PSOE

Sánchez dice que solo un PSOE fuerte hará que le apoyen los que le dijeron ‘no’ tras el 20-D

Llama a la movilización masiva para ganar “voto a voto” y se define como la única salida al “bloque de los extremos”.

Sánchez , durante su mitin en Valencia.

Sánchez , durante su mitin en Valencia.

  1. PSOE
  2. Pedro Sánchez
  3. Pactos electorales

El candidato socialista a la Moncloa, Pedro Sánchez, ha hecho un llamamiento para que ningún votante desencantado –entre los que ha citado “viejos socialistas” y “progresistas”- se quede en casa el 26-J. El objetivo de esta última semana en la carrera al 26-J es “ganar el cambio voto a voto”, arañar hasta el último sufragio posible para dar la vuelta a las encuestas que les sitúan por detrás de Podemos. “Solo un PSOE fuerte, ganador, que sea la primera fuerza hará que los que dijeron no en su día digan sí y haya un gobierno socialista”, ha dicho Sánchez en alusión a Podemos.

El jefe de Ferraz ha participado este sábado en la tradicional Fiesta de la Rosa de los socialistas valencianos. En la Comunidad Valenciana, la confluencia de Podemos con Compromís ya logró el 'sorpasso' al PSPV el 20-D.

En este foro lleno de militantes y simpatizantes, Sánchez ha proclamado que “no puede haber ningún progresista en casa” el día de las elecciones y que “solo” será posible el cambio con “la socialdemocracia que representa el Partido Socialista Obrero Español”. “No puede haber ningún progresista en casa el 26-J (…) Los viejos socialistas que dicen que no tienen que ir a votar, que esos viejos socialistas salgan a votar y den ejemplo”, ha proclamado.

Sánchez ha tirado de historia del partido citando a los últimos secretarios generales y expresidentes, entre ellos a José Luís Rodríguez Zapatero que fue reivindicado por el líder de Podemos, Pablo Iglesias. Y lo ha hecho para reprochar esta alusión. “El desencanto entre los de Podemos llega hasta Pablo Iglesias, hasta él reconoce que los mejores presidentes son socialistas (…) Nosotros somos mejores, somos socialistas de toda la vida”. También ha defendido un Estado laico para que 'los Cañizares' sean historia.

EL PSOE COMO SALIDA AL “BLOQUE DE LOS EXTREMOS”

El candidato socialista se ha reivindicado frente a Iglesias, que ha pasado de tenderle la mano públicamente a ni siquiera citarle en sus últimas apariciones, y que el viernes defendió que solo ellos son el “voto útil” para echar al PP. También frente al PP que llama al “voto moderado”. “Rajoy e Iglesias comparten una misma forma de entender la democracia, si no hacen lo que dicen el resultado es el bloqueo y el inmovilismo que hemos sufrido, por eso la única salida al bloque de los extremos es el PSOE”, ha dicho.

El secretario general de los socialistas valencianos, Ximo Puig, que gobierna en la Comunidad Valenciana con Compromís y con el apoyo de Podemos, centró sus críticas solo en el PP. “Un voto a Rajoy es un voto indigno”, dijo. El presidente valenciano negó que el voto popular sea un voto “moderado” como defiende Rajoy.

EL FOCO DEL ORGULLO LGTBI

Antes, Pedro Sánchez ha acudido a la manifestación del Orgullo LGTBI en Valencia. Allí ha encabezado la marcha junto al secretario general de los socialistas valencianos, Ximo Puig, y también con la líder de Compromís, Mónica Oltra, que ha visto como el mayor protagonismo de los focos y los asistentes a la marcha se los ha llevado el candidato del PSOE a la Moncloa. Aunque no todos se han declarado seguidores. “No le voto, pero para que la vea mi madre”, le gritaba una joven a otra. Al mismo tiempo dos amigas incitaban a su amigo Jonathan, que iba con la bandera arcoíris, a acercarse a retratarse también.

Mientras todas las miradas y gritos se dirigían a Sánchez (con Oltra casi al lado con cara de circunstancias), un grupo de simpatizantes de Compromís irrumpió al grito de ‘A La Valenciana’, la alianza con la que se presenta junto a Podemos e IU en la Comunidad Valenciana. Oltra, portavoz del gobierno que encabeza el socialista Puig, abandonó la cabecera de la manifestación antes que el líder del PSOE.