Elecciones generales

Podemos 'pesca' en una fundación del PSOE a su nuevo fichaje para el 20-D

Javier Pérez-Royo es miembro de la Fundación Alfonso Perales, la “fábrica” de ideas y de dirigentes del PSOE andaluz. Coloboró con Felipe González y ahora será el número tres por Sevilla. 

Imagen distribuida por Podemos para anunciar el fichaje de Royo

Imagen distribuida por Podemos para anunciar el fichaje de Royo

  1. Podemos
  2. PSOE
  3. Listas electorales
  4. Javier Pérez-Royo
  5. Partidos políticos
  6. Pablo Iglesias
  7. Campaña electoral
  8. Felipe González
  9. Fundaciones
  10. Andalucía
  11. Política

En el PSOE no ha sentado nada bien la confirmación del fichaje por Podemos del catedrático de Derecho Constitucional Javier Pérez-Royo, que será el número tres al Congreso por Sevilla. La operación es similar a la del ex Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), José Julio Rodríguez, y se ha gestado desde la dirección de Podemos en Madrid. De hecho, es una decisión de Pablo Iglesias aunque la dirección andaluza estaba totalmente informada. Pérez-Royo irá en la candidatura por designación a dedo y sin pasar por un proceso de primarias, aunque esa posibilidad ya estaba contemplada en este procedimiento (se pueden incluir a representantes de movimientos sociales, sociedad civil y personas independientes), según recordaron fuentes de la organización.

El vínculo de Pérez-Royo con el PSOE viene de antiguo y es de sobra conocido desde los tiempos de Felipe González en La Moncloa pasando por la Junta de Andalucía de Manuel Chaves y acabando por José Antonio Griñán, a quien confeccionó hace apenas tres años un documento con la propuesta para una reforma federal del Estado. Entre sus últimas actividades vinculadas al PSOE estaba la de ser miembro del consejo asesor de la Fundación Alfonso Perales, de la que a día de hoy sigue perteneciendo tal y como figura en su web. Esta fundación tiene como línea de trabajo ser “fábrica y difusión de ideas, la formación y generación de dirigentes y la gestión documental histórica sobre el pensamiento socialista y progresista de Andalucía”.

En uno de sus artículos de julio de 2014, y publicados en la web de esta fundación bajo el título "Recuperar la centralidad", Pérez-Royo ya se mostraba crítico y analizaba el declive de estas siglas desde 2010. "Han pasado ya cuatro años y nada hace pensar que haya mejorado la posición del PSOE. La evidencia empírica de naturaleza electoral de que disponemos nos indica lo contrario. No podemos tener seguridad de que se haya alcanzado el suelo electoral. Pero sí la tenemos de que se está aproximando al umbral de irrelevancia. Quiero decir con ello que el PSOE se encuentra en una situación en la que no se ha encontrado nunca en su historia centenaria... Después de haber sido, con diferencia, el partido más fuerte de la democracia española, se encuentra al borde de la irrelevancia”, apuntaba.

Actitudes de "partido viejo"

Desde el respeto a las decisiones ajenas, en el PSOE no han ocultado la incomodidad que les supone esta última incorporación a Podemos. El secretario de Organización del PSOE-A, Juan Cornejo, cuestionó “a cuántos círculos se lo habrán consultado” el fichaje de Pérez Royo, al igual que el de Rodríguez, y si esta elección a dedo no implica que este partido esté exhibiendo ya actitudes “de partido viejo”. “Con tal de asaltar los cielos están llegando al travestismo político”, censuró Cornejo. Entre las filas socialistas también hay quienes ironizan con si Pérez-Royo es o no de esa “casta” de la que tanto han despotricado en Podemos.

Después de días de rumores, la confirmación del fichaje de Pérez-Royo llegaba vía comunicado, en el que Pablo Iglesias resaltaba que su incorporación es vital ante el proyecto de la formación morada de cinco grandes acuerdos de cambio constitucional.

“Para liderar el cambio necesitamos contar con los mejores en cada ámbito y nadie cuestiona que Pérez-Royo es una de las personas con más prestigio en el Derecho Constitucional de este país”, argumentaba Iglesias. En la “brillante” trayectoria de este jurista, nacido en Sevilla en 1944, destaca el haber sido uno de los padres del Estatuto de Andalucía y participó en la redacción del Estatuto Catalán de 2006, también ocupó el puesto rector de la Universidad de Sevilla (ahora es profesor y coordinador del máster en su especialidad), y ostenta las medallas de oro del Parlamento Andaluz y de la Junta de Andalucía.

Olvidar a Gordillo

Para justificar su decisión, Pérez-Royo ha elevado a Podemos a la categoría de “palanca de cambio” para “abrir “la Constitución a los cambios que exige la situación actual, desde el modelo territorial a los mecanismos para atajar la crisis social, las desigualdades, la corrupción o la representatividad de las instituciones.

Pérez-Royo irá de número tres en una lista que encabeza uno de los miembros del núcleo duro del equipo de Pablo Iglesias, Sergio Pascual, que sí superó el proceso de primarias.

La maniobra de Podemos también se encuadra dentro de la estrategia de ir captando a quienes algo han tenido que ver con el PSOE y deshacerse, al menos en Andalucía, de la imagen que le sitúa en la órbita de Juan Manuel Sánchez Gordillo o Juan Cañamero, los máximos referentes de la CUT. El primer paso en esta dirección ya lo dio la líder de esta formación en Andalucía, Teresa Rodríguez, cuando en un mitin invitó a incorporarse a las filas de Podemos a un grupo de 17 exsocialistas gaditanos (exconcejales y dirigentes) que apoyaron su candidatura.