ELECCIONES GENERALES

El pacifista y el JEMAD, la extraña pareja de Podemos en Zaragoza

El antimilitarista Pedro Arrojo y el general José Julio Rodríguez han hecho buenas migas y trabajan juntos. 

Julio Rodríguez y Pedro Arrojo, en una rueda de prensa.

Julio Rodríguez y Pedro Arrojo, en una rueda de prensa.

No son Jack Lemmon y Walter Matthau en La extraña pareja, pero, al igual que aquellos en la película, Pedro Arrojo y José Julio Rodríguez, pacifista el primero y general del Ejército el segundo, han tejido en Podemos una relación entre personajes antagónicos. Y, como les pasaba a aquellos dos seres solitarios de la comedia, ambos han acabado juntos por casualidades del destino. Quién iba a decirles que ahora estarían juntos encabezando la lista del partido morado por Zaragoza y haciendo campaña codo con codo como si fueran viejos conocidos.  

No han sido pocas las ocasiones en que Arrojo (1951), un veterano de las luchas sociales en Aragón y gran experto en todo lo que tiene que ver con el agua, ha evidenciado su ideología antimilitarista. Mayúscula debió ser la sorpresa del cabeza de lista al enterarse por la prensa, hace dos meses, de que el ex JEMAD José Julio Rodríguez (1948) iba a ser su compañero como número dos en la candidatura de Podemos al Congreso. Aunque no tardó en valorar positivamente el fichaje (habló de "revulsivo de cambio impresionante"), muchos en Zaragoza tenían serias dudas sobre cómo sería la relación entre ambos. Eran temores infundados.

La integración del militar  

El ex JEMAD se ha integrado rápidamente en Podemos. Fuentes del partido que han trabajado junto a él durante estos dos meses explican que "pronto tomó confianza con los equipos de trabajo, con los que mantiene una relación muy fluida". Parecía que la diferencia de edad con sus nuevos compañeros sería un obstáculo, pero nada más lejos de la realidad, al decir de estas fuentes. "Como buen militar, es muy disciplinado, suele decir que él está a las órdenes de la dirección de campaña y hará lo que esta decida".

Arrojo y Rodríguez no se conocían antes de encontrarse en el partido morado. Ahora, se van de cañas

En esa línea, tanto en Podemos de Aragón como en la dirección nacional están sorprendidos de la buena relación que se ha establecido entre ambos candidatos. Arrojo y Rodríguez no se conocían antes de encontrarse en el partido morado. La primera vez que se vieron y hablaron fue el pasado 11 de noviembre en el parque contiguo al Planetario de Madrid. Allí coincidieron en la presentación de los cabezas de lista de la formación. "Estuvieron hablando mucho rato, Arrojo era más proactivo porque Rodríguez es más reservado", explican en el partido. Dos días después, el ex JEMAD viajó a Zaragoza para conocer al resto de sus compañeros en Aragón.

Arrojo acompañó a Rodríguez a varios reuniones y entrevistas. Y ahí se empezó a soldar una relación que tiene visos de acabar en estrecha amistad. Desde entonces, "se llevan especialmente bien, porque no se limitan a la relación de trabajo". Hablan a menudo por el móvil y comparten actos públicos. "El uno y el otro sienten mutua curiosidad", aseguran sus compañeros tanto en Zaragoza como en Madrid. "Ya se han ido de cañas juntos para conocerse, es como si tuvieran mutua admiración".

Rodríguez y Arrojo, en el inicio de campaña.

Rodríguez y Arrojo, en el inicio de campaña.

Esta sintonía que, a priori, podría parecer extraña les conviene a ambos porque, entre otras cosas, ahora tienen que compartir escenarios y discursos en varios mítines. El próximo sábado ambos hablarán en el pabellón Príncipe Felipe de la capital maña junto al candidato a la Moncloa, Pablo Iglesias, y al líder del partido en Aragón, Pablo Echenique. Será uno de los actos más multitudinarios en toda la campaña de Podemos. Además, Arrojo y Rodríguez compartirán mitin el domingo en Zaragoza y el jueves siguiente en Huesca.

¿Irán juntos al Congreso?

En las elecciones del próximo 20 de diciembre los zaragozanos decidirán con sus votos si esta extraña pareja continúa unida en Madrid los próximos cuatro años. En la provincia de Zaragoza hay en juego siete asientos en el Congreso de los Diputados. Desde Podemos explican que históricamente PP y PSOE se han repartido estos escaños, sea con cuatro y tres o con cinco y dos para cada uno de estos grandes partidos. La irrupción de Podemos y Ciudadanos va a cambiar las cosas.

Fuentes del partido morado insisten en que la opción más probable es que en esta cita electoral el reparto sea diferente. "Lo normal es que el cuarto de estos partidos solo obtenga un diputado y los otros tres obtengan dos cada uno", arguyen. Y dan por hecho que ellos estarán entre los que obtengan dos diputados.

No obstante, la última encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) apunta a que Podemos solo obtendría un diputado por esta circunscripción. Así, en principio solo Arrojo se convertiría en diputado mientras el general se quedaría fuera del Parlamento. En el partido que lidera Pablo Iglesias no quieren ni oír esa posibilidad y remarcan que lograrán al menos dos diputados de los siete en juego en Zaragoza. Si este optimismo no se convierte en hecho el 20-D, la otra opción sería que Arrojo se sacrificase para dar paso a Rodríguez. Una opción solo posible entre amigos.  

La extraña pareja, en la presentación de candidatos.

La extraña pareja, en la presentación de candidatos.