26-J

El PP congela la negociación de los debates por el recelo de Rajoy

PSOE, Podemos y C's creen que el PP dilata su decisión para limitar al máximo la exposición de Rajoy.

Los candidatos en el debate y el atril vacío de Rajoy en el debate a tres de la última campaña

Los candidatos en el debate y el atril vacío de Rajoy en el debate a tres de la última campaña

Mutis por el foro. Esa es la actitud que PSOE, Ciudadanos y Podemos perciben en el Partido Popular respecto a los debates electorales. A un mes de las elecciones, no existe ninguna garantía de que vaya a haber debate alguno con los cuatro principales candidatos o que al menos se repita el cara a cara que enfrentó a Mariano Rajoy con Pedro Sánchez. Pese a las reivindicaciones repetidas por casi todos los partidos, el PP ha salido de la escena y se mantiene en silencio sin confirmar qué hará su líder.

Los partidos tienen desde hace semanas varias propuestas de debate, especialmente de los principales medios de comunicación, aunque no sólo. La asociación Demos de la Universidad Carlos III de Madrid también ha propuesto un encuentro a cuatro en un auditorio con estudiantes. Antes de las últimas elecciones, a su llamada respondieron tan solo Pablo Iglesias y Albert Rivera, que mantuvieron un cara a cara moderado por el periodista Carlos Alsina. 

Ahora, la asociación lo ha intentado de nuevo e incluso ha reunido más de 60.000 firmas a través de la plataforma Change.org que fueron entregadas el miércoles pasado en la sede nacional del PP. Este miércoles se cumple el plazo de una semana dado por los populares para responder, pero la asociación confirma que aún no tienen noticias. 

Sin noticias del PP

A quien tampoco ha respondido el PP es a las principales televisiones, medios de comunicación y al resto de partidos. Según fuentes del partido, es decisión de Jorge Moragas, el jefe de campaña de Mariano Rajoy.

A pesar de que antes del 20D el presidente del Gobierno en funciones se resistió a debatir con Iglesias y Rivera, en esta ocasión el PP descarta "completamente" el 'cara a cara' entre Rajoy y Pedro Sánchez. No obstante, las mismas fuentes creen que "es posible" que se cierre un debate a cuatro entre los líderes del PP, PSOE, Ciudadanos y Podemos, sobre todo porque estos dos últimos partidos ya están representados en el Parlamento. 

"El PP no emite", aseguran a este diario desde el PSOE, que como Podemos y Ciudadanos ha rechazado debates a cuatro en los que no esté Rajoy. En la última campaña se celebró uno en Atresmedia con la presencia de Soraya Sáenz de Santamaría, algo que ahora no será posible por la oposición frontal de los demás candidatos. 

Los dirigentes del PSOE creen que Rajoy está mareando la perdiz para impacientar al resto de candidatos y que acepten debates sin el líder del PP. Los socialistas creen que el PP quiere resguardar a su líder y han reconsiderado su decisión de ir a casi todos los debates sin prácticamente exigir condiciones, como hicieron antes del 20-D. Sánchez participó en tres debates: uno a tres con Iglesias y Rivera, uno a cuatro que sumó a Sáenz de Santamaría y uno a dos con Rajoy, el único al que fue el presidente del Gobierno. 

Podemos y C's valoran otros formatos

Fuentes de Ciudadanos y Podemos advierten de que no mandarán a sus cabezas de listas a debatir con números dos de PP o PSOE, pero valoran participar en debates a dos o a tres. En ese sentido, ambos partidos han recibido ofertas interesantes sobre las que aún no han decidido.

"No me imagino que Rajoy también se quiera esconder de los debates", dijo el secretario de Comunicación de C's, Fernando de Páramo. "No hay excusas, que hay que dar la cara y hay que debatir". 

El PP ha dicho en varias ocasiones que participará en todos los debates, aunque sin aclarar quién será su representante. El propio Rajoy ha reivindicado que es el líder que más ha debatido, aunque eso se explica porque su primera candidatura fue en 2004, cuando perdió frente a José Luis Rodríguez Zapatero. Ya entonces rechazó un debate con el candidato socialista ya que en el PP se confiaba en una victoria segura que no convenía arriesgar en prime time.