LA DIRECCIÓN REGIONAL NO QUERÍA

Génova impone a Bonig que Gerardo Camps siga en la lista de Alicante

En Madrid se basan en que no existe resolución judicial alguna que impute al exvicepresidente.

El exconseller de Hacienda, Gerardo Camps.

El exconseller de Hacienda, Gerardo Camps. Efe

  1. Isabel Bonig
  2. Mariano Rajoy Brey
  3. PP Partido Popular
  4. Comunidad Valenciana
  5. Alicante (Provincia)

La dirección nacional del Partido Popular ha cumplido a rajatabla su promesa de cambiar los menos nombres posibles en las listas para el 26-J. Por no cambiar, Mariano Rajoy no ha apartado ni siquiera a los candidatos señalados por indicios de corrupción. Bajo la premisa de que si un cargo no es investigado puede seguir en su puesto, Gerardo Camps consigue mantener el puesto número 4 de Alicante y Óscal Clavell el número 2 por Castellón.

La imposición de Madrid de “mantener intactas” las listas ha sentado como un jarro de agua fría al equipo que pilota el partido en la Comunidad Valenciana, que se ha impuesto tolerancia cero frente a la corrupción como símbolo para demostrar a los ciudadanos y militantes que en Valencia ya no se pasa ni una. Según denunció hace unos días el Partido Socialista de Valencia, el exconseller Gerardo Camps aparecía como firmante de varias facturas con gastos en comidas y combustible en su etapa de vicepresidente.

Tras estallar el escándalo, la dirección regional no ha hecho ni una sola muestra de apoyo a su compañero. Tampoco el partido en la provincia de Alicante. La muestra de su disconformidad se recogía en la nota de prensa que distribuyó cuando se hicieron públicas las listas definitivas y que decía textualmente que habían seguido la directriz de Génova de repetir todos los nombres.

De hecho, fuentes del PP valenciano aseguran que este último caso se suma a la vinculación que durante los últimos meses se ha hecho entre Camps y el caso Imelsa. Ni siquiera el temor a que una nueva investigación judicial al candidato salga en plena campaña ha servido para convencer a la dirección nacional de apartarlo ahora, “antes de tiempo”.

Desde Madrid se basan en que no existe resolución judicial alguna que impute al exvicepresidente para resistirse a sacarlo de las listas. Hacer lo contrario, aseguran, “marcaría un precedente” que no se quieren permitir. De hecho, recuerdan que la línea roja es que solo los cargos investigados en casos de corrupción serán expedientados y apartados. Nunca antes, ya que ha habido casos donde se ha “señalado continuamente a algún miembro de este partido y al tiempo se ha demostrado que son inocentes”.

El caso de Castellón

Tampoco ha habido ni un solo cambio en Castellón, donde existía la duda de que se excluyese al número dos de la lista, Óscar Clavell. El exalcalde de Vall d´Uixó está procesado por prevaricación, malversación y fraude por un pago que autorizó en su etapa en el consistorio, a pesar de que los funcionarios del Ayuntamiento se opusieron rotundamente.

Este caso es radicalmente distinto al de Camps, ya que Clavell cuenta con el respaldo de la presidenta del PP regional, Isabel Bonig. De hecho, ella era la alcaldesa del municipio cuando se produjo aquel episodio. De hecho, fuentes del partido regional aseguran que la causa abierta contra el exedil es una cuestión puramente administrativa y presumen de que él mismo se ha comprometido a abandonar el cargo si finalmente se produce la apertura oral.

El Comité Electoral Nacional del PP que preside la catalana Alicia Sánchez-Camacho se reunió este martes para dar luz verde a unas listas que presentaron muy pocos cambios. Rajoy decidió finalmente mantener a la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, en la lista del PP al Congreso por Madrid, aunque se especuló mucho con que fuera de número 1 por Valladolid, su tierra.

Hay novedades en la lista de Murcia: el 'número dos' lo ocupará el actual consejero de Fomento e Infraestructuras, Francisco Bernabé, que si resulta elegido tendrá que abandonar su actual cartera en el Ejecutivo. Bernabé reemplaza al veterano diputado Andrés Ayala, que en las anteriores elecciones del 20 de diciembre ocupó el puesto número 4 de la lista y que este martes comunicó al líder del PP su intención de no formar parte de la candidatura a las próximas elecciones generales por motivos "estrictamente personales".

En el caso de Segovia, la lista al Congreso volverá a estar encabezada por Beatriz Escudero, mientras que para el número dos se ha elegido finalmente a Jesús Postigo, en sustitución de Pedro Gómez de la Serna. En Andalucía, el único cambio en los cabezas de lista ha tenido lugar en Málaga, ya que Carolina España, que fue de número tres hace cinco meses, lidera ahora la lista al Congreso por esa provincia tras la renuncia del alcalde de Estepona, José Manuel García Urbano. Su número dos en la candidatura por Málaga será la exministra Celia Villalobos, que había manifestado públicamente su deseo de encabezarla como ya hizo en varias ocasiones en el pasado. El presidente del PP andaluz, Juan Manuel Moreno, buscó a la desesperada otro nombre que no fuera Villalobos.

Cambio también en Baleares y Canarias

También es nuevo el cabeza de lista en Baleares. La dirección nacional del PP ha optado finalmente por Teresa Palmer, actual delegada del Gobierno en las islas, después de que el exalcalde de Palma Mateo Isern hubiera anunciado su renuncia a liderar la lista como hizo en diciembre por "motivos personales".

María del Carmen Hernández Bento será la cabeza de cartel en Las Palmas de Gran Canaria tras la renuncia del ministro de Industria, Energía y Turismo José Manuel Soria a todos sus cargos al aparecer su nombre en los llamados 'papeles de Panamá'.

También habrá cambio en la candidatura de Tenerife, y Pablo Matos baja al segundo lugar y será relevado al frente de la misma por Ana Zurita, consejera del PP en el cabildo tinerfeño. Ernesto Aguiar estará en el tercer puesto. Además, María Auxiliadora Pérez Díaz estará en primer lugar en la lista al Senado por Gran Canaria, seguida de Hipólito Alejandro Suárez.