Elecciones Generales

El PP no llena las 4.000 sillas del acto central de campaña de Rajoy

La plaza de toros de Las Rozas, con capacidad para 4.000 personas, no se llena en el mitin central de campaña. Mariano Rajoy recupera el fantasma del tripartito para asustar al electorado.

Rajoy saluda a Aguirre en el acto del PP en Las Rozas

Rajoy saluda a Aguirre en el acto del PP en Las Rozas Efe

El presidente del Gobierno ha empezado su mitin central de campaña recordando a “los compatriotas asesinados en Kabul. Su vida es irrecuperable, pero ellos han dado su vida por nuestra seguridad y nuestra libertad. Son nuestro mejor rostro y encarnan lo mejor de nuestro país. Descansen en paz”.

Tras destacar la presencia de Leopoldo López y anunciar que se le ha concedido el pasaporte español, ha recuperado el fantasma del tripartito de perdedores: “Quisiera deciros alguna cosa mas: el derecho al voto no está completo sin el derecho a saber lo que uno vota. Y hay quien se presenta con un programa que es papel mojado porque no se presentan para gobernar, sino para ver si suman con otros. Da lo mismo que sus propuestas no tengan nada que ver. Solo coinciden en una cosa: echar a la lista mas votada, quieren que no gobierne el PP, pero desde luego que el PP va a ganar y va a gobernar”.

Sin embargo, el candidato Mariano Rajoy se esforzó en pedir el voto ante un auditorio reducido en la plaza de toros de Las Rozas donde caben 4.000 personas y, aunque se esforzaron en traer autobuses con simpatizantes de otros pueblos, no se pudo colgar el cartel de "lleno hasta la bandera".

El Partido Popular no es un invento de hace un cuarto de hora. Somos 800.000 militantes que levantan la bandera en cualquier rincón de España

A una semana con la cita electoral, Rajoy redobló los ataques a los dos partidos emergentes, Ciudadanos y Podemos, sin citar ni una sola vez su nombre ni el de sus líderes: “El Partido Popular no es un invento de hace un cuarto de hora. Somos 800.000 militantes que levantan la bandera en cualquier rincón de España”. El mitin del candidato popular a las elecciones del 20-D se cerró con los cuatro objetivos que quieren conseguir en la próxima legislatura: “Crear empleo; mejorar las pensiones, la Sanidad, la Educación, los servicios sociales y la atención de los pensionistas; defender la nación española y luchar contra el terrorismo”. Antes de volver a prometer que en 2020 habrá 20 millones de ciudadanos cotizando a la Seguridad Social, ha hecho alusión a los nuevos. “Podemos hacer las cosas mejor. Otros os podrán decir: votadme a mí porque no hemos hecho nada mal. Pero es que no han hecho nada”.

El candidato del PP ha sentido el cariño de los suyos, que le vitorearon “¡presidente!” cuando pedía el voto para él. “Hay partidos que empiezan y acaban con su candidato. El nuestro no. Somos 800.000 militantes, a ver dónde hay eso. Este es un gran partido, el mayor de España, con más y mejores militantes. No hemos nacido en un plató de televisión ni somos producto del marketing. Somos el fruto del trabajo de muchísima gente a lo largo de muchísimos años”, aseguró.

Las dos teloneras de Rajoy

Las dos teloneras del acto central de campaña fueron Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes, que por un día enterraron el hacha de guerra y se propinaron sendos piropos para vender la imagen de unidad de partido. La más dura con los adversarios fue la presidenta del PP en Madrid, que recordó a los militantes y simpatizantes presentes en el acto que solo queda una semana para la cita con las urnas “y todavía hay muchos indecisos que no saben a quién van a votar, o si van a votar”. Aguirre atacó sobre todo a Podemos: “el populismo barato luego sale carísimo”. Y recordó que “nosotros estamos con los que creen que la austeridad de hoy es la prosperidad de mañana y que la demagogia de hoy es la miseria de pasado mañana. Nosotros no competimos para ver quién sale mejor en la tele. Estamos con los que creen que la política es algo más que un desfile de modelos”.

Nosotros no competimos para ver quién sale mejor en la tele. Estamos con los que creen que la política es algo más que un desfile de modelos

Antes que Mariano Rajoy, le tocó el turno a la presidenta de la Comunidad de Madrid, que exclamó con mucho ahínco que su líder “es y será el mejor presidente de España” mientras sonaba la versión rock del himno del PP y los militantes se ponían en pie y movían la bandera al grito de “¡presidente!”. La popular puso como ejemplo la mala praxis que, a su juicio, ha llevado a cabo el Gobierno de Manuela Carmena para intentar frenar la remontada que todas las encuestas dan a Podemos. “En Madrid tenemos la desgracia de sufrir la realidad de sus políticas, que nos ha traído más atascos, más suciedad y más contaminación”.

Además, Cifuentes resaltó las razones por las que el Partido Popular, a su juicio, debe seguir gobernando tras el 20-D. “Tenemos programa y tenemos un grandísimo equipo con titulares, reserva, banquillo y hasta cantera. Tenemos al frente del equipo al mejor candidato que se puede tener, Mariano Rajoy”.

Antes de cerrar el acto, al que acudieron los ministros de Hacienda (Cristóbal Montoro) y la de Agricultura (Isabel García Tejerina); el presidente del Senado, Pío García Escudero y muchos primeros espadas del PP regional, Rajoy volvió a meter el miedo en el cuerpo al electorado con el fantasma del tripartito: “Quisiera deciros alguna cosa mas, el derecho al voto no está completo sin el derecho a saber lo que uno vota. Y hay quien se presenta con un programa que es papel mojado porque no se presentan para gobernar, sino para ver si suman con otros. Da lo mismo que sus propuestas no tengan nada que ver. Solo coinciden en una cosa: echar a la lista mas votada, quieren que no gobierne el PP, pero desde luego que el PP va a ganar y va a gobernar”.