ELECCIONES GENERALES

Podemos, entre la euforia por los sondeos y el cansancio de Iglesias

El partido morado llega a la última semana de campaña creyendo en “la remontada” y atacando al PP.

El líder de Podemos en el mitin de la Caja Mágica.

El líder de Podemos en el mitin de la Caja Mágica.

Cuando se inició la campaña electoral, Pablo Iglesias e Íñigo Errejón hablaban de “la remontada”. Nadie les creía cuerdos. Han pasado diez días y la realidad, innegablemente entremezclada con sus deseos, no es tan sombría. Todas las encuestas publicadas son coincidentes en apuntar al crecimiento del partido morado. Incluso, algún sondeo les sitúa ya por encima del PSOE. El anverso de la moneda es que en los últimos mítines el candidato, centrado en atacar al PP, ha dado muestras de cansancio.

Lo reconozcan o no en público, los dirigentes de Podemos andan más que ilusionados con las encuestas publicadas en la última semana y aún confían más, si cabe, en las que se van a publicar al final del período legal para hacerlo. Su euforia nació en los debates electorales, sobre todo en el de Atresmedia, y se ha ido alimentando con lo ocurrido tanto en los mítines como en las redes sociales. Su sensación es que Pedro Sánchez se ha suicidado políticamente y están convencidos de que pueden ganar o, cuanto menos, superar a PSOE y Ciudadanos. De ahí que sus apelaciones a “la remontada” sean pronunciadas cada vez con más convicción.

Contra el presidente

Este lunes Pablo Iglesias tenía programado un mitin en Bilbao. Sin embargo, ha suspendido este viaje -irá en su lugar Errejón- para asistir a un programa de La Sexta sobre el debate entre Mariano Rajoy y Pedro Sánchez. Es bastante previsible que el líder de Podemos atacará a ambos contendientes, como ha hecho hasta ahora, por no haberle incluido en el debate. Y, aunque el líder del PSOE es su rival directo por el mismo caladero de votos, también es de prever que será especialmente duro con el presidente del Gobierno.

Al menos, esa es la conclusión que cabe extraer de lo ocurrido en los últimos cuatro mítines de Podemos. En todos esos actos, Iglesias ni siquiera ha mencionado a Albert Rivera ni a Pedro Sánchez pero, en cambio, se ha dirigido al “señor Mariano Rajoy” en una veintena de ocasiones en cada acto. Su intención es ubicarse como principal alternativa al PP, algo que trata de hacer ninguneando a sus otros oponentes.

Las alianzas y el efecto Colau

Para conseguir un buen resultado en las urnas en toda España, en Podemos confían, sobre todo, en sus opciones electorales en varias comunidades. Amén de Madrid, donde pueden ser tercera fuerza, esperan lograr grandes resultados en Cataluña, Valencia y Galicia. Allí han trenzado alianzas con formaciones regionales que les garantizan un amplio respaldo social. De hecho, Iglesias estará en las tres comunidades en esta última semana de campaña.

De todos los aliados electorales de Podemos, quien ha emergido con más fuerza es, sin duda, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. En los tres actos electorales que ha compartido con Iglesias, el último este domingo en la Caja Mágica madrileña, la regidora municipal ha enardecido a los presentes y ha llegado a eclipsar al candidato de Podemos. Es la más aplaudida y aparece como el gran apoyo de Iglesias en esta campaña. La candidatura En Comú Podem puede ganar las elecciones en Barcelona e, incluso, en toda Cataluña, al decir de algunas encuestas.

Iglesias y Colau se abrazan.

Iglesias y Colau se abrazan.

Toda la fuerza de Colau para contentar a sus seguidores contrasta, en cambio, con los síntomas de cansancio que está mostrando el candidato de Podemos en sus últimas intervenciones. Iglesias ha perdido la frescura del inicio de la campaña y cada vez sus discursos parecen más fríos y previsibles. En ello tiene que ver, sin duda, que intenta alejarse de la crispación y presentarse como un hombre de estado, pero también es evidente que le pesan los días de caravana electoral. En el primer fin de semana de campaña, logró marcar la agenda política con algunas balas dialécticas -como la 'Operación Menina'-, pero en las últimas horas se está quedando sin fuelle.

El cierre, en Valencia

Aparte del debate de este lunes que ha trastocado sus planes, Iglesias tiene previsto recorrer varios puntos del norte de España entre martes y miércoles. Acudirá en dos días a Santander, Oviedo, A Coruña y Valladolid. El calendario de campaña se completará con el viaje a dos comunidades autónomas donde Podemos se juega buena parte de sus opciones el 20-D.

El jueves la caravana que encabeza Iglesias pasará por Sevilla. Y, para concluir un maratón de más de 12.000 kilómetros por toda España, la última parada será en Valencia. No es casualidad que el último mitin se celebre en la capital del Turia. Como ya se ha dicho, la alianza entre Podemos y Compromís puede resultar clave para los intereses electorales de la formación emergente. En todos los actos el mantra será el mismo: puro optimismo y mucho "sí se puede" porque “la remontada es posible”. Luego, habrá que ver qué ocurre en las urnas.

En Podemos creen que "sí se puede".

En Podemos creen que "sí se puede".