ELECCIONES GENERALES 2016

Unidos Podemos culmina su guerra de desgaste en Andalucía contra Susana Díaz

Pablo Iglesias y Alberto Garzón sacan músculo contra el PSOE con un acto abarrotado en Jerez (Cádiz). Teresa Rodríguez pide a la presidenta de la Junta que "no sea la gran valedora de la gran coalición con sus tanques en Ferraz". El cabeza de lista cita a Alberti, Miguel Hernández y 'Los Mosqueteros'. 

Alberto Garzón y Pablo Iglesias este jueves en Jerez de la Frontera.

Alberto Garzón y Pablo Iglesias este jueves en Jerez de la Frontera.

  1. Unidos Podemos
  2. Pablo Iglesias
  3. Alberto Garzón
  4. PSOE
  5. Susana Díaz
  6. Elecciones Generales 2016

Unidos Podemos ha culminado la intensa campaña que ha desarrollado en Andalucía con un macroacto celebrado en Jerez de la Frontera (Cádiz). En una plaza de la Alameda -hubo, por supuesto, referencia obligada a "las alamedas" de Salvador Allende- abarrotada por cientos de personas, Pablo Iglesias y Alberto Garzón han sacado músculo contra el PSOE en la comunidad autónoma donde gobierna su gran rival, hoy y quizás en el futuro, en la izquierda española: Susana Díaz. 

Sin tener en cuenta la tradicional pegada de carteles del primer día y el cierre de campaña de este viernes, ambos actos en Madrid, Unidos Podemos ha empezado y terminado estos quince días de batalla electoral en la misma comunidad autónoma: Andalucía. Esto no es casualidad, teniendo en cuenta que la coalición de izquierdas fía buena parte de sus opciones de sorpasso al PSOE en Madrid, el Mediterráneo y Andalucía

Caladero de votos de Podemos

Si el primer gran mitin celebrado en Málaga fue relevante para la coalición, más aún lo ha sido el acto de este jueves en Jerez de la Frontera (Cádiz). Se trata de uno de los pocos mítines en que han compartido cartel Iglesias y Garzón. Y ambos estaban acompañados, entre otros, por la líder de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, gran enemiga política de Susana Díaz.

El propio lugar elegido para el acto es simbólico en gran medida, dado que Cádiz es la provincia andaluza donde Podemos tiene más fuerza, incluida la alcaldía de la capital que ostenta José María González, Kichi. De hecho, fuentes de Podemos aseguran a EL ESPAÑOL que la coalición de izquierdas tienen grandes oportunidades de ser la opción más votada en Cádiz este 26 de junio.

La batalla por Andalucía

Las mismas fuentes aseguran que es poco probable que Unidos Podemos gane al PSOE en toda Andalucía, principal caladero de votos socialistas. Pero, eso sí, confían en que el desgaste que la coalición provoque a los socialistas permita, colateralmente, que el PP supere a Susana Díaz en las urnas. Extremo que supondría una gran derrota para la presidenta de la Junta de Andalucía y minaría sus cacareadas opciones de hacerse con el liderazgo del PSOE si Pedro Sánchez renuncia tras un mal resultado el próximo domingo

En Unidos Podemos confían en erosionar a los socialistas en tierras andaluzas. En las pasadas elecciones generales Podemos e Izquierda Unida obtuvieron, por separado, 71 diputados (69 de Podemos y sus confluencias; 2 de IU). Con la confluencia y los mismos votos, habrían llegado hasta los 85 diputados. De las catorce provincias donde hubieran sumado otro diputado, cuatro son andaluzas: Granada, Málaga, Jaén y Sevilla. 

A tenor de estos datos, en Unidos Podemos se han planteado la batalla electoral en Andalucía como la más dura de la izquierda española en estos nuevos comicios. En las elecciones de diciembre, los socialistas fueron una vez más los más votados, con 1,4 millones de votos y 22 escaños. Podemos, en cambio, logró 749.000 sufragios y solo 10 diputados. La candidatura de IU, por último, llegó a 256.000 votos, pero no obtuvo representación. Este domingo se verá, al conocer los resultados, si la coalición de Podemos e IU ha conseguido variar el orden de las piezas en el tablero andaluz. 

De la "lucha de la clase obrera" a la libertad de Bódalo

Batallas políticas aparte, este mitin celebrado en Jerez de la Frontera ha sido diferente a otros actos de Unidos Podemos de esta campaña electoral. La fuerza de IU y del sector Anticapitalista de Podemos -que lideran Kichi y Teresa Rodríguez- se ha dejado notar en las formas. Así, se han coreado gritos como "viva la lucha de la clase obrera", se han visto más banderas republicanas que nunca y también se han escuchado mensajes que hasta ahora no han sido habituales. 

Por ejemplo, el dirigente de Podemos Rafa Mayoral ha afirmado que "espero que Andrés esté pronto en libertad", en referencia a Andrés Bolado, sindicalista del SAT que encabezó la lista de Podemos por Jaén el 20-D y que después fue encarcelado por una condena por haber agredido a un concejal del PSOE años atrás. Además, el propio Mayoral, el dirigente de IU Antonio Maíllo o la candidata de Podemos al Congreso Noelia Vera han arremetido, cada uno a su manera, contra Susana Díaz.

Después, llegaban las intervenciones más esperadas: Teresa Rodríguez, Alberto Garzón y Pablo Iglesias, que no ahorraron en ataques a Díaz y, sobre todo, al PP. El líder de IU se afanó en reclamar el voto de los mayores a través de "una alianza intergeneracional" y atacó una y otra vez a las élites económicas y políticas por su mala gestión de la crisis y por sus casos de corrupción. Y terminó diciendo que "este país será republicano" y con el lema "salud y república". El público respondió al grito de "España, mañana, será republicana".

Iglesias cita a Alberti, Miguel Hernández y Los Mosqueteros 

Tras una emotiva presentación de Garzón, que lo definió como "una buena persona", Pablo Iglesias empezaba su intervención recitando el poema de Rafael Alberti al pueblo gaditano. Después, el cabeza de lista de Unidos Podemos defendía "la alianza por el cambio histórico" entre Podemos y "la izquierda española de siempre", entre críticas al PP e ignorando al PSOE. "Nadie va a impedir que llegue el cambio político, si no es la semana que viene, será en dos años", decía Iglesias en referencia al posible resultado de las elecciones y a los pactos postelectorales.

Sabedor del auditorio que tenía delante, el líder del partido morado apelaba en varias ocasiones a "la lucha de clases" como motor de los cambios políticos. Una vez más Iglesias defendía que que "nosotros somos la fuerza política de la ley y el orden" mientras el resto "son los antisistema" por sus casos de corrupción. En la parte final de su discurso, un Iglesias más excitado de lo habitual en esta campaña citaba a Miguel Hernández para decir que "somos corazón y sangre del pueblo" y terminaba pidiendo el voto con el lema de Los Mosqueteros "uno para todos y todos para uno". 

La frase más aplaudida del acto, y que quizás mejor lo resume, fue esta que la líder de Podemos en Andalucía espetó a Susana Díaz: "No sea usted la gran valedora de la gran coalición con sus tanques en Ferraz una vez más".