ELECCIONES GENERALES

Los siete hitos de la campaña de Podemos para 'remontar' el 20-D

El partido de Iglesias confía en sus opciones de victoria tras 15 días en los que han volteado las encuestas. 

Pablo Iglesias, líder de Podemos

Pablo Iglesias, líder de Podemos

Moderación, sonrisas y remontada. En esas tres palabras puede resumirse, a grandes trazos, la campaña electoral de Podemos, que ha durado más de los quince días que marca la legislación. En el último mes y medio, el partido que encabeza Pablo Iglesias ha logrado cambiar algunos de los marcos de discusión y ha colado sus principales mensajes electorales. Y llega a este 20 de diciembre en una posición que parecía imposible. Todas las encuestas señalan su crecimiento en estos días.

El propio aspirante a la Moncloa hacía balance este viernes. Aseguraba que "llegamos al final de la campaña con mucha ilusión y muy contentos. El próximo domingo las urnas se van a llenar de sonrisas y de ilusión por el cambio. Nos vemos muy fuertes y con muchas ganas". Ese otpimismo por conseguir un gran resultado el 20-D está basado en siete hitos innegables en la campaña electoral de Podemos.

1. La moderación

Semanas antes de que se iniciase la campaña electoral, Podemos dejó clara su nueva hoja de ruta para intentar ganar las elecciones: la moderación. Podemos tenía que dejar de parecerse al Podemos que muchos ciudadanos temían. Pablo Iglesias, Íñigo Errejón y sus compañeros empezaron a repetir mensajes como "las garantías constitucionales", "la centralidad de la política", "nos jugamos la próxima década de la política española" o "el nuevo acuerdo de país que no deje a nadie atrás". Todos son mensajes incluyentes, alejados del sectarismo de las siglas.

2. La remontada

El pasado 2 de noviembre, a un mes de las elecciones, Iglesias y Errejón utilizaron por primera vez el término que ha sido el leitmotiv de su campaña y que, además, puede acabar convirtiéndose en realidad cuando todos los pronósticos decían que era solo un eslogan vacuo. Desde aquel día, en un acto preelectoral celebrado en Getafe, hasta este 18 de diciembre en el mitin final de Valencia, "la remontada", coreada por los simpatizantes en cada lugar, ha sido el himno de Podemos. Solo este domingo se verá hasta qué lugar es capaz de remontar el partido morado.

Este mismo viernes, en su balance de campaña, el candidato de Podemos decía en Murcia que "parece que todas las encuestas, que suelen ser muy conservadoras con nosotros, reconocen ya que la remontada se ha producido y que hemos llegado al final del segundo cuarto con muchas posibilidades de ganar". "Vamos a seguir trabajando hasta el final -agregaba-, sabiendo que nuestras referencias son esos ayuntamientos del cambio y ahora toca que ese cambio llegue a la Moncloa y si ya lo reconoce hasta el propio Mariano Rajoy pues parece obvio que la posibilidad está muy cerca".

3. Las alianzas en Galicia, Cataluña y Valencia

A contrarreloj, apenas unas horas antes de que se cerrase el plazo legal para ello, Podemos cerró sus diferentes alianzas electorales en Galicia, Cataluña y Valencia. Las Mareas lideradas por Beiras, el partido de Ada Colau y Mónica Oltra con Compromís son los socios de referencia de Podemos en esos lugares. Y la formación emergente fía gran parte de sus esperanzas en los resultados que pueda lograr en estas tres comunidades y en Madrid para voltear definitivamente los sondeos que solo hace tres semanas pesaban como losas.

En este contexto es insoslayable en la campaña de Podemos hablar del personaje que ha emergido como uno de sus principales activos políticos que, incluso, eclipsa en las intervenciones a Iglesias. Se trata de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que se ha convertido en la principal aliada del líder de Podemos. No por casualidad, han compartido cinco actos electorales: un mitin en L'Hospitalet, otro acto con conexiones entre varias ciudades, otro mitin en Badalona, el acto central de la Caja Mágica y, por último, el cierre de campaña de este viernes, 18 de diciembre, en Valencia.

Iglesias a su llegada a Santander

Iglesias a su llegada a Santander

4. La Operación Menina

En los primeros días de campaña, el aspirante a la Moncloa de Podemos consiguió marcar agenda cuando afirmó que había en marcha una 'Operación Menina' que consistía en que los votos de Albert Rivera servirían para hacer presidenta del Gobierno a la hoy vicepresidenta, Soraya Saénz de Santamaría. Era solo uno de los fantasmas de esta campaña, una acusación que buscaba provocar a sus adversarios. Pero el caso es que hizo fortuna. Y hasta ellos entraron al trapo en las celebraciones por el Día de la Constitución, el domingo 6 de diciembre. Las acusaciones cruzadas entre todos sobre sus hipotéticas intenciones para el 21 de diciembre han sido la tónica de la campaña. Y ello ha beneficiado a Podemos, que como iba cuarto en las encuestas y apenas parecía tener opciones, no tenía nada que perder en ese tipo de debates.

5. El debate de Atresmedia

Para Podemos y para sus ansias de remontada, hay un antes y un después del debate a cuatro celebrado en Atresmedia el pasado 7 de diciembre. Pablo Iglesias se impuso a Albert Rivera, Pedro Sánchez y Soraya Sáenz de Santamaría. Aquella victoria, indiscutida por la mayoría de analistas, insufló más optimismo y más ganas en los líderes y simpatizantes de Podemos. Desde aquel día, las encuestas son cada día más favorables para todos ellos. El famoso último minuto de Pablo Iglesias, con sus menciones a la corrupción y, sobre todo, con su petición de "sonrisas", ha sido quizás el gran hito en esta campaña de Podemos. Desde ese día, en sus actos electorales, tanto en los discursos como en la ilusión de los asistentes, se ha percibido una confianza creciente que emana de ese "sonreíd, que sí se puede".

6. El mitin central en la Caja Mágica

El domingo 13 de diciembre Podemos tenía un reto: llenar el pabellón madrileño de la Caja Mágica. Aunque hubo algunos huecos en las gradas, más de 10.000 personas acudieron al mitin. Fue el mismo día en que Ciudadanos también llenó el Palacio de Vistalegre. Unos llenos que simbolizaron que los partidos de la nueva política superaban, al menos en ilusión y ya se verá si en votos, a las formaciones del bipartidismo. En honor a la verdad, el discurso del candidato de Podemos aquel día no fue, ni de lejos, el más brillante, pero su emoción al final, cuando las lágrimas cubrieron su rostro, también ha supuesto un hito en esta campaña donde ha recorrido más de 13.000 kilómetros por toda España.

7. La alternativa al PP y el último empujón

La última semana de campaña electoral ha estado marcada por tres hechos: el cara a cara del lunes 14 entre Rajoy y Sánchez, el funeral por los dos agentes asesinados en Kabul y la agresión en Pontevedra al presidente del Gobierno. En estos días, Podemos ha explotado los aires de "remontada", concretados en encuestas más favorables, para intentar situarse como única alternativa real al Partido Popular. Teniendo en cuenta el desgaste de Albert Rivera y los errores de Pedro Sánchez, Iglesias ha empezado a ningunear a Ciudadanos y PSOE, a quienes ni menciona en sus intervenciones, para centrarse en un discurso hilvanado contra el PP sobre la base de los casos de corrupción que afectan a la formación gobernante. Y, en paralelo, tanto el candidato como sus colaboradores más cercanos piden a sus seguidores un último empujón. El mensaje es que ya se ha acabado la campaña de los partidos, pero no "la campaña de la gente". Por ello, reclaman a sus votantes que traten de convencer a sus conocidos para que elijan morado y, con ello, la remontada sea posible.