobarlo la ejecutiva de su partido- “no soy un hombre solo”-, y después tienen que estar de acuerdo PNV y C's: “No tengo claro que el PNV lo esté, y Rivera tiene un problema muy serio: ha condicionado su apoyo a la ausencia de Rajoy y me gustaría ver cómo resuelve ahora ese posicionamiento. Tiene que haber una reunión entre Ciudadanos y el PP ya mismo”.

Y más cosas. “Que Rajoy no le vuelva a hacer la cobra al rey”, dice de nuevo riendo en referencia al desistimiento del pasado 22 de enero: “Si acepta la invitación del Jefe del Estado para formar Gobierno, tendrá que hacer un esfuerzo muy grande para convencernos desde sus coordenadas ideológicas.

Aunque hay que reconocer que ahora está mejor colocado que, el 20D”. Mejor, pero Quevedo recuerda que el PP ha perdido 49 diputados desde 2011, y que “han pasado cosas muy gordas” en forma de corruptelas sin que nadie se haya responsabilizado políticamente de ellas a excepción del ministro canario José Manuel Soria, que cayó con los papeles de Panamá. Quevedo está seguro de que el brexit les ha favorecido mucho, y advierte que los populares no han de olvidar que los españoles han vuelto a votar a favor de un cambio político.

La financiación canaria

Felipe González tuvo que pasar por caja con los nacionalistas catalanes, y también José María Anar. ¿Cuánto cuesta la abstención de los nacionalistas canarios para que Mariano Rajoy pueda seguir en La Moncloa? Quevedo se sabe de memoria las cifras del austericidio: “En financiación económica llevamos 700 millones de euros al año en servicios públicos, y en cuanto al Régimen Económico y Fiscal de Canarias, en el plan de carreteras hemos perdido en los últimos cuatro años 734 millones de euros; en el plan de empleo hemos pasado de 42 millones a cero; en turismo, de 40 a cero; en Educación, de 40 a cero. Eso, por no hablar de la suspensión de la bonificación de las energías renovables”. La factura pendiente supera con creces los mil millones de euros.

La avalancha de este lunes le viene de cine para “poner el foco en Canarias”. A él ya le pusieron cara los españoles durante las tres rondas de consultas en La Zarzuela entre enero y abril. La piel bronceada, los ojos claros, el pelo blanco y un acento suavón: un actor de los de antes. Como el rey recibe a los partidos políticos con representación parlamentaria de menor a mayor, a Quevedo siempre le tocaba el primero. Así, de buenas a primeras, se vio convertido en una especie de portavoz de Casa Real con rueda de prensa en directo desde la sala de prensa del Congreso.

Le sirvió para esa inesperada tarea su propia experiencia como portavoz del Gobierno canario, pero reconoce al principio se vio sorprendido por las cámaras y el exceso de atención. Además de diputado nacional una legislatura, ha sido diputado autonómico, consejero del Cabildo y teniente de alcalde del Ayuntamiento de Las Palmas. Ahora, cuando vuelva a Zarzuela a partir del 19 de julio, le parecerá lo más normal del mundo hablar con el rey: “Entonces ya la dije a don Felipe que el que tenía que tomar la iniciativa para formar Gobierno era Rajoy. Se lo voy a repetir, esta vez con más motivo".