Elecciones Generales 2016

Podemos, a Sánchez: "Si apoya al PP, nos acerca a la mayoría absoluta en otras elecciones"

La dirección del partido morado explica que el referéndum de Cataluña "no es una línea roja" para negociar con los socialistas.

Pablo Iglesias, en un acto reciente celebrado en Alicante.

Pablo Iglesias, en un acto reciente celebrado en Alicante. EFE

  1. Elecciones Generales 2016
  2. Pablo Iglesias
  3. Unidos Podemos
  4. Podemos
  5. Pactos electorales

Pablo Iglesias llamará en la noche electoral del 26-J a Pedro Sánchez con la intención de empezar las negociaciones para la investidura. En Unidos Podemos esperan que los socialistas decidan pactar con ellos. Y, si no es así, ya lanzan su advertencia. Fuentes de la dirección del partido morado explican a EL ESPAÑOL que "nada nos acercaría más a una mayoría absoluta que el hecho de que el PSOE facilitase un gobierno del PP".

En la negociación para formar gobierno, el partido de los círculos "no va a renunciar al referéndum en Cataluña pero tampoco es una línea roja". El deseo de Unidos Podemos, siempre según estas fuentes, es que las negociaciones de la consulta catalana transcurran "en paralelo" a las conversaciones para que haya gobierno en España.

Buscar el acuerdo con el PSOE

En línea con los mensajes que están repitiendo Pablo Iglesias y el resto de candidatos de Unidos Podemos, la idea del partido morado es conseguir un acuerdo de gobierno con el PSOE tras las elecciones generales del próximo domingo. Ahora mismo, con las encuestas en la mano, en Podemos confían en que al menos serán segundos en las urnas, por delante de la formación que dirige Pedro Sánchez.

Sea cual sea el resultado, en la noche electoral Iglesias telefoneará a su homólogo socialista para poner fecha al inicio de las negociaciones de investidura, explican fuentes de la dirección del partido de los círculos. La mayoría de sondeos apuntan a que la suma de ambas formaciones de izquierda está muy cerca de la mayoría absoluta.

En ese contexto, los dirigentes de Podemos creen, como repiten en los mítines, que "la opción más sensata" es llegar a un acuerdo de gobierno con el PSOE, su "aliado natural" para un"momento histórico". Pero, eso sí, si los socialistas no dan el paso de apoyarles y facilitan un ejecutivo presidido por Mariano Rajoy u otro candidato del PP, en el partido morado están seguros de que saldrían beneficiados a medio plazo, porque en las siguientes elecciones, sean cuando sean, "estaremos más cerca de una mayoría asboluta". O, en otras palabras, de pasokizar al PSOE. 

Cataluña, "en paralelo"

Sin duda, en unas hipotéticas negociaciones de los partidos de izquierdas uno de los asuntos claves será qué ocurre con el referéndum de autodeterminación en Cataluña. En Podemos, como es sabido, son partidarios de que esa consulta se celebre, pero para que "Cataluña siga en España", aunque con "otro encaje constitucional". 

Desde la dirección de Podemos explican a EL ESPAÑOL que no están dispuestos a renunciar a que la consulta se celebre, pero, al mismo tiempo, indican que "el referéndum no será una línea roja en la negociación". De hecho, su idea es que después de las elecciones del 26-J los dos asuntos, la investidura y la consulta catalana, se negocien "en paralelo". Para estas fuentes, el factor temporal es determinante, porque se trata de que "España tengo gobierno ya en agosto" y, después, se aborde a fondo la cuestión catalana.